No te olvides de Cuphead

Cuphead: Don’t Deal with the Devil fue el pelotazo de StudioMDHR hace unos años y sigue estando en la palestra. Este año, por ejemplo, ha salido en Switch, en un movimiento maravilloso que deja claro que Microsoft juega con sus IPs a algo diferente que el resto.

Cuphead

Una adaptación potente

La conversión a la híbrida de Nintendo no ha sido una versión de trámite. Los reviews hablando sobre la excelente adaptación del juego a la popular consola de Nintendo demuestran que se ha mimado al extremo. Esta nueva versión es fiel a la original y la fluidez del juego tanto en modo portátil como en el Dock, es perfecta. Yo me hice con ella y puedo atestiguar que la dificultad marca de la casa está ahí.

¿Lo bueno se hace esperar?

Esta adaptación puede considerarse el paso previo al lanzamiento de una expansión, aunque habrá que esperar algo más de lo previsto. Y es que Studio MDHR, estudio compuesto por los hermanos Chad y Jared Moldenhauer, ha confirmado que la expansión del juego que se viene promocionando hasta ahora, Cuphead: The Delicious Last Course, prevista en principio este 2019, se retrasará hasta el 2020.

El DLC va a estar disponible en las plataformas originales, Xbox One y PC, y la recientemente habilitada este año por Nintendo Switch. En los videos promocionales que han revelado, podemos encontrar nuevos personajes, aparentemente, muy carismáticos, como la compañera de nuestros protagonistas, Mr. Chalice. Este contará con sus propias características y habilidades especiales como los dobles saltos. Nuevas armas, nuevos jefes, nuevos objetos a descubrir… en definitiva, ya nos estamos comiendo las uñas

No hagas trato con el diablo

En el improbable caso que no sepas de qué va Cuphead, ahí va un resumen. Los protagonistas son dos simpáticos dibujitos con cabeza de taza, llamados Cuphead y Mugman, que viven en una isla llamada Inkwell Island con su abuelo. Un día deciden salir y llegan a la casa del diablo, el cual es dueño de un casino en el que se puede hacer de todo menos jugar a la ruleta online. Esto es claramente un guiño a la percepción que se tiene a los juegos de azar, como algo malo creado por el diablo.

Nuestros pequeños amigos comienzan a ganar repetidas veces las apuestas en los distintos juegos. La ambición se apodera de ellos y aceptan una última apuesta en la que si pierden, el diablo se queda sus almas, pero si ganan serán dueños del casino. Desafortunadamente, Cuphead pierde la apuesta pero logran convencer al diablo de no apoderarse de sus almas y llegan a un acuerdo en los que ellos se convertirán en una especie de cobradores del diablo.

Run n’ Gun y Boss Battle

Y así es como empiezan su aventura. Encontrarás que los niveles están divididos en dos fases llamadas Run n’ Gun y Boss Battle. Esta última es la parte más destacada de Cuphead. De hecho, esto mismo ha sido lo único criticado del juego, la aparente inutilidad de la fase Run n’ Gun en el juego pues fácilmente podría ser saltada, algo que cuadra teniendo en cuenta que estas partes se añadieron, aparentemente, al final del desarrollo del título, para dotarle de más chicha.

Deja un comentario