Le ponemos las manos encima a XCOM 2 y os lo contamos

Si eres fan de XCOM levántate y marca en rojo el 5 de febrero de 2016 en tu calendario porque ese día tendremos que defender la Tierra en XCOM 2. Hemos tenido la oportunidad de poner nuestras manos sobre el nuevo título de Firaxis Games y podemos asegurar que hará las delicias de los seguidores de la saga.

XCOM 2

Para la secuela de XCOM el equipo creativo tomó una decisión algo peculiar a la hora de afrontar la historia que querían contar. Muchos de los que jugaron en su momento XCOM perdieron la campaña. No es motivo de vergüenza ya que el nivel de dificultad del juego es bastante elevado y un par de pasos en falso podían condenar a la humanidad. El equipo dirigido por Jake Solomon optó por plantear la trama de la secuela desde ese punto: ¿qué habría sucedido si hubiéramos perdido la batalla por la Tierra?

XCOM 2 tiene lugar veinte años después de los sucesos de Enemy Unknown aunque coloca a la humanidad en el bando derrotado. Como Comandante de la fuerza XCOM no logramos detener la amenaza alienígena y la Tierra termina cayendo ante el invasor. Sin embargo, los alienígenas abrazan a la humanidad y dedican todo su esfuerzo a mejorar las condiciones de vida del planeta. Se crean megaciudades donde los servicios médicos son gratuitos y donde las necesidades básicas de cualquier persona quedan financiadas por el estado. La alianza entre humanos y alienígenas parece llevar a la raza humana directamente hacia el futuro. Pero (siempre hay un pero) no es oro todo lo que reluce y los alienígenas parecen tener planes ocultos para el planeta Tierra. A lo largo y ancho del globo todavía se mantienen pequeñas células terroristas que buscan combatir al invasor alienígena para recuperar la Tierra a pesar de los avances que parecen traer.

XCOM 2

El hecho de encontrarnos al frente de un grupo de terroristas cambia radicalmente la concepción y la manera de jugar y Firaxis ha sabido transmitirlo a la perfección. Nuestro reducido grupo de combatientes debe estar permanentemente en movimiento y para ello se agencian la Avenger. La nave alienígena servirá como centro de operaciones móvil lo que nos permitirá estar en constante movimiento por el mapa de juego. Un mapa que, a diferencia del anterior, nos presenta un planeta Tierra dividido en regiones donde deberemos buscar otras células terroristas, recursos, materiales y todo tipo de misiones. Al ser un pequeño grupo de guerrilleros en la sombra dejamos de contar con el apoyo de los países del mundo y nos encontramos solos ante los invasores. Esto repercute directamente en la manera de gestionar nuestras acciones y nuestro grupo de combate. Tendremos que saquear a los enemigos caídos para recoger recursos, asaltar fábricas colaboracionistas y revender en el mercado negro todo lo que encontremos. Elementos tan indispensables en anteriores juegos como los científicos y los ingenieros serán más difíciles de encontrar ya que no podremos simplemente contratarlos o pedirselos como recompensa a los países aliados.

El desarrollo narrativo de XCOM 2 también difiere de lo visto anteriormente. Durante nuestro juego encontraremos todo tipo de misiones secundarias como ya hacía su predecesor pero además presenta una serie de misiones denominadas Dark Events. Estas misiones están estrechamente relacionadas con los planes ocultos de los alienígenas y siempre tendremos que elegir entre dos de ellas a la hora de hacer frente a la amenaza que suponen, fallar en ellas hará que los planes alienígenas avancen y si estos llegan al final (marcados con una barra en nuestra sala de mandos) habremos perdido. Los combates aéreos del anterior título desaparecen en detrimento de unas nuevas misiones en las que nuestro Avenger será perseguido por un avión alienígena por el mapa del mundo mientras pasan los días. Si el interceptor alienígena nos alcanza tendremos que defender nuestra base de operaciones en una misión que se desarrolla en el interior de la Avenger.

XCOM 2

En esencia la gestión económica del título no parece haber cambiado demasiado a excepción del cambio de algunos recursos y la disposición en el interior de la Avenger. La gestión de nuestro grupo de guerrilleros sí se ha visto modificada bastante y todo es bueno. De entrada se han modificado las clases de personaje con las que contamos inicialmente (cuatro de las cinco totales, la quinta no nos la han mostrado por lo que suponemos que está íntimamente ligada con la trama). El Grenadier, que es una evolución del Soldado Pesado, contará con armamento pesado y un lanzagranadas. Sharpshooter es la evolución del Francotirador y será nuestra mejor opción para el combate a distancia, pero además se le ha añadido una variante de pistolero (permitiendo, por ejemplo, hacer un disparo gratuito de pistola al principio de cada turno si tomamos ese camino). El Ranger es la evolución del soldado de Asalto, seguirá siendo nuestra mejor opción para entrar rápidamente en combate y se le ha añadido un arma cuerpo a cuerpo. Por último, el Specialist es la evolución del Apoyo al que se le ha añadido el Gremlin que es un drone de apoyo que nos permitirá curar a distancia o facilitar coberturas a nuestros compañeros. Seguimos teniendo que elegir una habilidad entre las dos opciones cada vez que subimos de nivel pero a diferencia de la anterior entrega nuestros reclutas, al ascender por primera vez, no tendrán una clase predefinida sino que nosotros seleccionaremos en qué queremos que se conviertan.

