Impresiones con Pokémon Let's Go para Switch ¿Me lo compro?

¿Has jugado a Pokémon antes? Compra el juego. ¿No has jugado a Pokémon? Compra el juego. Así de fácil. Y es que Pokémon Let’s Go es un nuevo imprescindible del catálogo de Nintendo Switch.

Pokémon Let's Go

Y es que sí, Pokémon Let’s Go es un remake de los primeros Pokémon. Pokémon rojo (el bueno, claramente), azul y amarillo. Y es posible que sí, eso condiciona a que no tenga tanto contenido como pueden tener los últimos juegos. Pero da igual. Tenemos que dejar todo eso de lado y analizar Pokémon Let’s Go como un juego que ha salido ahora, en 2018, y debemos ver si nos va a gustar o si no.

Un Pokémon sin combates aleatorios

La primera duda que hemos tenido todos en estos meses creo que es la misma. Han quitado los combates aleatorios… ¿El juego entonces es un paseo? ¿Combatiremos en los gimnasios y poco más?

No, han quitado los combates aleatorios, pero Pokémon Let’s Go no es un paseo. Y la verdad, que en el momento pasan los primeros minutos, ni nos acordaremos de los combates aleatorios. Y es que cuando capturemos Pokémon salvajes, nos van a dar experiencia. Por tanto, vamos a querer capturar bastantes para conseguir esa experiencia y poder afrontar los combates mejor. Pero claro, no vamos a poder capturar a todos porque las Pokeball no son ilimitadas. Y han conseguido un equilibrio muy bueno en este apartado. Cuando atravesemos las cuevas más grandes, tendremos que medir muy bien cuantas Pokeball gastamos. Porque si gastamos demasiadas, quizás luego nos salga un Pokémon raro y no podamos capturarlo.

Además, a las Pokeball se suman las bayas. Bayas de varios tipos que nos facilitarán la labor de capturar a los Pokémon. Y es que en ocasiones no es tarea fácil. Los Pokémon se van a mover por la pantalla (unos más que otros, cierto) y tendremos que apuntar y darles. El mecanismo es parecido al juego de móviles de Pokémon Go.

Pokémon Let's Go

Es cierto que, personalmente, como mejor juego es en modo portátil. No acabo de pillar el punto a jugar en modo sobremesa. Y es que sólo se puede jugar con un Joycon, y hacer el lanzamiento moviendo el mando. No sé por qué no se puede usar el giroscopio del mando, igual que cuando jugamos en modo portátil.

Otra razón para querer cazar Pokémon, es que podremos enviarle al profesor los Pokémon que no queramos. Y el profesor nos enviará caramelos. Esos caramelos se los podremos dar a nuestros Pokémon para poder hacerlos más fuertes.

Combates contra entrenadores

Tendremos muchos combates a lo largo de Pokémon Let’s Go. Más que en los juegos originales, para compensar que no combatimos contra los Pokémon salvajes. El comienzo de Pokémon Let’s Go es bastante sencillo, y es que a nuestro Pokémon principal (Eevee o Pikachu) lo llevaremos dopado. Aprenderán ataques poderosos muy pronto, y de vez en cuando nos darán caramelos especiales para hacerlos aún más fuertes.

Pokémon Let's Go

Eso quiere decir que, si llevamos a Eevee o Pikachu como primer Pokémon, los combates los resolveremos rápido. El problema está en lograr un equipo equilibrado, y tener sustitutos de garantías. Porque conforme avancemos la cosa se pondrá más seria. Puede entrar un ataque que te mate a tu Pokémon de un solo golpe, o dormirlo, paralizarlo… te pueden pasar mil cosas, porque, aunque fuertes, no son invencibles. Y cuando entra el resto del equipo es cuando te darás cuenta de que la cosa no es tan fácil como parecía.

Hay que invertir en el resto de Pokémon, y tratar de hacerlos más fuertes para poder avanzar con garantías.

El Online de Pokémon Let’s Go

Además, tenemos modos online para poder intercambiar y combatir. Esto está más pensado para el endgame, sobretodo la parte de combatir. Porque si bien te aumenta el nivel de los Pokémon hasta 50 para combatir en igualdad, los ataques son los que tienen aprendidos los Pokémon. Y si no has aprendido ataques fuertes, estás vendido.

Pokémon Let's Go

Y el intercambio es un poco lotería si vas a Internet. Puedes ofrecer algún Pokémon que evolucione con el intercambio, o alguno exclusivo de tu edición a ver si el otro jugador hace lo mismo. Pero de todas las veces que lo he intentado, sólo me ha salido bien una. Cierto es que viendo los Pokémonde la otra persona estaba en un estado mucho más avanzado, por lo que es probable que no le interesase nada de lo que tenía yo.

Por cierto, por si no te había quedado claro, Pokémon Let’s Go es compra obligada. Ya tardas.

Deja un comentario