YIIK: A Postmodern RPG, un juego muy a lo David Lynch

Parece mentira que después de varios años en desarrollo —el juego estaba destinado a llegar a Wii U—, el proyecto a cargo de Ackk Studios al fin vea la luz. Atiende al nombre de YIIK: A Postmodern RPG y es un JRPG que no dejará indiferente a nadie.

Un encuentro afortunado

He de confesar que no fue hasta mediados del pasado año cuando tuve la oportunidad de descubrir este juego. Un conocido me enseñó un vídeo distribuido por su creador y desde entonces, tuve claro que estaba destinado a ofrecernos algo diferente; algo único en su especie. Y es que bajo una superficie que se antoja como un juego de rol japonés tradicional se esconde una obra capaz de perturbar al mismísimo David Lynch, y eso es mucho decir.

Reminiscente de Earthbound, YIIK: A Postmodern RPG da su pistoletazo de salida situándonos en un pueblo en el que parece reinar la armonía. Sus habitantes muetran su simpatía, el colorido inunda las calles y una banda sonora tan característica que me recuerda inevitablemente a las melodías del inconfundible Deadly Premonition. Quizás sea la calma antes de la tormenta, o quizás sea que los habitantes del pueblo no son conscientes del mal latente que amenaza sus vidas. En cualquier caso, lo que resulta innegable es que se trata de un juego muy simpático, a pesar de que su historia podría definirse como perturbadora, siendo generoso.

«Cosas raras», eso es justo lo que he visto —en cantidades— durante mi travesía a lo largo y ancho del mundo de YIIK: A Postmodern RPG. Eso mismo debe pensar Alex, nuestro protagonista, cuando presencia la desaparición de una misteriosa mujer tras subir a un ascensor. Intrigado por semejante suceso, Alex decide investigar por su cuenta y aunque dicen que la curiosidad mató al gato, hay que destacar que aquí los gatos hablan. De hecho, es un simpático amigo felino el encargado de guiarnos durante nuestros primeros pasos por las afueras del pueblo.

Raro pero hasta cierto punto

A pesar de su excéntrica propuesta y de los mil y un detalles que encontramos durante nuestro viaje, la realidad es que estamos ante un título de carácter clásico. Un JRPG a la antigua usanza capaz de ofrecer una experiencia completa y gratificante para todo aquel que se considera fiel seguidor del género. Desde su sistema de combate hasta sus mecánicas de exploración.

Centrándonos en las batallas, el juego hace uso de los clásicos turnos, aunque se encarga de hacer más ameno el proceso valiéndose de varios minijuegos que debemos superar con precisión y mucho timming en aras de obtener el éxito en cada batalla. De un modo similar a lo que sucede en Paper Mario, tanto a la hora de ejecutar ataques como de reducir el daño recibido, tenemos la obligación de pulsar un botón en el mometo acertado.

En cuanto a las mecánicas de exploración, su principal aliciente reside en la apuesta por las habilidades de campo. Y es que el diseño de niveles no dista demasiado de lo que podemos encontrar en grandes obras del género como Final Fantasy, Dragon Quest o Tales of, entre otros nombres de prestigio. Cofres escondidos, lugares inaccesibles en nuestra primera visita e incluso algún que otro rompecabezas que nos exige emplear habilidades como colocar un oso panda en un lugar determinado o teletransportarnos a una posición inalcanzable de otra menera.

En definitiva, YIIK: A Postmodern RPG llega sin hacer ningún ruido y el hecho de lanzarse en una época cargada de grandes lanzamientos, así como no contar con traducción al castellano le sitúan en un escenario complicado pero, no obstante, se trata de un título capaz de conquistar a cualquier amante del JRPG clásico. Una experiencia duradera, variada y con una ambientación que parece concebida para hacer las delicias de todos los seguidores del excéntrico David Lynch. Una de esas historias que no te pueden contar; tienes que vivirla.[85]

Deja un comentario