Análisis Mario Golf: World Tour para 3DS

Un nuevo componente más para el extenso catálogo de la portátil estereoscópica de Nintendo. Tras un año 2013 con obras inolvidables y que han servido como ejemplo para demostrar que 3DS es una máquina impresionante, llega la segunda obra de Camelot para dicho sistema tras un mediocre Mario Tennis Open; llega Mario Golf: World Tour.

2

Como ya os contamos en un especial dedicado a esta compañía, Camelot es un perro viejo en esto de desarrollar videojuegos, habiendo pasado por SEGA, Sony o Nintendo, lugar que conocen especialmente bien y donde han sentado cátedra gracias a dos de los deportes más elegantes que se precien: Golf y Tenis. Tanto GameBoy como su sucesora GameBoy Advance, así como las domésticas Nintendo 64 o GameCube pueden dar certeza de ello. Títulos sobresalientes y que sirvieron de referencia para demostrar que no siempre la simulación realista es la mejor manera de interpretar una experiencia deportiva. Al contrario, Camelot se ha caracterizado siempre por la sencillez y accesibilidad gracias a sus mecánicas arcade y ese toque tan desenfadado como adictico.

Para más inri, ha habido varias obras como las que vieron la luz en GameBoy y GBA cuya piedra angular era el desarrollo y evolución de un personaje personalizable con el que progresar en una historia que si bien no destacaba por su originalidad –como muy bien hicieron en Golden Sun y Golden Sun 2- sí cumplía con lo que se pedía, ya que la mezcla por la que apostaron sigue siendo a día de hoy muy interesante: RPG Deportivo.

Nintendo 3DS tuvo que conformarse con una nueva entrega de Tenis mediocre tras la ausencia en su predecesora Nintendo DS, por tanto el deseo de ver algo grande era muy alto. No es que se tratase de un mal juego, es más, lo que ofrece no cojea por ningún sitio, el problema viene cuando aquello que ofreces es insuficiente por mucho componente online que hayas introducido. Nada de modo RPG, personalización mínima de nuestro Mii, jugabilidad menos fresca que la original con excesivos efectos en los peloteos… El modo online no permitía jugar más allá de partidas simples, sin poder hacer torneos o ajustar los requisitos de búsqueda del rival con mayor soltura.

No obstante cuando se presentó Mario Golf hace ya más de un año para Nintendo 3DS y se confirmó que era Camelot la que tomaba el timón, la gente se preguntaba si verdaderamente iba a ocurrir lo mismo o si, por el contrario y como presuponían sus primeras imágenes y vídeos, la propuesta prometía algo gordo. En un primer momento debería haber llegado el pasado verano de 2013, pero su retraso prometió mejoras en el cartucho y un resultado final más pulido y perfeccionado. Fue algo que se pudieron permitir gracias a una Nintendo 3DS que se encontraba tranquilamente sentada en su trono mientras veía como su nombre imprimía billetes y más billetes en cualquier parte del mundo.

3

Finalmente, 2014 ha llegado y Mario Golf: World Tour también. Catalogado por un servidor en más de una ocasión como el gran tapado de la máquina para el presente ejercicio, puedo decir con rotundidad que podría haberlo sido sin problema, ya que sus carencias son pocas pero importantes. Vamos por partes:

Una vez iniciemos nuestra partida tendremos varios modos de juego, tanto individuales como en línea. Si no disponéis de conexión a internet no tenéis nada que temer ya que el contenido del juego cumple con creces gracias a una notable variedad de modos como son completar un trazado en el menor número de hoyos, hacer pasar la bola por anillos dorados y conseguir de esta forma más puntos y monedas, pistas con objetos del mundo de Mario como si de un Mario Kart se tratase… Todo ello sin olvidarnos del modo que –personalmente- más gusta y que verdaderamente tiene sentido, el Golf tradicional. Podremos escoger cuántos hoyos tendrá nuestra partida con un máximo de 18, así que la duración de estas partidas rápidas durará lo que nosotros deseemos.

