Análisis de Cyberpunk 2077: al calor de Night City

Cyberpunk 2077 era el juego llamado a marcar un antes y un después en la industria del videojuego como ya lo hiciera, hace cinco años, The Witcher 3: Wild Hunt. No es ningún secreto que su llegada ha sido más que accidentada, pero, ¿merece la pena internarse en Night City? A ello vamos. (Este análisis es de la versión de PC del juego).

El final de un largo camino: el caso de Cyberpunk 2077

Hace algo menos de una década que CD Projekt Red afirmaba estar trabajando en uno de esos juegos que pasarían a formar parte de la historia de la industria del videojuego. Desde que Cyberpunk 2077 se mostrase en un breve teaser en el E3 de 2013, antes incluso de que The Witcher 3: Wild Hunt viese la luz, se comenzó a generar una nube de hype alrededor del título del estudio polaco que ellos mismos han estado alimentando durante siete largos años. Y por fin, el 10 de diciembre de este mismo mes, Cyberpunk 2077 veía la luz.

No voy a entrar a valorar la accidentada salida del título porque es algo de lo que se ha hablado largo y tendido durante estas últimas semanas, convirtiéndose básicamente en una campaña engañosa para los fans de PlayStation 4 y Xbox One, plataformas para las que se anunció Cyberpunk 2077 inicialmente. Está claro que los responsables de CD Projekt Red tienen mucho en qué pensar y mucho que cambiar de cara a su próximo lanzamiento, pero, como ya he adelantado, no es un tema que vaya a tratar en este análisis.

Lo que sí voy a tratar en este análisis son todos los aspectos que componen Cyberpunk 2077 y cómo CD Projekt Red ha hecho por conectarlos y crear un producto inmenso y ambicioso. Uno que brilla por momentos mientras que en otros sólo puede situarse bajo la alargada sombra de The Witcher 3: Wild Hunt, uno de los juegos que, por derecho propio, pasará a la historia por su calidad, su humanidad, su guion, sus personajes y, en definitiva, por ser uno de los mejores juegos de la historia. ¿Pasará lo mismo con Cyberpunk 2077? El tiempo dirá, pero, de momento, esto es lo que os puedo contar sobre el juego.

Cara de me duele la vida

Night City, la ciudad que nunca duerme

Si hay algo que brilla con luz propia por encima del resto en Cyberpunk 2077, ese algo es Night City. La ciudad en la que se ambienta el último título de CD Projekt Red es una auténtica delicia en todos sus aspectos. Es posible que estemos hablando del mayor logro del estudio dentro del título, el hecho de haber creado una ciudad tan inmensa, variada y cautivadora como lo es Night City.

Pasear por la ciudad en Cyberpunk 2077 es toda una delicia. Muchos “entendidos” decían antes de tiempo que no veían reflejado el género en los vídeos promocionales del título al mostrarse la ciudad de día y no de noche, aludiendo a que el cyberpunk es oscuro y decadente, como si nunca fuese de día. Si bien es cierto que muchos fans del género nos hemos acostumbrado a un tratamiento nocturno de la narrativa, también lo es que el ciclo día-noche sigue existiendo dentro del género, aunque no se nos muestre. Así, Cyberpunk 2077 consigue emular lo que transmite Blade Runner y plasmarlo en Night City, una ciudad que rebosa vida y personalidad.

Night City

Mires donde mires, cosas por hacer

Por otro lado, cabe también destacar, como ya se esperar del estudio, todo lo relacionado con misiones secundarias, ofreciéndonos en este caso una libertad casi absoluta a la hora de resolver diversas situaciones y poniendo a nuestra disposición numerosos medios para ello. Todo esto en una ciudad enorme, quizá de las mejores ciudades en cuando a diseño de niveles y diseño artístico que hayamos visto nunca en ningún videojuego. La espectacularidad de la ciudad no deja de lado el género cyberpunk y casa perfectamente con lo que pretende transmitir.

Tampoco hay que olvidar la jugabilidad híbrida que plantea Cyberpunk 2077. CD Projekt Red ya lo vendió como un RPG por encima de un shooter, y así ha sido. Los elementos de roleo del título destacan por cómo se adaptan a lo que nos plantean y demuestran que en el estudio no estaban dispuestos a renunciar al RPG en favor del FPS. Es entendible que muchos fans de los FPS se sientan algo decepcionados con el resultado final, pero hay que ver Cyberpunk 2077 como un Skyrim futurista, con armas de fuego, y no como un Call of Duty.

S'ha enfadao

Una narrativa adulta y madura

Otro de los aspectos a destacar de Cyberpunk 2077 es, como no cabría esperar de otra forma, su historia y narrativa. La trama del título gira en torno a V, nuestro protagonista, y a Johnny Silverhand, el personaje al que interpreta Keanu Reeves. Es decisión del jugador a quién dar más protagonismo en esta historia. ¿Quieres que V sea el que tome las riendas de su vida y de sus decisiones o, por otro lado, prefieres que la figura de Silverhand sea el timón de V? De una forma sutil pero efectiva, CD Projekt Red nos pone en esta dicotomía, y nos corresponde a nosotros elegir el camino a seguir.

