Super Monkey Ball Banana Mania - El mejor juego de la franquicia

Una propiedad intelectual que debutó en la “hermana” de Dreamcast, la placa arcade Naomi, en 2001, y que poco después salió para Game Cube en su estreno japonés. Para conmemorar este vigésimo aniversario de esta simpática y desafiante franquicia, que mejor que este nuevo Super Monkey Ball: Banana Mania.

Un poco de historia

Realmente el primer Monkey Ball es un título mucho más importante de lo que la gente puede pensar, ya que ayudó sobremanera a una Sega que justamente estaba en plena transición post-Dreamcast y que buscaba producciones baratas para buscar rentabilidad a corto plazo. Ahí es cuando a Toshihiro Nagoshi (que se acaba de ir de Sega, tristemente) se le ocurrió idear un juego que consistía en manejar a un mono dentro de una bola de gachapon en fases cortas de ir de un punto a otro y que solo se controlara con un joystick, sin necesidad de botones. Lo demás es historia, Super Monkey Ball se convertiría en uno de los primeros juegos insignia de la citada consola de Nintendo y Nagoshi ganaría todavía más prestigio dentro de las filas de Sega.

Aún con todo, lo cierto es que la saga ha tenido sus altibajos ya desde una época temprana. Sin ir más lejos, al final tuvo que estar en la nevera durante más de un lustro hasta que salió prácticamente de la nada Super Monkey Ball: Banana Blitz HD, el correcto remaster que yo mismo comenté hace un par de años en esta misma casa. Eso sí, ya os digo que Super Monkey Ball Banana Mania es una producción mucho más cuidada que el anterior lanzamiento, sin lugar a dudas. En esta ocasión está a la vista que ha habido mucho más mimo en detalles, que pueden gustar más o menos (como el cambio de las secuencia de video originales a escenas animadas de cómic), pero se nota que se han tomado la molestia de añadir este tipo de cosas.

Muchas horas de juego

Lo cierto es que en contenido no va escaso Super Monkey Ball Banana Mania. Ya solo en el modo historia hay más de 300 niveles procedentes de las dos primeras entregas (más los niveles extras de las versiones DX), de los cuales están todos diferenciados de una manera sorprendente. Lo mejor de todo es que hay una curva de dificultad bastante bien medida, al contrario que en Super Monkey Ball: Banana Blitz HD, donde la inclusión de los jefes no tuvo buena acogida por su excesiva dificultad en algunas ocasiones. 

Como mencionaba, esta edición está llena de extras. Y es que aparte del extenso modo historia, hay otras maneras de jugar a sus numerosos niveles, además de nuevas fases que se han añadido según el modo en el que estemos. Por ejemplo hay un modo desafío donde nos ponen a nuestra disposición niveles extra bastante más complicados que los originales. 

Además también hay un modo espejo (algo muy típico de la clásica rama arcade de Sega), en el que jugaremos a los niveles de manera invertida e incluso se han añadido 23 niveles con la dificultad inalterada de las versiones originales (sí, ha habido “rebalanceo” en algunas fases). El caso es que hay muchos más modos: contrarreloj, «Banana Oscura» (donde tenemos prohibido coger plátanos), minijuegos y mucho más. Vamos, que tenemos horas y horas de juego. 

Extras para los más “segueros” y ayudas para los menos hábiles

Si aún así se os atraganta algún nivel, sabed que tenemos a nuestra disposición una buena cantidad de ayudas, como la posibilidad de jugar a cámara lenta cuando accionamos un botón o el poder tener más tiempo para superar el nivel, entre otros añadidos. Incluso podemos saltar, algo que no estaba en los títulos originales (salvo en Banana Blitz). 

Eso sí, para tener esto último tendremos que adquirirlo en la completa tienda de extras que hay en Super Monkey Ball Banana Mania. Ahí, aparte de conseguir este nuevo tipo de gimmicks, es donde podremos canjear los puntos que conseguimos en nuevos extras. Estos van desde la compra de nuevos personajes jugables (un puntazo jugar como Sonic, Kazuma Kiryu o una Dreamcast), hasta nuevas opciones de personalización de personajes, pasando por filtros para el modo fotografía. Eso sí, siendo el vigésimo aniversario de la saga, no hubiese estado de más tener la versión Naomi en esta edición con esa estética Dreamcast tan icónica…

Una buena ración de minijuegos

Pero lo que más me ha llamado la atención son los minijuegos. La razón es que pensaba que se trataban de los mismos que vimos en Super Monkey Ball: Banana Blitz HD, pero la verdad es que no tienen ni punto de comparación con esa selección tan descafeinada que tuvo esa edición. En esta ocasión se ha optado por volver a recuperar los que se incluyeron en las versiones originales, por lo que tendremos a nuestra disposición doce minijuegos de enfoque multijugador local que van desde partidos de fútbol, de bolos, tenis, beisbol, e incluso carreras con una buena selección de circuitos. 

Lo mejor es que estos son lo suficientemente profundos para dedicarle más tiempo de lo que podría parecer a priori. Eso sí, no hay un modo multijugador online que no hubiese estado de más. De hecho lo único online que hay es la posibilidad de compartir nuestras puntuaciones para estar en los típicos rankings.

Acabando ya

Lo cierto es que, aparte de lo que he mencionado en el texto, poco más se puede hablar de Super Monkey Ball Banana Mania, aparte de su correcto apartado gráfico y de una nueva banda sonora que no está nada mal (aunque podemos conseguir la música original vía store). Un nuevo lanzamiento que recoge de manera masiva lo mejor de las entregas más icónicas de la saga y que encima añade algún que otro extra llamativo, ya es una buena carta de recomendación para hacerse con el último juego en el que ha participado (como productor, eso sí) el creativo más importante de la Sega de las últimas décadas. 

En otras palabras, aparte de dejar su impronta en el genial Lost Judgment, Nagoshi se ha ido de Sega de la misma manera en la que se fue: trabajando en un juego arcade. El verdadero ADN de la veterana compañía que mucha gente puede echar en falta, pero no hay más que ver que sigue presente en pleno año 2021, ya sea en títulos como Super Monkey Ball Banana Mania o en el reciente Virtua Fighter Ultimate Shodown. [90]

Deja un comentario