Chicabits se atreve a reseñar Pedro Sánchez Simulator

En medio de la indecisión política de los últimos tiempos, nace un divertido juego llamado Pedro Sánchez Simulator (¿quién sabe si habrá más versiones una vez que pase este año?) creado por Daniel Tordera, usando la herramienta Twine.

pedro sanchez

Esta herramienta permite hacer un videojuego a partir de puro texto y algo de voluntad y programación. Y en Pedro Sánchez Simulator podemos enfrentarnos a dilemas políticos de los que vemos todos los días. Fascinante, ¿Verdad?

La mecánica es sencilla: nos desplazamos a través del texto en blanco, leemos lo que nos ofrece y después clicamos en el texto azul que nos abre más opciones. Además de que podamos tener más y más elementos a descubrir, el texto azul nos da información acerca de lo que hemos leído con descripciones más exhaustivas y matices que revelan las intrigas internas de cada partido.

Tal como sucede cuando hablábamos de Davey Wreden y sus múltiples finales, este simulador político nos abre diversos “the end”. Dependiendo de las opciones que utilicemos y de lo que queramos pactar con unos o con otros, decidiremos el futuro de España con nuestras manos. De aquí se desprende la creatividad e ingenio con el que está hecho el juego, de las ganas de cada persona pueda ver a dónde ha llevado sus propias decisiones. Tal como sucedía con Spiderman: un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Además de ello, Pedro Sánchez Simulator se nutre de noticias y vídeos que ya hemos visto en los diversos medios. Un link a una página de “El Mundo” nos revelará que todo lo que se dice es verídico, por supuesto hay ficción, un mundo paralelo donde los políticos realmente cuentan la verdad y que la realidad adereza esa ficción cual muro que pega en las narices dejándonos a veces sorprendidos y cuestionando cada paso que damos.

“Hay que fabricar máquinas que nos permita seguir fabricando máquinas” o “Es el vecino el que elige al alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde” del Presidente en Funciones y los múltiples guiños a la edad temprana de Errejón (que no se te olvide llevarle al cole) hacen de la experiencia en el juego un buen entretenimiento a modo de sátira hacia el desajuste político en el que estamos viviendo.

La hoja de personaje de Pedro Sánchez nos permitirá escoger cuándo es el mejor momento para dejarlo, para no tener que pactar más o para rebuscar entre los partidos más pequeños, arañando un escaño por aquí y por allá para lograr ser presidente.

La figura de Felipe González es un caso a destacar funcionando como un ente, ese Pepito Grillo que nos dice lo que está bien o lo que está mal según vayamos moviéndonos en una paleta de colores. De lo azul a lo rojo, de lo naranja a lo morado. De aquí y allá. Un asunto de Estado en el que tenemos voz, voto y mando en Pedro Sánchez Simulator.[75]

  1. Pingback: Pedro Sánchez Simulator 2016 – Daniel Tordera

Deja un comentario