¿Switch es cara? Echad un vistazo al precio del swag del evento

Nintendo Switch no ha dejado indiferente a nadie. Opiniones tanto positivas como negativas han sido plasmadas en nuestra casa. Paralelamente a esto, la disponibilidad de la consola ya empieza a ser baja, con establecimientos en Estados Unidos que han agotado las reservas. Usuarios avispados en Ebay han visto una gran oportunidad en ello y han saltado de lleno al mercado especulativo. Y no sólo de consolas va la cosa.

Un pin, una galleta y una gorra de Switch. Sólo para coleccionistas.

Material promocional a precio de oro

Los asistentes al evento de Switch recibieron swag promocional vario con una etiqueta con el logo de la híbrida de Nintendo. Parece ser que uno de los asistentes no tuvo mucha sed, así que se guardó la botella y se le ocurrió que podía venderla por Ebay. Así que cogió su botella de agua de 250ml con el logo de Switch impreso y la puso a la venta por 100$. ¿La queréis? Mala suerte, hace apenas unas horas ya se ha vendido.

Ciertamente, se trata de una botella única que seguro que el comprador sabrá apreciar. ¿O tal vez la usará para regar las plantas? Eso ya es decisión suya. Pero no acaba ahí la cosa. Otros productos de merchandising también aparecen en la popular web de subastas. Una galleta y un pin son algunos de los ejemplos. Aunque a mi me mola mucho más la gorra, pero cuesta 175$ y no me quedan bien con el pelo largo. Lástima.

¿Qué opináis vosotros?

¿Veis legítimo que se vendan productos de merchandising a precios tan altos? ¿O tal vez consideráis que pagar 100$ por un botellín de agua más caro que una fragancia Chanel nº5 es pasarse?

  1. Madre mia…. hablemos de esas galletas conmemorativas, porque por convencionalismo social no se pueden comer? tengo un armario lleno de galletas así de eventos y bodas y me apetecía comérmelas, porque el mundo me ha privado de ellas?

  2. Se puede ser muy fan de algo, pero comprar algo de esto a estos precios sería llegar al grado de gilipollas supremo…lo siento por lo ordinario, pero no hay otra palabra para definirlo…

Deja un comentario