Football Manager 2020, análisis de la evolución de la franquicia

Pasan los años y muchas cosas cambian para el aficionado al fútbol. En el último par hemos vivido la incorporación del video arbitraje, ahora se acerca una Eurocopa sin sede fija e incluso es posible que vivamos un mundial fuera del verano. Por suerte la vida sigue igual en muchas cosas, y una de ellas es la buena costumbre de Sports Interactive.

Llega la versión definitiva

Nueva entrega anual de una franquicia que nos dará cientos de horas de diversión durante la temporada, como es el caso de Football Manager 2020. El juego ya tiene su versión definitiva y como siempre podemos decir clara una cosa: para el seguidor no tan acérrimo de la saga, el titulo podría parecer prácticamente el mismo que la edición anterior. Pero aquellos que no nos cansamos de darle hasta el mismo mes de octubre, sí que apreciamos las interesantes novedades que incorpora cada año y que pasamos a comentar de forma breve.

Lo primero que encontramos son muchas novedades a nivel de interfaz. Algunas son de poca trascendencia, pero por ejemplo destaca lo claramente que podemos delegar ahora funciones en nuestro staff o seguir el progreso de nuestros jugadores cedidos y promesas del filial. También encontramos novedades de Quality of Life, como poder pedir de forma muy rápida y sencilla a nuestro director deportivo que sugiera posibles fichajes para una determinada posición y rol.

Muchas mejoras

Tampoco podían faltar las habituales mejoras con cuentagotas al motor 3D de los partidos, sí bien el aspecto en general sigue dando la sensación de estar viajando más de 10 años al pasado. La novedad verdaderamente tangible es que por fin renuevan las imágenes de los regens que tantas coñas han generado siempre en los foros, y ahora se asemejan a personas.

A nivel de simulación de partidos el estándar de realismo en Football Manager 2020 sigue siendo bastante alto, si bien persisten tendencias desesperantes como que los jugadores siempre prefieran tirar desde ángulos muy cerrados aunque tengan a un compañero solo en el área pequeña, o que los porteros no reaccionen a ciertos balones largos a la espalda de su línea defensiva. Pero la experiencia general de los partidos es realista y convincente, una de las claves del éxito de esta saga.

Y no hay mucho más que decir, más allá de todo un clásico en estos análisis: ¿recomendamos comprar Football Manager 2020? La respuesta es que sí, pero con los matices mencionados previamente. Un fan acérrimo de la saga o alguien que verdaderamente valore contar con las plantillas actualizadas seguro que disfrutará con esta nueva edición. Sin embargo, aquellos que simplemente quieran probar un juego de manager de fútbol y/o no les suponga problema tener la base de datos de la temporada pasada podrán disfrutar también de alguna de las ediciones anteriores por un precio ridículo.

Yo personalmente soy de los primeros, y aunque es indudable que gran parte de las novedades son testimoniales, creo que pocos juegos aseguran una experiencia tan cercana a la realidad como la que se encuentra en Football Manager 2020. [82]

Deja un comentario