Summerset es interesante, pero no salva a TESO

Con apenas un año de diferencia desde la llegada del primer capítulo de expansión de The Elder Scrolls Online, Zenimax Online Studios nos deleita con Summerset. Un viaje a la cuna del mundo.

No ha pasado mucho tiempo desde que volvimos a un Morrowind más cuidado y con un precioso aspecto visual que fue las maravillas del fan clásico de The Elder Scrolls y del jugador del MMO. Durante estos meses, Zenimax ha añadido pequeños DLCs al juego como packs de mazmorras y cosméticos que continúan siendo poderoso aliciente para unirse al servicio de pago mensual y evitar gastos puntuales.

Pero Bethesda ha decidido que era el momento de que el segundo capítulo del juego multijugador hiciese su llegada, por lo que ya está entre nosotros desde hace un par de meses la segunda mayor expansión de contenido añadida al juego desde su lanzamiento en 2014. ¿Las promesas? Una región preciosa donde introducirnos en la profunda historia de los Altos Elfos, nuevos retos y toda una escuela de la magia que explorar.

Antes de nada, decir que estos capítulos, pese a ser lo más cercano a una expansión tradicional de cualquier MMO, son más similares a ampliaciones paralelas o de espacio que ampliaciones hacia arriba, hacia el high end. Me explico: Estas ampliaciones como Summerset o el pasado Morrowind buscan más ir completando el extenso continente de Tamriel que no ofrecer al jugador veterano heroicas tareas asumiendo que ha recorrido una épica historia previamente.

De hecho, y de forma similar a lo que sucedía con Morrowind, podemos empezar nuestras aventuras con un personaje creado desde 0 directamente en el nuevo contenido, y salvo algún detalle ocasional, no vamos a tener sensación de habernos perdido nada previamente. Esto es una de cal y otra de arena, pues el nuevo jugador puede acceder sin ningún tipo de problema, pero el jugador veterano va a hallar poca continuidad o evolución de lo que ha realizado previamente en el título.

No es algo que disguste especialmente, pero se empieza a echar de menos alguna trama que vertebre el MMO de fondo, que sea conductora del contenido y con la que los jugadores se puedan emocionar. Como digo y sin entrar en spoilers, los personajes que reconoces de contenido anterior se pueden contar con los dedos de una mano.

Nota: Soy consciente de que existe una metatrama, pero me parece que ni de lejos vertebra el MMO.

Como sea, vuelvo a incidir en que estas expansiones persiguen más el ir incorporando todas las regiones de Tamriel a la vez que dar algo que hacer al jugador más que el continuar con una saga épica, por lo que nos centraremos en las promesas de esta expansión y en ver si las logra traer con éxito. Los pilares son la nueva región, que podemos dividir entre la etapa de hacer misiones y la etapa post-misiones, los personajes y el cómo están escritos, la nueva escuela de magia, una nueva profesión y el contenido futuro, así como el apartado técnico y sonoro del juego.

Como vemos, esta expansión carece de una nueva clase, cosa que sí se introdujo en Morrowind con el Warden. Además, estaremos hablando de Summerset, no de Estivalia, pues el juego sigue sin localizarse al español y sin dar signos futuros de ello. Hemos jugado a Summerset completamente en inglés y de referenciar algún personaje o localización en este análisis lo haremos en el idioma con el que hemos jugado.

La región de Summerset es, sin duda, lo mejor de la expansión

La Cuna del Mundo

El lugar donde nació la civilización. Summerset es una isla localizada al suroeste de Tamriel. De tamaño considerable, de allí partieron hace eras todo tipo de elfos que acabarían poblando el gran continente junto a otras razas. Así pues, nos encontramos visitando una tierra antiquísima cuyas tradiciones y formas están bien detalladas. La Reina de los Altos Elfos, que son la eminente raza de la región, ha decretado la apertura de las fronteras. Así, los aventureros no tardamos en llegar a ver qué se tercia por la zona.

Por supuesto, no todo viene en paño de seda. Sin entrar a destripar la historia principal, mencionar que tendremos que lidiar con todo tipo de personajes, enemigos y conspiraciones para traer la paz a Tamriel a la par que evitar mayor desastre.

La trama principal no logra destacar hasta sus últimos arcos, donde muchos personajes realizan acciones dignas de epopeyas y donde algunos enfrentamientos y momentos consiguen poner los pelos de punta. Sin embargo y como digo, no es hasta los últimos arcos, por lo que el resto de la trama servirá como escusa para visitar la que es una bellísima y detallada región.

Pese a no ser muy variada visualmente, Summerset encandila.

No me han convencido tanto las misiones secundarias, que como buen The Elder Scrolls estarán diseminadas por el mapa e iremos realizándolas una vez nos las encontremos. Consiguen dar vidilla a la región y te animan a subir de nivel y explorar algunos recovecos que de otro modo no visitarías. Pese a eso, he echado en falta el dinamismo que llegué a ver en algunas de Morrowind y por lo general me han parecido peores. Me quedo eso sí con algunas, como la Manor of Masques, que me pareció original y más entretenida.

Una vez terminada la campaña tampoco tenemos motivo para abandonar Summerset, pues hay ciertas actividades que podemos realizar a alto nivel para obtener recompensas o seguir subiendo de nivel. Son el caso de las misiones diarias de los Geysers o distintas cazas.

