Las agüelas se modernizan

Estas imágenes que os voy a mostrar han traído a mi memoria algunos de los peores recuerdos de mi infancia: las chaquetas que mi abuela me tejía, con todo su amor hay que decirlo, en sesiones de punto y ganchillo que daban en el vecindario. Ni que decir tiene que este cuerpo torero sirvió para la experimentación de todo tipo de abrigos, suéteres, orejeras, gorros, guantes y jerséises, algunos de los cuáles me entrarían hoy, más de veinte años después, sin mayores problemas…

El caso es que las agüelas ya no son lo que eran. Antes hacían jerseys, con amor, pero feos, a sus nietos; ahora fabrican gorros como el de Link o que imitan al personaje de Katamary. Unas joyas las yayas de hoy en día (lo que no significa que tengan prisa por serlo, me entendéis ¿no?)

null


Fuente | Ripten

Deja un comentario