Be liquid, my friend [Análisis de Puddle para Xbox 360]

[AKB] Análisis Puddle

Puddle es el nuevo juego de Konami que está disponible en PSN y XBLA en el que deberemos acompañar por un peculiar viaje a una cantidad de líquido que irá cambiando de características y color hasta terminar esta preciosa aventura. Aunque muchos encajan el juego en el género de los puzles la verdad es que esto no es del todo cierto, pues tiene un aire más plataformero que otra cosa, entonces ¿qué demonios hemos de esperarnos del juego? Acompañadme a lo largo del texto y lo descubriremos.

H₂O

El apartado técnico del juego es bastante bueno, sobre todo a nivel artístico, los niveles y los diferentes sonidos tienen cierto carisma que hacen de Puddle un buen título a nivel audiovisual. La música nos acompaña en todo momento y los sonidos nos indicaran si nuestro líquido está cerca de explotar, de ser quemado o de ser evaporado, por ejemplo.

Puddle está completamente traducido a nuestro idioma, aunque tratándose de un juego de estas características tampoco era demasiado importante esta faceta aunque siempre se agradece.

[AKB] Puddle

Be liquid, my friend

Hace unas líneas os comentaba que pese a que Puddle está encajado en el género de los puzles la mayoría de las acciones que deberemos realizar en el juego nos recuerdan más a un plataformas que a otra cosa.

El título se maneja simplemente con dos botones, uno para inclinar el escenario hacia la derecha y otro para girarlo hacia la izquierda. Aunque la mecánica pueda parecer sencilla los obstáculos que encontraremos durante los maravillosos niveles harán que sea muy importante que coordinemos a la perfección todos nuestros movimientos, siendo indispensable saber mantener el “tempo” preciso de todas nuestras acciones. En algunas ocasiones puede que la dificultad de ciertos puntos de algunos niveles pueda llegar a desquiciarnos, para evitar que estrellemos el mando contra la pantalla de nuestro televisor, Konami ha tenido a bien incluir dos lloros que podremos usar para saltarnos ese nivel imposible en el que estamos atascados. Solo dispondremos de estos dos durante todo el juego, así que es muy recomendable que los reservéis hasta los escenarios finales.

[AKB] Puddle

Un detalle a destacar es la variedad de los escenarios y la multitud de situaciones diferentes que nos encontraremos durante el transcurso del juego, destacando sobre todo los niveles iniciales y finales de cada uno de ellos.

Para completar un nivel deberemos superar todas estas dificultades intentando perder el menor líquido posible, para marcarnos el líquido mínimo con el que deberemos superar la fase contaremos con una probeta en la parte superior izquierda de la pantalla que contará con una delgada línea roja. Si llegamos a rebasarla habremos perdido la posibilidad de completar el nivel y seguir en el juego.

Otra de las variantes que deberemos de tener en cuenta es el estado de la sustancia que manejamos, no siempre tendrá la misma viscosidad o reaccionará de igual manera, teniendo que manejarla en ocasiones con sumo cuidado si no queremos encontrarnos con una desagradable sorpresa.

Conclusiones

Puddle es un divertido juego que mezcla los puzles con las plataformas en el que nos encontraremos con diversas situaciones en el viaje de esta peculiar masa de líquido por diferentes y variopintos escenarios.

Marcar bien el tiempo de nuestras acciones y coordinar nuestros movimientos será esencial para superar los retos de cada nivel y pese a que algunos pueden llegar a ser frustrantes contaremos con dos lloros que nos permitirán saltar ese típico nivel que se nos atraganta en todo juego.

Pese a no ser demasiado largo, su bajo coste (9,99 €) hace de él una divertida e interesante alternativa para pasar un par de aburridos días mientras esperamos ese lanzamiento Triple A que todos esperamos. Así que ya sabes, con los líquidos ya puedes jugar a otra cosa que no sea el duro.

Lo mejor

– Variedad de situaciones
– El diseño de los niveles

Lo peor

– Algunas situaciones desesperantes
– A los jugadores más habilidosos puede resultarle corto

Deja un comentario