6

Una de las mejores cualidades de Mario Golf: World Tour es su exquisito control o swing, que se podrá configurar en automático o manual. Para golpear la bola será tan sencillo como apostar por el ya clásico triple clic (Inicio, control y potencia) con los botones de acción de la consola o bien desde la pantalla táctil, muy bien aprovechada. En el panel inferior se mostrará en todo momento la bola dividida en cuatro secciones invitando a que jugueteemos con los efectos y la dirección de la bola; si lo aprendemos a controlar se le puede sacar mucho, mucho partido. Es destacable también la aparición del top-spin y el back-spin a la hora de ejecutar los golpes. Me explico:

Cuando finalicemos el disparo habrá que pulsar A o B o en su defecto un doble A o B e incluso una combinación de ambos dependiendo de si queremos ejecutar un top-spin (A > A), súper top-spin (A > B), back-spin (B > B) o por último súper back-spin (B > A). Esto nos insta a usar la cabeza antes de golpear, sumado a la incorporación del viento que nos podrá jugar una mala pasada como en todo buen juego de golf que se precie. Imaginad que tenemos mucho viento a favor y vamos a lanzar la bola al Green con la intencionalidad de dejarla lo más cerca posible del hoyo, entonces una alternativa es la de calcular el disparo para que se quede lo suficientemente cerca de nuestro objetivo con un poco de back-spin para contrarrestar el avance que nos vaya a propiciar el viento.

4

No podemos olvidar la opción de previsualización de los golpes en muchas perspectivas, la selección del palo o la dirección de los disparos casi sin limitaciones. Los entornos de los escenarios serán muy variados y coloridos, partiendo de un típico campo verde sin demasiados elementos que puedan repercutir en nuestro avance a otros más fantásticos y alocados, impensables en cualquier otro título de golf pero justificable aquí ya que Mario, es Mario. Solo con deciros que hay un recorrido bajo el agua no creo que haga falta decir más. Bueno sí, que está genialmente pensado y utilizado con diferentes reacciones físicas para la bola, nada de una mera adaptación visual con estrellas de mar y otros elementos característicos de las profundidades marinas

Como podéis ver la jugabilidad es una maravilla, reforzada todavía más con el Club Castillo, un intento de modo RPG basado en la utilización de un Mii que tiene la intención de ser el mejor golfista del Reino Champión. Para ello será necesario retar y vencer a todas las personalidades típicas de este universo. El plantel de personajes seleccionables será: Mario, Luigi, Peach, Daisy, Yoshi, Wario, Waluigi, Diddy Kong, Bowser, Bowser Jr, Donkey Kong y Boo. Como desbloqueables estarán Toad, Birdo, Paratroopa y Kamek. Hay otros cuatro más pero los mencionaremos más adelante con otro aspecto tan controvertido como decepcionante. En este Club Castillo podremos comprar elementos para nuestro Mii visitando diferentes lugares del Cartillo –bastante mal indicado- entre los que podemos encontrar palos, viseras, camisetas, muñequeras… Todas ellas varían alguna característica de nuestro jugador, desde los efectos hasta la potencia. El desplazamiento en este lugar te ofrece toda la libertad que imagines, pero está increíblemente limitado.

El contenido que ofrece son tres campos completos de 18 hoyos cada uno (teniendo que pasar una ronda clasificatoria antes de participar en lo que podríamos denominar como Campeonato): Recorrido Bosque, Recorrido Costa y Recorrido Desierto. Una vez finalizados (un par de horas si somos hábiles, o incluso menos), aparecerá más contenido pero ya totalmente alejado del golf convencional, puesto que los recorridos serán más bien desafíos fantásticos como el Jardín de Peach con turbos en el suelo, el Estanque de Yoshi con propulsores volantes, el Parque Floruga con vegetación a esquivar y el divertidísimo Lago Cheep Cheep, bajo el agua.

1

Estos cuatro añadidos tampoco nos llevarán más que otro par de horas, haciendo que este modo Club Castillo nos dure unas cinco o seis horas, algo que personalmente me ha decepcionado profundamente. Eso de establecer nuestro hándicap y las rondas clasificatorias le dan un toque muy desafiante al modo, pero nos obliga a jugar muchas veces en el mismo campo para hacer todo el rato lo mismo, llegando a ser monótono y aburrido. Se le podría haber sacado mucho más partido, por ejemplo incluyendo en los tres campos principales –donde jugamos al golf convencionalmente- los otros cuatro fantásticos que tan bien lucen en las pantallas de Nintendo 3DS. El contenido total incluido en el cartucho es de 10 recorridos y 126 hoyos, unas cifras casi idénticas a las de sus predecesores y que no son pocas, en absoluto. El problema viene cuando una semana antes del lanzamiento del título nos comunican que habrá un pase de temporada de pago con nada más ni nada menos que 108 hoyos más a modo de DLC, divididos en cuatro entregas de lanzamiento periódico durante las próximas semanas incluyendo a personajes como Toadette, Mario Dorado, Nabbit y Estela/Rosalina o campos inspirados en Mario Galaxy, por poner un ejemplo. ¿Que cuánto cuesta cada uno de estos DLC? 5,99 euros o 11,99 si compramos el pack completo antes de que llegue el mes de junio.

