Hatoful Boyfriend: Holiday Star, tu cita a ciegas es una paloma.

Todos hemos visto algún juego de este estilo. Una novela visual, nakige o dating-sim, el nombre que más os guste. Estos juegos suelen usar la misma esquemática: son novelas, pero puedes cambiar la historia depende de las acciones que tomes, dado que todos los personajes te hablan a ti en segunda persona y que tú encarnas al protagonista.

Pero… alguno de vosotros se ha parado por algún momento a pensar… ¿qué pasaría si los personajes no fuesen humanos? ¿Y si directamente no fuesen antropomórficos? ¡¿Y SI FUESEN PÁJAROS?!

Hatoful Boyfriend: Holiday Star. midquel (mezcla de las palabras mid y sequel) del primer juego Hatoful Boyfriend: A School of Hope and White Wings cuyo arco argumental toma lugar en un universo paralelo al de esta primera entrega pero en el mismo tiempo, por lo que se vuelve una historia completamente diferente, con los mismos personajes.

Hatoful Boyfriend- Holiday Star

Hatoful Boyfriend: Holiday Star transcurre en una version alternativa de la Tierra en la que los pájaros toman el rol de los humanos en la Tierra, razón dada que se muestra en la trama del primer juego, donde se nos cuenta que ese universo paralelo transcurre en un futuro post-apocalíptico donde la gripe aviar ha conseguido diezmar la población humana de la Tierra hasta casi erradicarla. En intentos desesperados para curar la enfermedad, los humanos mutan este virus para intentar curarse y consiguen que las aves desarrollen inteligencia muy similar a la humana. Y sí. La protagonista es una adolescente humana que vive entre palomas, ninfas, y demás tipos de aves.

Y después de esta puesta en escena que a la mayoría le puede parecer absurda, y con razón, se nos presentan los personajes, y como en demás juegos de esta categoría, empiezas a desarrollar empatía por ellos, dado a que tienen emociones palpables con una figura, aspiraciones, e incluso amores y desamores.

En Hatoful Boyfriend: Holiday Star los protagonistas de la historia tendrán que salvar la Navidad porque viva el cliché, ya que unos ladrones misteriosos están robando todos los adornos navideños, para ser exactos los árboles de navidad. Y a medida que transcurre todo esto, salir con palomas, ir a clase, y hacer lo que hace la gente… y aves normales de a diario.

A diferencia de la primera entrega la cual disfruté como un enano, esta se me ha hecho una aventura mucho más lineal y más genérica que la primera. Ya que la premisa de este tipo de juegos es mostrar que existen historias buenas sin necesidad de tirar de personajes que atraigan sexualmente; a no ser, claro, que te vayan las palomas, en cuyo caso, no te juzgo. Si queréis ver un feliz trailer con motivo navideño del juego lo tenéis aquí mismo.

Siendo sinceros, al ser una novela ligera, no es un juego que le va a gustar a mucha gente dado a que no tienen más mecánica que ir pasando muros de texto con el click del ratón y viendo imagenes en este caso de pájaros, pero eso no quita que merezca la pena. Realmente, a quien le gusten las buenas historias, pasar un buen rato con personajes bastante bien formados, y echar a volar la imaginación (soy todo un mago del humor, ¿verdad?) va a encontrar este juego muy entretenido, pero las expectativas que me dejó el anterior lo dejan bastante atrás.

Así que incluso entre la música relajante del juego, la historia, y lo bien que ha sido llevada la idea Hatoful Boyfriend: Holiday Star a la práctica, me va a doler ponerle un 65 sobre 100. De verdad esperaba más con respecto a la anterior, pero igualmente he de decir que me he entretenido con las historias que nos cuentan nuestros amigos cubiertos de plumas. [65]

Deja un comentario