Dawnguard es un nuevo amanecer para Skyrim

The Elder Scrolls V: Skyrim sin lugar a dudas fue uno de los juegos que más huella dejo durante el 2011 e incluso fue escogido tanto por la comunidad como por los redactores de esta santa casa como uno de los juegos del año. Por eso todos aquellos a los que encandiló el título original esperaban con bastante ansía esta primera expansión y se realizaban la siguiente pregunta: ¿Estará a la altura?

Dawnguard nos presenta un nuevo reto en el mundo de Skyrim, ampliando ya de por sí el numeroso contenido del fantástico juego en todos los aspectos: misiones, monstruos, localizaciones, objetos…

Esta expansión se centra principalmente en los vampiros de Skyrim y a lo largo de ella deberemos escoger, como muchos ya sabéis entre uno de los dos bandos, el de los chupa sangre o el de La Guardia del Alba, facción que se ha dedicado durante una inmensidad de años a combatir a estas perversas criaturas. Poco más os voy a contar de una historia que aunque en algún momento es algo típica también resulta bastante interesante y cuenta con algunos giros inesperados a lo largo de la misma.

[AKB] Dawnguard

Un festín vampiro en Dawnguard

Esta peculiar aventura podremos iniciarla a partir de nivel 10, la forma más sencilla de hacerlo es la de hablar con uno de los guardias de cualquier ciudad cuando lleguemos al susodicho nivel.

Para completar la parte principal de la expansión necesitaremos unas 10 o 12 horas si vamos a saco y sin interrupciones, algo prácticamente imposible en un juego que continuamente nos ofrece misiones secundarias y que nos invita amablemente a entretenernos por el camino, misiones secundarias que, por cierto, también están presentes en Dawnguard, por lo que la duración de la expansión puede subir fácilmente unas cuantas horas.

Otro de los aspectos que destacan en Dawnguard, como no, es la potenciación de la enfermedad del vampirismo, contando ahora con un nuevo árbol de habilidades exclusivo que puede llegar a potenciar bastante a nuestro personaje, aunque particularmente no me ha parecido para tanto. Además los Hombre Lobo también contarán con su propio árbol de habilidades gracias a la expansión.

[AKB] Dawnguard

La Guardia del Alba siempre está dispuesta a patear los traseros de los chupa sangre.

Respecto a los nuevos escenarios y mazmorras que incluye este primer DLC he de decir que al principio mantienen la cohesión y una cierta monotonía respecto a los del juego original, obviando algunas de las fortalezas que podremos visitar a lo largo de nuestras peripecias. Sin embargo, estos lugares mejoran de manera sustancial a partir de la mitad de la expansión visitando algunos lugares realmente espectaculares y recrudeciendo aún más si cabe el duro invierno de Skyrim. Mucho ojo sobre todo a una de las últimas mazmorras, que resulta ser toda una belleza.

El único lado negativo que podemos achacarle a esta expansión es que se trata de contenido puro y duro y no aporta soluciones a ninguno de los bugs de Skyrim, que aún cuenta con unos cuantos, aunque al ser la versión de PC el número de los mismos es bastante inferior al de las consolas. Este apartado puede resultar molesto para algunos jugadores que quizás esperasen algunas mejoras respecto al juego original aunque no es mi caso. Siguiendo con este punto he de deciros que en PC no he detectado ninguno de los fallos con los que venía de serie la expansión en Xbox 360 y que ya os relato el amigo RTPablo en su análisis para la consola de Microsoft.

[AKB] Dawnguard

El Sol, ¿amigo o enemigo?

Además como siempre voy a romper una lanza a favor del PC, que resulta la plataforma ideal para Skyrim y su expansión por su apabullante nivel gráfico comparado con la versión de consolas y porque gracias a Bethesda y Steam el juego resulta inmensamente más atractivo gracias a su comunidad y a todos los mods a los que podemos acceder.

Conclusiones

Dawnguard es la primera expansión de Skyrim que añade una buena cantidad de material a un mundo ya de por sí inmenso y no falto de contenido. Aunque puede que esta expansión no sea necesaria para algunos jugadores, si tenemos en cuenta su precio y las horas de juego que nos ofrece ( de 10 a 12 centrándonos en la campaña principal sin desviarnos en ninguna de las numerosas misiones secundarias que incluye y que pueden alargar la vida de la expansión otro buen puñado de horas) además de los nuevos árboles de habilidad para Vampiros y Hombres Lobo, objetos, gritos y un sinfín de nuevo material hacen que Dawnguard sea indispensable para los fans del magnífico juego de Bethesda.

Además en PC ha venido sin los problemáticos bugs de su versión en Xbox 360 aunque sin duda algunos fans hubieran agradecido algún tipo de mejora a nivel técnico respecto al juego original.

En definitiva, si te apetece aumentar aún más tus vivencias en Skyrim, Dawnguard resulta un DLC imprescindible que te dará un montón de nuevo material y horas de juego por un precio bastante asequible para toda la diversión que nos va a proporcionar. [85]

  1. Pingback: Análisis de Hearthfire, el DLC de Skyrim, para Xbox 360

  2. Pingback: Los VGA Awards tienen un Plan Mayor para Salvar a la Industria

Deja un comentario