Dragones y poder en Shining Resonance Refrain

Hacía tiempo que no contábamos con una entrega de la saga Shining por nuestros lares. Con la saga principal en el olvido (desarrollada por el germen del estudio Camelot) desde el remake del primer juego a Gameboy Advance, en el ya lejano 2004, Sega ha externalizado la franquicia creando spin-offs.

Estos, como mucho, llegaban a Estados Unidos y nunca llegando a ser referentes como las entregas originales. El juego que os vamos a comentar hoy se trata de uno de esos títulos que no siguen a las entregas originales (recordad, los Shining Force originales eran RPGs tácticos, mientras que Shining Resonance Refrain es un Action RPG) y que está a cargo de Media Vision, los desarrolladores de la saga Wild Arms. La coletilla Refrain se refiere al contenido añadido a esta versión, ya que la entrega vanilla apareció en PS3 en 2014, hasta ahora inédita en occidente.

Dos historias por una

El citado modo Refrain consiste en una versión alternativa del juego original, con el añadido de dos personajes nuevos que se añaden al elenco protagonista, nuevas mazmorras, trajes y poco más. ¿Qué hay de malo de este modo? Pues que el juego es muy largo para hacer dos pasadas (unas 40 horas cada partida) y, lo que se altera en Refrain, tampoco es nada drástico como para pasárselo una vez más. Personalmente, empezaría primero por el modo Refrain, aunque el juego nos recomiende empezar por el modo original.

Gráficamente cumple gracias al colorido de los escenarios y los 60 fps en PS4 y PC (30 fps en Switch). En cuanto al diseño de personajes, es muy original y con cierta personalidad en cuanto a su modo de ser. No llega a los niveles del Canvas Engine utilizado en la saga Valkyria Chronicles, pero cumple para ser un título aparecido hace 5 años.

La historia tampoco nos va a atrapar por su originalidad: Isla sagrada donde dragones y elfos vivían en paz hasta que entran en guerra contra un poder divino en el que hará mella, sobretodo, a los dragones. Siglos mas tarde, nuestro protagonista resulta que es un humano con alma de un dragón poderoso al que tenemos que liberar de su prisión. Sigue con el recurso narrativo clásico de una raza extinguida que resulta que no ha desaparecido del todo o, en su defecto, se reencarna. No faltan las guerras entre imperios enfrentados que querrán hacerse con el poder del dichoso dragón.

Aparte de la poca originalidad de la historia y sus clichés, nos encontramos con que el juego está totalmente en inglés (con voces en japonés o en inglés) y donde la mayoría de secuencias son pantallas prácticamente estáticas (con los diseños del mangaka eroge Tony Taka), al estilo Visual Novel. Recalco esto último porque en Shining Resonance Refrain hay un cierto componente de novela visual romántica con posibilidad de citas entre tus compañeras de grupo (y conversaciones entre los masculinos), básicamente para mejorar el apoyo en batalla entre nuestros personajes y el personaje que utilicemos.

El modo batalla pinta bien, en principio

En los combates es cuando vemos uno de los puntos flacos del juego de Sega. La inteligencia artificial decae bastante, ya que suelen cometer muchos fallos, sobretodo recibiendo golpes fácilmente evitables si los manejara un jugador humano. Aún así las luchas son bastante entretenidas, aunque hayan picos de dificultad bastante acusados.

A resaltar que podemos dar ordenes sencillas al grupo, que nuestros movimientos de ataque (no así de movimiento, ya que tenemos total libertad en el escenario), dependen de unos puntos de acción que se recargan rápidamente si dejamos de atacar en un breve lapso de tiempo, lo cual sirve que no vayamos aporreando los botones inconscientemente. 

También podemos utilizar movimientos mágicos vía MP, como magias curativas y ataques mas poderosos (que también se recargan mientras avanzan los combates) con la posibilidad de incapacitar al enemigo. En definitiva, se agradece que haya algo de estrategia al tener la posibilidad de gestionar los movimientos. También podemos cambiar de líder para hacer uso de habilidades exclusivas que pueden decantar la balanza ante los enemigos más desafiantes. Aún así, enseguida nos daremos cuenta de la simplicidad del sistema de combate y casi siempre optaremos por utilizar a Yuma (el protagonista) ya que está “roto”, gracias a su capacidad de transformarse en dragón.

Sin embargo, si abusamos de dicha característica, entrará en un modo “locura” en el que empezará a atacar a todos el que se cruce en su radio, indistintamente si es del mismo equipo. Otro elemento a destacar es el sistema B.A.N.D. que nos sirve para activar beneficios temporales gracias a las armas o instrumentos equipados de los personajes y del personaje que manejemos en ese momento.

No obstante, en un principio el sistema de combate parece muy correcto, pero pronto nos damos cuenta de lo repetitivo que se hace. Y lo peor es que no hay nada que nos haga cambiar de opinión mientras avanza nuestra aventura. Para que nos entendamos, Shining Resonance Refrain se defiende bastante bien en las primeras horas ante la saga Tales, pero las entregas de esta última salen ganando por KO.

En definitiva

Quien busque un título ARPG correcto, Shining Resonance Refrain es una buena opción a tener en cuenta. El problema es que no destaca en nada, y no innova. Seguimos con los clásicos cánones de los JRPG: ciudad donde podemos aceptar misiones, cumplirlas, recibir recompensa, invertir el dinero en mejorar nuestro equipo (no para cambiar las armas, ya que cada uno ya tiene prefijada una a modo de instrumento musical), activar eventos entre misiones y vuelta a empezar, sin olvidarnos de la posada (o, en su defecto, los campamentos fuera de la ciudad) que nos permitirán curarnos.

Por cierto, en esos lugares es donde se activa la posibilidad de conocer mejor a nuestros personajes y las mencionadas citas. En cuanto al apartado sonoro, poco a resaltar. Hay cierto componente celta en los arreglos y alguna canción cantada por los dobladores del título. Correcto en general.

Es un juego que salió hace más de medio año, en el que se ha analizado con cierto poso. Sigue siendo un juego correcto, para fans de los Action RPG y que no pretende inventar nada, mas allá de ser un título que nos servirá para saciar nuestras ansias de títulos del género. Quizá por eso han añadido una historia alternativa para volver a hacer un bis, pero quizá los desarrolladores pecan de ilusos por esperar que el jugador vuelva a empezar un juego claramente hecho para terminarlo solamente una vez. [70]

Lo mejor

  • Largo y bastante divertido
  • Se agradece que hayan dos historias en el mismo juego
  • Gráficamente cumple

Lo peor

  • Personajes cliché
  • No aporta nada nuevo al género
  • Las animaciones no son muy allá
  • A veces se hace algo complicado

Deja un comentario