Acer Predator Triton 900, el "no" portátil que te dejará sin habla

Una de las mejores cosas de trabajar probando y analizando hardware y periféricos es que, más de una vez, te llega a tus manos algo excepcional y, sobre todo, fuera de tus posibilidades económicas. Este ha sido el caso cuando Acer nos propuso analizar su todopoderoso Predator Triton 900, el portátil más potente que haya pasado por mis manos hasta este momento.

Como siempre queremos agradecer a la compañía la confianza en AKB al prestarnos un portátil de, ojo, aproximadamente 4000 euros para realizar el análisis. Con ese precio ya podemos empezar a vislumbrar lo que lleva en sus tripas y las posibilidades que nos da un equipo de esas características en casa. Pero como todo en la vida, por muy caro que sea, tiene sus virtudes y defectos y, como siempre, os las vamos a contar en este análisis.

Acer Predator Triton 900: La caja y los accesorios

Aquí la empresa ha estado inteligente. El portátil nos ha llegado en una caja neutra que no da ninguna pista de lo que lleva en su interior. Una vez abierta nos encontramos el portátil protegido por dos soportes de espuma semi rígida, envuelto en una tela «protectora». Junto al portátil venía, evidentemente, la fuente de alimentación, cuyo tamaño veréis en las fotos y que os adelanto que es, de todo menos portátil.

Una vez sacamos el equipo de la caja nos vamos a dar cuenta de que es enorme. La pantalla de 17 pulgadas lleva un marco especial para que pueda hacer el juego de bisagras que le da la gracia al producto y eso conlleva un extra en peso y centímetros. Por poneros un ejemplo, me ha sido imposible meterlo en ninguna de las mochilas para portátiles que tengo en casa por lo que no hemos podido hacer pruebas de portabilidad del equipo. Como recordatorio, le pediremos al jefe que nos compre una mochila gigante, por si vuelven a mandarnos un equipo de esas dimensiones.

Entiendo que, por ser un equipo dedicado a reviews, no nos van a mandar la caja original, pero al ver lo bien que estaba protegido el anterior producto de Acer que analizamos, el portátil Acer Predator Triton 500, nos esperábamos algo más impresionante con un equipo de semejante gama de componentes y precio. No es para ponerse nervioso si lo pedimos por internet y nos tiene que llegar por mensajería, pero es algo a tener en cuenta.

Acer Predator Triton 900: características técnicas

Estas son las características técnicas del portátil que nos ha llegado para analizar:

– Procesador: Intel i7 8750H 2.20Ghz
– Memoria: 16GB RAM DDR4
– Disco duro: 512 GB SSD Intel
– Tarjeta Gráfica: Nvidia Geforce RTX 2080
– Tarjeta gráfica 2: Intel UHD 630
– Tarjeta red: Killer E3000 2,5 Gigabit
– Tarjeta Wifi: Killer Wireless AC 1550i
– Dispositivo de audio: Realtek
– Tipo de pantalla: LCD UHD táctil brillo
– Resolución de pantalla: 4096×2304
– Tecnología de refresco: Nvidia GSYNC
– Refresco de la pantalla: 60 Hz
– Micrófono: Sí
– Altavoces: 4
– Conexiones: 1x HDMI, 1 DP, 1 RJ45, 1 USB 2.0, 3 USB 3.0, entrada y salida de audio
– Teclado: teclado retroiluminado
– Touch pad táctil
– Batería: Polímero de litio 4600 mAh
– Potencia: 330W
– Medidas: 23,5 mm alto, 428 mm ancho, 330 mm profundidad
– Peso: 4,50 Kg

Las características técnicas del equipo difieren bastante con las de los equipos que ahora mismo tiene Acer a la venta por un precio de aproximadamente 4300 euros. Por ejemplo, se ha mejorado el procesador a la serie 9 de Intel, se han incluido 32 GB de RAM DDR4, además, el disco duro es un SSD 1 TB en lugar de los 512 GB que venían en el equipo de pruebas y que se nos antojaba, del todo, insuficientes para el día a día en un equipo tan grande.

A parte de unas características impresionantes en las tripas, lo que más nos va a llamar la atención es la pantalla táctil con marco móvil 4K y la ventana translucida en el que vemos la RTX 2080. Esas dos cosas ya son más que suficientes para que quieras enseñar este equipo a todo el mundo o que te quieras hacer una foto junto a él si lo ves en alguna exposición o tienda.

Virtudes y defectos

Tenemos que reconocerlo, es un auténtico bicho, el i7 y la RTX 2080 te van a hacer disfrutar de juegos a 4K desde el mismo momento en el que los instales y eso cualquier equipo portátil no lo puede hacer, pero no terminamos de verle la utilidad al marco móvil y a la pantalla táctil. Son dos de los conceptos principales del equipo y, seguramente, culpables del sobre coste económico que representa este Acer Predator Triton 900. Sin embargo le veo una utilidad nula a ambos, me explico: que podamos acercar la pantalla al teclado puede tener su sentido o incluso poner el portátil en modo táblet si estamos haciendo alguna presentación grupal, pero que no se incluya un lápiz óptico compatible le quita parte de la gracia a esta pantalla. Podemos usar el dedo para manejar el equipo, y más con las facilidades que nos da Windows 10 con el modo tableta, pero va a ser algo que, si vas buscando un PC gaming, vas a usar un día o ninguno.