Una decepción absoluta. No vale eso de decir “pero de qué os quejáis, si de por sí ya trae más hoyos que todas las entregas anteriores de la saga” ¿Acaso eso significa que no se pudieran introducir el doble de hoyos que en su predecesor? Lo único que quiere significar todo este embrollo es que si quieres tenerlo completo tienes que pagar 50 euros y no 40 como cuesta en las tiendas. El cabreo generalizado se ha debido especialmente primero a la forma de comunicarlo y lo pronto que salen a la venta estos contenidos adicionales, y es que el primero de los pases está disponible desde el mismo día de lanzamiento. Sí, amigos, Nintendo también se ha unido a la política de los DLC de pago desde el primer día del título en las tiendas.

5

El modo online es muy interesante gracias a la no necesidad de estar conectados al mismo tiempo con otros jugadores sino que los torneos en línea tendrán unos tiempos marcados a priori de inicio y fin del evento para que el jugador pueda organizarse a completar los recorridos estipulados. En caso de conseguir la victoria o en algunos casos únicamente con participar, conseguiremos ropas y accesorios para nuestro Mii. En caso de jugar con amigos, podremos hacerlo de manera simultánea viendo su fantasma a tiempo real acompañado de un reloj con cuenta atrás para cada turno. Nintendo ha prometido ser asidua a la hora de celebrar torneos y eso es algo que se agradece.

Gráficamente luce de maravilla y saca más partido que Mario Tennis Open, aprovechando muy bien la variedad cromática de la que se hace gala el mundo de Mario y jugando muy bien con la iluminación y elementos incluidos en los escenarios. En una 3DS XL se ve mucho mejor ya que el campo de visión es más amplio y cómodo. El efecto 3D es muy agradable, no marea y no os darán ganas de quitarlo con el paso de las partidas. En verdad son pocos los juegos que a día de hoy no saben utilizar correctamente este efecto tridimensional tras tres años en el mercado. Una lástima que en el apartado sonoro no pueda rendime ante el trabajo de mi querido Motoi Sakuraba, al que desde el respeto le digo que no se encuentra en su mejor momento. Me cuesta recordar mientras escribo estas líneas un tema que se haya grabado en mi memoria como sí sucedía antes. Espero que no sea sino un descanso para volver con las pilas cargadas en el ansiado Golden Sun 4 que tanto esperamos. Venga va, Camelot, que tanto tú como yo sabemos que hay que hacerlo más pronto que tarde. Con un teaser en el E3 nos conformamos.

mario_golf-2466525

Antes de finalizar no puedo olvidar que el modo Desafío alargará la duración del cartucho enormemente, invitándonos a desbloquear personajes, accesorios y campos a base de retos gradualmente más complejos.

A modo de conclusión, decir que Mario Golf: World Tour es un muy buen juego. Notable, pero no tan notable como me esperaba. Son muchos los factores que no me han gustado y da mucha rabia saber que las ideas con las que nace esta obra son estupendas pero no se han sabido aprovechar como se debiera. Nada de historia, un modo RPG pobre y con mucha menos profundidad de la esperada, sonido mejorable… Gracias a una estupenda jugabilidad y un apartado visual estupendos se suplen algunas carencias pero que no hacen de éste ese “gran tapado” que pronosticaba. ¿Es un referente en el catálogo de 3DS? Si te gusta el golf, por supuesto. Si no te hace mucha gracia, lo más recomendable es que descargues su demostración gratuita en la eShop y opines por ti mismo [80]

  1. @Tenzin , muchas gracias por el análisis … Muy completo y reflectivo como te caracteriza.

    Probé la demo y me resultó entretenido un rato , pero es que no me van los juegos de golf, asi que este juego no es para mi.Eso si , se agradece la inclusión del mismo en el catálogo de la N3DS para los que les guste la diversión y ese deporte.
    Lo de los DLCs … Lamentable.

    • Gracias por tu comentario, Zariguim. Lo cierto es que si no te gusta el Golf este juego no va a cambiar tu opinión. Por el contrario, si es un deporte al que le dediques horas con otras entregas, sean o no de la saga, es casi casi un imprescindible, teniendo en cuenta sus pros y contras.

      Un saludo! 🙂

  2. Estaba esperando la siguiente rebaja de la consola pero si sigue así por qué tendría que bajar de precio. En el próximo día sin IVA o algo así creo que me haré con ella de una vez.

    • Sendoh, te aseguro que si miras habitualmente por webs y foros encontrarás la 3DS XL incluso más barata que en los días sin IVA. Si quieres te doy un toque en cuanto lo vea un día de estos 😉

Deja un comentario