Además, muchos personajes desbordan carisma y personalidad, lo cual los hace destacar por encima del resto y los incluye en una narrativa que se basa en eso, en la personalidad y el carisma de todos los que forman parte de ella. Sin reinventar el género, el estudio polaco consigue crear una nueva historia dentro de él que brilla con luz propia. Las decisiones, como ya es costumbre, son importantes para el devenir de la historia, y nos esperan hasta cuatro finales distintos, con infinidad de pequeños cambios, dependiendo de la senda que elijamos y de qué secundarias completemos. Todo está hilado de una manera excelente.

Por otro lado, las comparaciones son odiosas, y sí que he sentido que los personajes de The Witcher 3 me resultaban más humanos que los de Cyberpunk 2077 por norma general. Obviamente, hay muchos personajes a la altura de lo esperado, pero otros se quedan a medio camino, con una buena base sobre la que construirse, pero sin llegarse a terminar del todo, y eso acaba notándose si lo comparamos con la obra maestra del estudio. Además, la relación de Geralt con Yennefer o con Triss resulta mucho más profunda y real que cualquiera de las cuatro que podemos establecer en Cyberpunk 2077.

Ciudad de neón

Luces de neón y sombras

No todo iba a ser bueno en Cyberpunk 2077. Hay varios aspectos del título que hacen que los zapatos de The Witcher 3 se le queden algo grandes, como es el caso de los problemas técnicos que presenta el juego. Y por problemas técnicos no me refiero únicamente a los bugs.

Hay pequeños detalles que hacen que, por ejemplo, comparar a nivel técnico Cyberpunk 2077 con GTA V sea doloroso para el primero. Físicas, partículas, comportamiento, inteligencia artificial, vehículos… Son elementos que pueden ir formando bola y a más de uno puede acabar atragantándosele, haciendo que las nubes no le dejen ver el sol. Y, sinceramente, eso es algo que puedo llegar a entender. El título de CD Projekt Red se ha edificado bajo uno de los casos más severos de crunch que se hayan conocido en la industria, y eso, obviamente, ha causado que el juego haya acabado con numerosos problemas técnicos, aparte del desastre en PS4 y One.

Además, ya he dicho que las comparaciones son odiosas, y si bien Cyberpunk 2077 posee una de las mejores ciudades que se hayan visto en la historia del videojuego, The Witcher 3 continúa siendo la obra maestra del estudio, un juego mucho más completo e, incluso, mejor escrito. Esto no quiere decir que el último juego de los polacos no merezca la pena, sino todo lo contrario. Cyberpunk 2077 es un juegazo, pero no es el GOTY que muchos esperaban que fuera, y menos con títulos como The Last Of Us Part II, Final Fantasy VII Remake o Persona 5 Royal, que han visto la luz también en este 2020.

Captura de Cyberpunk 2077

Conclusiones de Cyberpunk 2077

Cyberpunk 2077 es un muy buen juego, uno de los mejores del año me atrevería a decir. No obstante, su lanzamiento se ha visto lastrado por unas desastrosas versiones de consolas y por numerosos problemas técnicos. CD Projekt Red prometió un juego enorme y eso hemos tenido, pero The Witcher 3 nos dio mucho más de lo que nos ha dado Cyberpunk 2077, sentando unas bases para elaborar una narrativa basada en las decisiones con un guion, historia y personajes a la altura. El nuevo título de los polacos procura hacer lo mismo, pero no llega a la altura de lo que consiguió su predecesor, y eso puede pasarle un poco de factura, convirtiéndose en un juego excelente en vez de en otra obra a recordar.

Por cierto, antes de acabar me gustaría hacer una mención especial al modo foto de este juego. Creo que es la vez que más he usado dicho modo en algún título porque los colores, los diseños de personajes, la ciudad y el ambiente en general dan pie a ello. Una maravilla en este apartado, sin duda alguna. [87]

  1. No puedo estar más en desacuerdo con un análisis. No tiene apenas componentes RPG, el roleo es mínimo, sin apenas diferencias más allá de llegar tarde a una secundaria, el juego tiene muchas misiones clónicas y lo único que se salva es la principal y algunas secundarias que tienen personajes interesantes, más allá de lo que hagas en ellas.

    Sinceramente, la decepción del año. Yo sigo con mi análisis, llevo 50 horas y espero en un día o dos, tenerlo terminado al 100%.

    • Bueno, cada cual tiene su opinión.

      Ya dejo claro que el juego no es lo que CD Projekt Red creía que iba a ser, pero a mi parecer los elementos RPG están ahí claramente: una gran variedad de builds posibles, armas de diferentes clases, equipamiento personalizable que puedes variar en función de la estrategia que sigas, dificultad variable con respecto a niveles, diferentes formas de resolver una misma situación, interconexión de tramas… Todos esos son elementos clásicos de un RPG, que te gusten o no, o que busques una mayor inmersión en el género ya es otra cosa.

      Cuenta con los mismos elementos que otros RPG como Skyrim o The Witcher, pero adaptados al propio juego. Discrepo muchísimo en que no tenga apenas componentes RPG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 13 =