Yakuza Kiwami 2 es un juego maravilloso

De un tiempo a esta parte, nos hemos malacostumbrado a remakes de mucha calidad. Está Resident Evil 2 enamorándonos por el horizonte y, hace un año, Yakuza Kiwami nos dejó un excelente sabor de boca. Lo cierto es que da gusto ver cómo la franquicia de Sega va creciendo en occidente, aunque sea una década después de los lanzamientos originales.

Hace apenas 3 años, los aficionados suplicábamos que Yakuza 5 llegase a nuestro mercado. Fue un lanzamiento sin hacer mucho ruido, en formato digital para PlayStation 3 cuando la actual generación ya estaba muy asentada en el mercado. Esto provocó que pasase injustamente desapercibido pese a ser uno de los mejores juegos del año.

Pero las tornas han cambiado, puesto que la calidad cada vez mayor de la franquicia Yakuza fue aumentando el interés de los usuarios y permitiendo que Sega apostase más por ella en nuestro mercado. De este modo, como llevábamos mucho retraso con respecto al mercado nipón, en 19 meses hemos disfrutado de 4 entregas: Yakuza 0 en enero de 2017, Yakuza Kiwami (remake de la primera entrega) en agosto de 2017, Yakuza 6 en marzo de este año y, ahora, Yakuza Kiwami 2, remake de la segunda entrega de la franquicia.

En estos menos de dos años, PlayStation 4 se convirtió en el hogar de Kazuma Kiryu y se convirtió en el mejor entorno para que los neófitos se sumerjan en el universo que se les propone, puesto que Yakuza 0 es una precuela y los Kiwami son remakes de las entregas originales para PlayStation 2.

Tras el anuncio de las remasterizaciones de Yakuza 3, 4 y 5, y el ya lanzado Yakuza 6, por fin podremos disfrutar de toda la historia de Kiryu en una sola plataforma. Y, sobre todo, esta excelsa franquicia tiene una segunda oportunidad de triunfar entre un nuevo público. Yakuza Kiwami 2 nos lleva de vuelta a Yakuza 2 de PlayStation 2, solo que con un lavado de cara espectacular que hace que parezca un juego completamente nuevo.

El primer Yakuza Kiwami bebía mucho de Yakuza 0, pero no dejaba de ser un port de PlayStation 3 mejorado para PlayStation 4. En esta ocasión, Yakuza Kiwami 2 es el segundo juego desarrollado completamente para la consola actual de Sony y, por tanto, usa el nuevo motor que ya nos encandiló en Yakuza 6. Sin embargo, los pequeños problemillas de rendimiento derivados de ser un motor nuevo parecen haberse pulido en Kiwami 2, que rinde de maravilla de principio a fin. Al haberse rehecho todo el juego, casi no queda nada del juego de PlayStation 2, salvo el argumento, los personajes y la ambientación.

Sus pilares básicos siguen siendo los mismos, pero con mejoras técnicas y visuales que hacen que esta versión sea infinitamente superior a la original para PlayStation 2. Yakuza Kiwami 2 nos presenta una gran historia de yakuzas, profunda y elaborada, cuya historia se retoma justo donde lo dejó el primer Yakuza y se desarrolla en 2 ciudades, Kamurocho y Sotenbori. La trama será el eje central de la aventura, pero que no será más que una pequeña fracción de lo que ofrece el universo del juego.

Como suele ser habitual en la franquicia, tendremos infinidad de elementos secundarios que son un vestigio de la evolución de la franquicia desde el lanzamiento original del juego (2006 en Japón, 2008 en Europa). No es tan grande, ni tan exagerado, ni posee tanta carga de crítica social como las últimas entregas de la franquicia (algo lógico, puesto que la base es un juego mucho más corto que los capítulos más recientes), pero no lo necesita para conseguir destacar como un gran juego. Yakuza Kiwami 2, al igual que el remake de la primera entrega, es más grande, más cuidado y mejor juego en general, pero sin traicionar en ningún momento el producto básico.

Precisamente, es en los elementos secundarios donde se notan las diferencias con respecto al original. Muchas de las cosas que han evolucionado a lo largo de las entregas se han mantenido aquí, empezando por un sistema de combate sacado directamente de Yakuza 6, con los mismos minirretos para obtener experiencia en diferentes características y pudiendo mejorar tanto nuestras capacidades de combate como desbloquear diferentes habilidades o incluso mejoras para los minijuegos y los el propio vagar por la ciudad.

Y, como no podía ser de otra forma, no faltarán las tradicionales misiones secundarias, cargadas de crítica social y con moralejas, que ahondan en la realidad japonesa y nos incitan a pensar sobre el modo en el que el propio ser humano está enfocando la vida en este planeta.

Y de nuevo, habrá infinidad de actividades secundarias, ya sean karaoke, encontrar llaves para taquillas, golf, salones recreativos, partidas de cartas, juegos chicos, mahjong… En esta entrega destacan, sobre todo, dos grandes minijuegos que son los que más horas nos van a consumir: un minijuego de gestión de clubes (heredado de Yakuza 0) y un minijuego de gestión de clanes (heredado de Yakuza 6).

Al tratarse de un remake, se ha optado por reciclar dos de los mejores minijuegos grandes de los últimos lanzamientos, pero al mismo tiempo es una pena que no se haya aprovechado para innovar un poco más. Sobre todo porque, en Japón, las entregas se lanzaron más espaciadas entre sí. Pero, para nosotros, supone repetir minijuegos que hicimos hace un año y hace apenas unos meses, por lo que se hace un poco repetitivo en ese aspecto, aunque es más por planificación de lanzamientos que por problema del juego en sí mismo.

La franquicia Yakuza es una de las más interesantes de la Industria del Videojuego y tiene muchas cosas buenas: una historia de mafias densa y profunda (para la que es muy recomendable haber jugado el primer Kiwami), un sistema de juego divertido que te engancha de principio a fin, con personajes que te enamoran, con un apartado técnico espectacular y con infinidad de cosas por hacer en las actividades secundarias.

Puede que cuatro Yakuza seguidos sean algo excesivo, sobre todo porque este recupera demasiadas dinámicas de dos de las otras entregas recientes, del mismo modo que el hecho de que siga llegándonos sin traducción puede ser un lastre importante para llegar a un público mayor.

Pero estamos igualmente ante un juego maravilloso, que te enamora y te envuelve. Y pese a todo, tras pasar otras 50 horas intentando sacar el máximo porcentaje posible del juego, seguimos quedándonos con ganas de más. Un título indispensable para quienes hayan disfrutado ya de Yakuza 0 y Yakuza Kiwami y quieran seguir la historia de Kazuma y Haruka. [85]

Deja un comentario