Impresiones Atomic Heart. La rebelión de las máquinas

Tuvimos la oportunidad de jugar Atomic Heart unos días antes de su lanzamiento. El primer juego del estudio chipriota Mundfish me ha dejado muy buenas sensaciones, pero tiene aspectos clave que deben mejorar.

atomic heart

Antes de que pase lo peor

Atomic Heart nos propone un mundo donde la Unión Soviética centra sus esfuerzos en la robótica y el control neuronal. Durante la primera parte del juego vemos algo de ese mundo con robots serviles y con la conciencia suficiente de asumir que en el futuro serán mejores y más capaces, eso si, siempre ayudando a los humanos.

P-3, el protagonista de esta aventura, será el encargado de ir revisar una situación anómala en una de las regiones y se encuentra con que los robots, por culpa del camarada Victor Petrov, han tomado posesión del lugar.

Los humanos no se salvan y veremos sus cuerpos por todo el lugar, además de la destrucción que han dejado los robots a su paso. El contraste me ha parecido fenomenal. Pasar de un lugar donde todo es perfecto, para ver que esos mismos elementos son capaces de destruir un entorno.

atomic heart

No dejes ni una piedra sin remover

Lo he venido diciendo desde su anuncio. Atomic Heart me recuerda mucho a Bioshock y de allí mi afán por probarlo. Efectivamente tenemos esos entornos donde el peligro está a la vuelta de la esquina, pero donde es imposible no ir a revisar, en busca de secretos o materiales.

Una de las mecánicas más interesantes del juego viene gracias a Charles. Una inteligencia artificial que viene en un guante y que nos permite escanear el lugar, mover objetos, realizar ataques secundarios o usar objetos curativos.

Gracias al guante también es posible desordenar las oficinas o inspeccionar enemigos derrotados en búsqueda de partes, las cuales pueden ser usadas para mejorar la inteligencia artificial o crear/mejorar el armamento. Es por esto que nunca dejo un rincón sin revisar.

atomic heart

Un lore impresionante

Los lugares que visita P-3 nos dejan ver el alcance de estas naciones y sus intenciones. No solo experimentos con robots, sino también con ciertos fluidos, como el polímero y las plantas, que una vez se mezclan con los robots resultan siendo letales.

Me ha impresionado muchísimo el lore que ha creado Mundfish para este juego. La cantidad de información, personajes, situaciones, inventos, es abrumadora. Se nota bastante el esfuerzo del estudio para contar esta historia.

Exceso de animaciones

Desafortunadamente Atomic Heart tiene sus problemas. Por momentos la IA nos descubre sin importar la distancia, lo que hace que el uso del sigilo sea anecdótico. También se nota mucho que algunos robots, especialmente la maquinaria pesada, se mueven a una velocidad diferente que desentona con el resto del ambiente.

atomic heart

Pero lo que menos me ha gustado ha sido las animaciones de P-3, porque le quitan todo el ritmo a los combates. Cada que el personaje cae al piso hay una animación de poner las manos y levantarse. Cuando se realiza un ataque cuerpo a cuerpo fuerte, se viene otra animación lenta al momento de utilizar el arma.

El uso de elementos para recuperar salud…Si, otra animación que es supremamente perjudicial en combate. Resolver los puzzles de cerrojos con una cámara de vigilancia cerca es un suplicio, porque la animación de retirar el cerrojo no se puede saltar, entonces es normal que las cámaras nos terminen detectando.

Eso sí, muchas de las animaciones tienen que ver con los ataques cuerpo a cuerpo o movimientos del personaje. Los ataques con las armas son mucho más fluidos y divertidos, por la cantidad de opciones que se presentan, pero igual siento que se pierde ese balance al momento de los combates con tantas animaciones innecesarias.

atomic heart

A tu manera

Algo que busca Atomic Heart es que cada persona viva la experiencia a su manera. Es así como algunas mejoras se sienten excluyentes o ciertas armas bastante disparejas. En lo personal me he ido mucho por el uso de la electricidad en los ataques y por el momento me ha favorecido.

Eso sí, las opciones, tanto de armamento como habilidades son bastantes y eso nos entrega un campo de acción muy amplio al momento de combinarlas y así encontrar las debilidades de los enemigos.

Visualmente impactante

Ya se había visto en los adelantos y por fortuna se mantuvo en la versión final. Atomic Heart es un juego visualmente espectacular. Los colores, las texturas, los entornos, los sonidos. Todo se mezcla de una manera que siempre te va a generar algo. En la mayoría de los casos tensión, al descubrir nuevos enemigos o habilidades de los mismos.

atomic heart

Lo que sí debería mejorar un poco es la interfaz. Los iconos son bastante pequeños y en las terminales de correo, las proyecciones tienen una especie de efecto que hace que las letras se muevan un poco y a mi parecer es bastante molesto.

Todo muy bien en general

Me parece impresionante lo que Mundfish ha conseguido con su primer juego. Un entorno tensionante, pero que invita a ser recorrido. Que visualmente luce de maravilla, con una historia muy intrigante, llena de todo tipo de personajes, acertijos novedosos, sobre todo al momento de abrir las puertas y además con un lore bastante cuidado.

El único pero que le encuentro es en las mecánicas de combate y su ritmo, sobre todo los ataques cuerpo a cuerpo, y esas animaciones que desequilibran el ritmo de inmediato. Ademas el tema del sigilo que no está muy bien manejado. Pero eso no lastra una experiencia entretenida y muy bien cuidada.

  1. Anoche vi al colega jugarlo un par de horas y es una pasada, juegazo tremendo y desde ya candidato al GOTY 2023 (que ganará Zelda: Tears of Kingdom).

    AVISO: El lenguaje es fuerte, abundantes tacos gruesos y conversaciones con una máquina dignas de una peli porno. Cuidado con jugarlo delante de los niños. Veremos si cuando se entere de esto la dictadura woke no empiezan a atacar al estupendo título, que ya sabemos cómo se las gastan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 4 =