Posiblemente lo más brillante del E3 este 2011: Rayman Origins.

No hace falta decir que el E3 es un lugar de encuentro donde todas las super-producciones se dan cita. Millonarias obras del ocio digital que luchan por ver “literalmente”, quien la tiene más grande. ¿Qué ocurre con el espacio que queda entre todo ese hype?

Rayman Origins

Pues sencillamente que vuelve el encanto, el carisma y el buen hacer de juegos más orgánicos y menos pretenciosos que ocupan un lugar en nuestros corazones, robándonos una sonrisa y no el dinero.

Este es el caso de Rayman Origins. Un juego orientado al modo cooperativo con un scroll horizontal de la vieja escuela, sin necesidad de buscar esta vez la vuelta de tuerca al género.

Con unos fondos infinitamente bien dibujados y unos colores muy vivos, Rayman vuelve para cautivar con una jugabilidad endiablada a todos aquellos que andan sedientos de ilusión en esta industria, ahora tan fría. Esta sea quizás, la razón por la cual esto no haya muerto ya.

  1. ¿Posiblemente? Para mí sin duda fue la más grata sorpresa. Es de los que más ganas tengo de pillar del aluvión que viene este invierno.

Deja un comentario