La magia de Pixar invade tu casa

Si ya dejamos el listón alto con Disneyland Kinect por lo bueno que era, a pesar de ser casual, Kinect Rush no se queda atrás. Aprovechando la franquicia Pixar tendremos la posibilidad de ser nosotros los que nos metamos dentro de sus peliculas e interactuemos con los personajes originales, haciendo mas variado el juego y dejar entretenidos a los pequeños monstruos de la casa.

Empezaremos como todos los juegos creándonos nuestro personaje o hacerlo automático. El menu de creación es realmente rápido, efectivo y fácil de usar. En menos de 2 minutos ya tendremos nuestro personaje creado y listo para jugar. Según a que franquicia entremos adoptaremos un rol o un personaje acorde, desde una rata a un robot de juguete, por lo que este avatar solo lo usaremos entre fases y para acceder a nuevos niveles.

Todas las acciones en los diferentes niveles se hacen recreando las que haríamos en la vida real, es decir, para caminar deberemos realizar la acción de movernos moviendo los pies, según la velocidad iremos caminando o corriendo. Para acceder a los diferentes niveles de cada franquicia simplemente deberemos acercarnos a la zona indicada con una estrella para empezar a interactuar con los personajes de las películas. Contaremos con las franquicias de Ratatouille, Cars, Up, Los increibles y Toy Story.

En cada franquicia deberemos resolver diferentes pruebas, desde correr y saltar hasta llegar al final de un recorrido, sortear obstáculos, perseguir a un maleante, acabar con un robot gigante etc. Todo basado en un sistema lineal en el que podemos escoger varios caminos, pero que no dejan mucha libertad de exploración o desarrollo. A pesar que las fases son medianamente largas y en ocasiones algo repetitivas, la verdad es que se nota un esfuerzo a la hora de variar las fases y recrear acciones diferentes para no repetir mucho.

Contaremos con una opción de modo cooperativo, que hará que mayores y peques jueguen para resolver los diferentes retos. Se basa principalmente en sumar las puntuaciones obtenidas por cada jugador y compararlas, por lo que queda un modo un tanto pobre o no demasiado complejo.

El juego viene doblado y con subtítulos al castellano, cosa que los peques de la casa agradecerán. Las recreaciones de los escenarios son muy buenas y acordes a las películas, haciendo que nos metamos dentro de la película. La respuesta de Kinect es realmente buena y efectiva, haciendo que el control sea casi perfecto y sea el menor de nuestras atenciones. Las animaciones son correctas y muy fieles a las películas que representan. Tal vez se os haga un poco corto, a pesar que tiene unas 10 horas de duración, pero el contar únicamente con 5 mundos principales hace que echemos en falta variedad y algo más de duración.

La verdad es que es un juego curioso, que hace meternos de lleno en la acción de las películas y participar de ellas, pero la escasa duración y la falta de más mundos o franquicias hacen deslucir el juego, a pesar de tener uno de los controles más efectivos que he probado en un juego de Kinect.[80]

Deja un comentario