De cara a la gestión de personajes Firaxis ha tirado la casa por la ventana y podremos modificar el aspecto de todos los componentes de nuestro grupo de soldados. Seguimos teniendo un hueco para armadura, arma principal, secundaria y objeto de apoyo pero además contamos con la posibilidad de mejorar nuestras armas con objetos fabricados en nuestro taller o recogidos del enemigo. Estos objetos varían desde cargadores más grandes, miras de precisión o culatas tácticas (por poner tres ejemplos) y tan solo podrán ser utilizados una vez. Contaremos también con un tipo de armadura muy útil que consiste en un exoesqueleto que aumenta la vida de nuestro personaje y le dota de un punto de armadura (restando siempre ese daño del recibido hasta que se rompa) y que le permite cargar con un arma pesada adicional como un pequeño lanzacohetes de un solo uso.

Para derrotar a los personajes necesitaremos algo más que simple gestión de recursos y hombres, debemos ser capaces de hacerles frente en batalla y eso también ha sido mejorado por Firaxis. El sistema de escenarios se ha creado con una base procedimental que hace que cada vez que reiniciemos una misión encontremos una disposición diferente y que nos hará jugarla con diversas situaciones climatológicas. Además de dotar a ciertas misiones de una potente rejugabilidad esto hace que dejemos de encontrarnos con niveles clónicos como le llegaba a suceder a su antecesor.

Convertirnos en un pequeño grupo terrorista también hace que modifiquemos nuestras estrategias. En esta ocasión seremos nosotros los atacantes y los alienígenas serán los sorprendidos. Esto nos hace replantear desde el minuto cero cualquier plan de batalla ya que empezaremos siempre en un estado de ocultación que nos permitirá desplazarnos por el mapa sin ser vistos de cara a tomar posiciones de ventaja y abatir rápidamente a los primeros enemigos. Este estado de ocultación desaparecerá si rompemos una ventana, una puerta, disparamos al enemigo o entramos en su radio de visión. Podremos tomar posiciones de ventaja antes de iniciar el tiroteo de cara a efectuar un golpe rápido y directo sin ser vistos. Firaxis ha mejorado también el sistema de guardia para evitar que si al disparar dos soldados a un alienígena y este moría con el primer disparo el segundo se desperdiciara. Además durante el combate podremos hackear diferentes dispositivos que encontraremos por el mapa como torres de defensa o puertas. Todos los soldados podrán llevar esta acción a cabo y siempre conseguiremos una bonificación, por ejemplo: abrir la puerta y tendremos que elegir entre dos opciones, una fácil y otra difícil, que nos podrán dar nuevos beneficios (como entrar en ocultación si no lo estábamos al abrir la mencionada puerta) o, si fallamos ese porcentaje determinado, algo negativo (llamar la atención si íbamos en ocultación al abrir la puerta).

XCOM 2

Durante las dos misiones jugadas en este primer hands on (el tutorial y una avanzada en la trama) notamos rápidamente que XCOM 2 no será un juego amistoso con el jugador. Nos pondrá contra las cuerdas desde el minuto uno y nos obligará a estar atentos a cualquier detalle. Al principio tendremos que acostumbrarnos a las nuevas reglas del juego y será vital, por ejemplo, que aprovechemos la ocultación hasta que tomemos buenas posiciones. La personificación de los soldados con accesorios para las armas pueden inclinar la balanza en nuestro favor en algunas situaciones y salvar a alguno de nuestros hombres. Aprenderemos rápido a manejar a los nuevos enemigos como a los soldados Advents que son la policía colaboracionista alienígena y que pueden llamar a refuerzos si no acabamos rápido con ellos o a los terribles Hombres Serpiente, que supondrán un quebradero de cabeza al poder atraer a nuestros soldados con sus lenguas (además de tener un oscuro secreto relacionado con el anterior título que nos callaremos un poco).

El escenario, además de convertirse en algo cambiante durante cada misión, se convierte también en un verdadero campo de batalla. Prácticamente todo lo que está sobre el escenario puede ser destruido y podremos utilizar, por ejemplo, nuestras granadas para abrir agujeros en los muros y entrar por las malas o bien derribar el suelo de una planta superior para dañar a los enemigos con la caída. Hay que tener también en cuenta que nuestras propias coberturas podrán ser destruidas por una granada o acumulación de disparos lo que dota de más agilidad al combate táctico.

Apenas hemos podido echar un breve vistazo a XCOM 2, especialmente sabiendo la cantidad de horas que se podían invertir en la anterior entrega, pero hemos podido ver claramente que será uno de los lanzamientos más importantes para PC del año que viene. Nos aseguran, por si fuera poco, que Firaxis abrirá las puertas del juego a los modders para multiplicar las posibilidades de su criatura. ¿Podremos aguantar hasta febrero?

Deja un comentario