Garden Warfare no será un Plants vs Zombies, pero mola

Cuando descubrí Plants vs Zombies para iOS me enamoré perdidamente. No lo solté – mejor dicho, no pude soltarlo – hasta que no lo finalicé 2 veces seguidas. Era – es – un prodigio de adicción, jugabilidad, originalidad y diseño.

Su reciente segunda entrega se diluye en su formato Free to Play y las malditas microtransacciones marca de la casa de la productora, Electronic Arts.

Esta «tercera» entrega abandona el género de la estrategia en tiempo real para saltar al de los Third Person Shooters sin ningún complejo. De la franquicia aprovecha personajes, temática y ambientación, pero la jugabilidad cambia absolutamente de tercio para plantarnos a los mandos de plantas – o zombies – en la lucha por el control del vecindario de turno.

Plants vs Zombies Garden Warfare

Plants vs Zombies Garden Warfare se presenta en dos modos de juego básicos, destacando el hecho de que los dos son online, por lo que es imprescindible contar con una suscripción a Xbox Live Gold. Hay un tercero en discordia, que consiste en repeler oleadas infinitas en split screen en local, el único modo offline del juego.

De los principales, el primero, bautizado como Operaciones de Jardín, es el que espiritualmente se podría considerar como el Modo Historia, aunque no contiene carga argumental ninguna. En él formarmos parte de un escuadrón de Plantas que tiene el objetivo de repeler 10 oleadas de ataques de los Zombies, al más puro estilo Gears of War. El segundo nos permitirá enfrentarnos en partidas a otros jugadores, divididos en los dos bandos de la contienda.

A nivel jugable destacaría que, a pesar de lo aparentemente desenfadado del conjunto, la jugabilidad es exigente: si quieres conseguir resultados interesantes te va a tocar echarle unas horas. El principal punto de profunidad radica en las diferentes habilidades de cada personaje de ambos bandos, habilidades que, una vez usadas, se recargarán en un tiempo determinado. Como detalle extra, resaltar que hay coleccionables desbloqueables para las plantas y los zombies, con los que, tras comprar los ahora omnipresentes sobres, podrás dotar a los personajes de un aspecto personalizado, así como equiparte con diferentes consumibles que te harán la vida más fácil durante las partidas.

Como es habitual en las producciones de Electronic Arts, tanto la música como los efectos han recibido el mejor de los tratos. Mención especial merece la banda sonora, un remix de canciones inspiradas en el primer Plants vs Zombies, que exploran géneros tan diferentes como el dance, el pop o incluso el jazz. Un lujazo sonoro, hasta el punto que se revela como el mejor apartado del juego.

Garden Warfare es una curiosidad interesante, una rareza con fundamentos, que tiene la desgracia de basarse en una franquicia que se ha hecho grande en un género totalmente diferente que no tiene por qué gustar a los fans de la saga PopCap Games. Y digo por desgracia porque este spin off de Plants vs Zombies es lo suficientemente entretenido como para gustar a los amantes de la acción más desenfadada. No es ni de lejos una alternativa a Titanfall pero es un juego curioso. Eso sí, se echa mucho de menos un modo de juego que apelara a los seguidores de la franquicia, que, visto lo visto, poco o ningún sitio encontrarán en este juego. [65]

  1. Hombre las oleadas de supervivencia tienen ese toque estratégico de colocar plantas en las macetas, si bien el tema de los sobres no me mola puesto que deberian haber integrado otro sistema menos dependiente de factores externos a la partida que estas jugando. Sin duda yo lo elevaría al 75 en la nota, aunque la falta de offline es un punto en contra…

  2. Pingback: Plants Vs Zombies Garden Warfare llegará a Playstation en Agosto

Deja un comentario