Un mundo vivo

La historia y la metahistoria que envuelve a The Elder Scrolls es profunda y sin duda extensa, y quién mejor la transmite o debería transmitir son los carismáticos personajes que a veces nos encontramos. Summerset cuenta con un buen elenco de ellos, de los que por supuesto nos quedaremos con alguno, pero sus diálogos así como la actuación de voz realizada con esmero por parte de los actores está a un muy buen nivel, así que es un apartado que siempre me gratifica ver tan cuidado en el MMO. No puedo evitar mencionar a Razum-Dar, personaje khajit que conoceremos al comenzar la aventura, y cuya personalidad y diálogos se han ganado mi afecto.

A lo largo de la campaña veremos todo tipo de infraestructuras Altmer.

Nuestras hazañas nos llevarán a conocer la Isla de Arteum, otro de los pilares de la expansión, y que por motivos desvelados en la trama ha sido desplazada a otro plano material. Allí habita la Order of Psijic, en la que nos podremos introducir para aprender toda una nueva senda. Con ella desbloquearemos habilidades tales como la congelación del tiempo en un área, regeneración, un teletransporte de una distancia media… Sin duda, te pone los dientes largos.

Pero, al igual que podríamos estar ante algo que disparara el nivel de la expansión a un plano más elevado, acaba por hundirla al introducir una de las peores formas que he visto de desbloquear algo en muchísimo tiempo en algún MMO.

Para ir subiendo de nivel en la Order of Psijic tienes que ir recorriendo el mundo cerrando unos portales desperdigados por cada zona. Y es horrible. El primer nivel lo obtendremos en la misma Summerset, que nos permitirá tener una habilidad, y con los siguientes tendremos que ir recorriendo todo Tamriel. En conclusión: Terminas todo lo que te ofrece la expansión y probablemente no habrás desbloqueado el primer nivel y el primer hechizo de la Orden.

Entiendo que querían introducirlo como excusa para recorrer las viejas zonas, pero por un lado fuerzas a los nuevos jugadores a recorrer terreno sin sentido alguno, sin enterarse de qué sucede/ ha sucedido en cada lugar y sin despertar interés alguno tampoco, porque lo que quiere el nuevo jugador es desbloquear las nuevas habilidades y no realizar todas las misiones de una zona para sacar un mísero nivel. Por otro lado, al jugador veterano le haces volver atrás, vale, pero llega enseguida a cada zona y tampoco es un reto real.

Algunas misiones secundarias te llevan a rincones que agradeces ver.

Estado del juego y contenido no muy bien introducido

La nueva profesión, Jewelry Crafting, me ha parecido útil y similarmente interesante al resto de las ya existentes en el juego. Reuniremos materiales y podremos crear joyas para equipar y potenciar a nuestro personaje, o bien venderlas a otros jugadores para obtener mayor beneficio.

La cuestión es que el resto de profesiones eran accesibles sin ningún contenido concreto en propiedad, y no termino de entender por qué esta concretamente se introduce con un muro de pago. Creo que lo suyo hubiese sido ofrecer esta característica de forma gratuita a todos los jugadores. Como añadido de la expansión cumple, pese a esta decisión tan extraña.

Por último, y antes de pasar a aspectos más técnicos, me gustaría hablar un poco sobre el estado de los contenidos de pago en el juego. Actualmente tenemos el juego base, los capítulos, los mini DLC, los DLC más grandes, los micropagos y la suscripción mensual. Sinceramente pienso que algo falla, y es que Zenimax no termina de concretar su modelo de negocio.

Creo que sería bueno para los Capítulos que Zenimax dejase de vender de forma individual DLCs para integarlos así en las expansiones, dándoles una coherencia común y más valor así al contenido grande. Ahora va a llegar un DLC mediano llamado Wolfhunter y los jugadores deberán volver a pasar por caja.

Está claro que es una forma de motivar a los clientes a utilizar la subscripción, pero tengo también la sensación de esa falta de coherencia, de ver DLCs continuos sin una visión u objetivo común que para el fan debe ser hasta molesto.

Todo esto obviamente no afecta a mi valoración de la expansión, pero creo que si en vez de sacar ahora este Wolfhunter hicieras un parche gratuito para aquellos que compraron Summerset con el mismo contenido pero adaptado a la temática de este Capítulo el MMO ganaría robustez.

Apartados técnicos y sonoro

Por último, ya mencionar un poco lo obvio. Al apartado gráfico le siguen pesando los lanzamientos en consola, y se sitúa ya en un punto en el que bien le haría falta un cambio de motor o un trabajo más arduo en los modelados de los personajes y en las texturas del terreno. Entiendo que el juego debe funcionar en numerosas plataformas y el desarrollo de cada contenido debe ser titánico, pero no parece que sea digno de tenerlo en pleno 2018 así, pues no hace justicia al proyecto que es The Elder Scrolls Online.

Y la banda sonora está al nivel de la expansión, es decir, mediocre. Podemos salvar un poco algún tema como el de Boss Theme, pero por lo general no escucharemos nada memorable más allá del Tema Principal, que es común a toda la franquicia.

En conclusión

Summerset es una región preciosa, con rincones preciosos y un carisma único dotado por sus personajes y sus enemigos que hace palidecer regiones más antiguas. La trama principal, nos tendrá más que intrigados durante unas horas, y las misiones secundarias servirán de excusa para recorrer la zona. Las nuevas habilidades permanecerán eso sí bloqueadas hasta que nos dignemos a recorrer el mundo a falta de razón mejor.

Sin embargo, algunas decisiones o el mismo paso del tiempo parecen jugar en contra del MMO. DLCs que viven poco tiempo, un apartado gráfico anclado, una banda sonora poco inspirada y un modelo de negocio que urgentemente debe repensarse. Summerset no parece ser el paso obligatorio que debíamos tomar en nuestra ruta hacia un Tamriel Completo. [55]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + cinco =