¿Quién necesita un mando para jugar?

Con ese título Sony ha bautizado la campaña para promocionar sus juegos dirigidos al mass market, los comunmente llamados juegos Casuals. Eye Toy, Sing Star y Buzz se pueden englobar en esta categoría. Más allá de lo apropiado del título de la campaña – ¿Acaso el Buzz no necesita mandos? -, o de las voces de nintenderos indignados por considerar esta campaña un plagio a Nintendo, lo cierto es que hay algo que llama la atención: El gran número de periféricos necesarios para jugar a estos juegos que se juegan sin mando.



En una reciente entrevista a Miyamoto, éste declaraba que la política de Nintendo respecto a la Wii pasaba por tener en cuenta a las madres. Y uno de los puntos que consideraba era el hecho de que hubiera el mínimo número de cables relacionados con la consola. Quizá ésto le pueda parecer trival a más de uno, pero imaginaros un mueble de salón con dos micros de Sing Star, los 4 mandos del Buzz, el Eye Toy encima de la televisión, dos guitarras para Guitar Hero, la alfombra del DDR, incluso el volante para echarse unas carreras al juego de Fernando Alonso, con sus correspondientes pedales… Y aún suerte que Steel Battalion y su impresionante mando es exclusivo de Xbox. La única solución que se me ocurre es ir guardando todo lo que no se use en un armario, lo que implica tener bastante espacio en uno para ocuparlo con todos esos juguetes de alta tecnología. Algo que no creemos que vaya a agradar demasiado ni a vuestra madre ni a nadie que no comparta con vosotros el gusto por los Sing Star y compañía.

Más allá del espacio que ocupan, consideremos el concepto de consola y de PC. Una de las grandes ventajas típicas de las consolas de sobremesa es el hecho de no tener que adquirir periféricos extras para disfrutar de la experiencia que ofrecen los juegos, algo que sin duda se está perdiendo con la colección de periféricos que en muchos casos son obligatorios para poder jugar. Vale, nadie discute que es infinitamente más divertido jugar a Guitar Hero con guitarra que con el mando. O que los pulsadores del Buzz están muy bien conseguidos, además de aguantar bien los golpes. Pero el hecho de que estos periféricos estén limitados a muy pocos títulos los convierten en carne de fondo de armario – o de container, para nuestros pisos de 40 m2 – en un par de años.

En contraposición a ésto, está el mando de Wii. Aunque es verdad que entre nunchakus, mandos para juegos clásicos y periféricos también iremos bien servidos, el wiimote se erige como mando universal – con matices, claro. Un aparato que puede utilizarse en muy diferentes juegos – dirigir orquestas, luchar blandiendo una espada, tocar la batería, jugar a tenis – y que proporciona esa inmersión que Sony consigue lanzando un periférico para cada título. Su naturaleza le convierte en un periférico apto para una gran diversidad de juegos, pero no más que el Eye Toy, aparato que considero que Sony no ha sabido colocar en esta generación como una alternativa de control válida para determinados juegos. En PS3, con títulos como Eye of Judgement, quizá la cosa cambie.

Quizá Sony se vanaglorie de no necesitar el Dual Shock para disfrutar de sus juegos para todos los públicos, pero el cambio de 1 ó 2 mandos por una decena de accesorios quizá no sea un buen trato si consideramos la gran cantidad de espacio que ocupan todos los cachivaches necesarios para disfrutar de la experiencia “Sin mandos” de Sony. Por cierto, a ver quién consigue convencer a sus amistades que es un Jugador Casual cuando les enseñéis toda la colección de accesorios y periféricos necesarios para jugar a los Party Games.

  1. Eso de jugador casual…
    yo tenía las donkeycongas esas, y el q me llame casual por eso esq es gilipollas perdido…
    la gente que denomina “casuals” a otros jugadores, tienen tendencia a creerse mejores que ellos, de hecho en muchas ocasiones es algo despectivo
    ademas, casual, me suena clasista, y no fonéticamente hablando.
    Es como la puta moda de llamar “cool” a lo que es molón…anda ya…con los anglosajismos de mierda.
    he dicho.
    y de buen rollo eh? que ya veo que el articulo en cuestión va de otro palo. solo quería hacer ese apunte.
    saludoss

  2. Yo entiendo por Casual esos juegos que no tienen 80 niveles ni 90 horas de duración, juegos como Sing Star, que puedes cantar una canción y luego lo apagas, o el Buzz, vamos, los Party Games de toda la vida. Igual utilizo mal el término, será que leo demasiado Scroll Vertical jejeje

Deja un comentario