Por mi parte hubiese mantenido el movimiento de la pantalla, limitado a acercar el monitor al teclado y así ocultar la zona de la tarjeta gráfica, pero hubiese eliminado la pantalla táctil si vas a por un público gamer como objetivo de ventas.

Otro de los defectos que le hemos encontrado es la falta de conexiones USB en un barebone tan grande: 4 conectores de este tipo, 3 al descubierto, todos USB 3.0 y uno escondido en un sistema que aun no me explico su uso ni el por qué de implementarlo. Notaba algo raro en la parte izquierda del portátil, como una solapa y pensaba para mi, ¿habrán incluido un lector de BR? Imaginaros mi sorpresa cuando muevo la pestaña y un conector USB asoma. ¿Era necesario?

El concepto de portátil se diluye

Ese es el problema cuando estamos hablando de un equipo de 17,3 pulgadas y 4,5 kilos de peso: no es portátil. Y eso sin contar la fuente de alimentación que, sin haberla pesado, a ojo, su kilo y poco se lleva por delante, así que tendríamos a nuestras espaldas casi 6 kilos de peso de aquí para allá. No es solo que llevas cuatro sueldos en la espalda, es que vas a tener que gastarte otro en el fisio para recuperarte. Por eso siempre digo que este tipo de equipos es una auténtica locura, todos los querríamos en nuestra casa, pero a la hora de la verdad es como tener un Ferrari viviendo en Granada capital, de 30 no pasas y las motos de 49 te pasan por la derecha: no es útil. Es precioso, potente y digno de un estudio de diseño por la versatilidad de la pantalla, pero dudo que alguien lo comprase por eso.

Muchos al leer este análisis os podéis echar las manos a la cabeza y diréis, ¡este tipo está loco!, ¿está diciendo que este portátil es malo? Ni mucho menos, solo digo que el concepto de diseño de la bisagra es interesante para exportarlo a otros modelos, que la pantalla táctil en un equipo gaming no vale para nada y que llevar 6 kilos de peso a tu espalda no es sano, por todo lo demás, este portátil me parece una auténtica maravilla: tiene potencia de sobra, la pantalla 4K y los colores que muestra impresionan hasta con vídeos de stock en Youtube y ojo, jugar con el teclado es increíble, aunque no tanto la posición del trackpad. Estaríamos hablando de un 70-30 en virtudes y defectos, eso sin contar el precio, claro.

Potencia y la pantalla 4K, sus virtudes

Si lo que estamos buscando es el portátil más potente y con una de las mejores pantallas del mercado, el Predator Triton 900 tendría que estar entre los primeros de tu lista. Como hemos comentado en los párrafos anterior, el procesador y la gráfica son el tope que podemos encontrar en portátiles, por lo que vamos a disfrutar de los juegos al máximo de su calidad. Si además somos profesionales del CAD o del diseño, la RTX 2080 y la compatibilidad con CUDA nos ofrece un rendimiento sobresaliente. Hemos realizado un par de test sintéticos para comparar con otros ordenadores y ver donde se queda este portátil:

Y si hablamos de la pantalla, es necesario recordar que el modelo que lleva es del tipo glossy, para que los colores se vean más vivos y disfrutes de la pantalla 4K, pero yo sigo siendo de la vieja escuela y odio las pantallas que reflejan hasta lo más mínimo. Prefiero modelos con pantalla mate, me resultan más cómodas, pero entiendo que para este tipo de productos no lucen igual.

Conclusión

Este portátil es una maravilla técnica por potencia y diseño. La versatilidad que le ofrece la bisagra y las múltiples posibilidades de posicionar la pantalla son un plus, pero seamos realistas, lo vas a usar bien poco. La pantalla táctil, ídem de lo mismo; si hubiesen incorporado un lápiz óptico compatible con esta pantalla estaríamos hablando de un combo imbatible para profesionales que amen los videojuegos y que los quieran disfrutar al máximo de calidad. Por procesador, gráfica y demás componentes, evidentemente, no te vas a quedar corto en ningún momento y vas a tener ordenador para muchos, muchos años, jugando a lo que máximo que te ofrezca el juego.

Pero los defectos, el 70-30 que hemos hablado antes, pesan y mucho en nuestra consideración de este Predator Triton 900: demasiado grande y aparatoso para llevarlo en la espalda cada día y si lo vas a dejar en la oficina o en el dormitorio… los más de 4000 euros no están justificados ya que la propia Acer tiene sobremesas igual de potentes por menos precio. A nosotros nos encanta este producto, pero tenemos que ser realistas con los defectos de utilidad que puede llegar a tener. Por componentes: procesador, gráfica, y demás se merece la máxima nota, pero los defectos hacen que se quede en un producto de exposición, interesante, pero que no lo vemos como producto para usar en tu día a día. Nota: 80.

Deja un comentario