Yoshi's Crafted World, la magia de Nintendo hecha a mano

Desde la llegada de Yoshi’s Island hemos podido ver cómo este personaje tiene diferentes aventuras en tiernos y hermosos escenarios, cada uno con una temática muy interesante.

Yoshi's crafted world

En busca de las gemas, pero no del infinito

Comenzamos con un mundo hecho con colores y crayolas, luego pasamos a la lana y ahora llegamos a las manualidades, donde verdaderas obras de arte hechas a “mano” nos acompañan en Yoshi’s Crafted World.Nuestra historia comienza con los Yoshis reunidos en su isla, cuando son atacados por Baby Bowser. En esa lucha son esparcidas por el mundo unas gemas de gran poder, las cuales mantienen esa armonía en el hábitat de estos personajes. Allí comienza nuestra aventura.

Debemos dejar nuestro hogar y comenzar la búsqueda de estas gemas antes de que el villano lo haga. Es así como, de la mano de uno de estos Yoshis y emprendemos un camino repleto de manualidad, girasoles y retos.

Conociendo poco a poco

En mi cabeza siempre quedó la jugabilidad entregada por la demo de Yoshi’s Crafted World, donde en cada nivel debemos encontrar cierta cantidad de flores, monedas rojas, encargos de los npc y encontrar a los poochitos. Sin embargo, ya en el juego final, esto se va revelando de a poco. No es hasta un par de niveles después cuando comenzamos a destapar estas nuevas opciones que elevan bastante la rejugabilidad del título.

Yoshi's crafted world

Es así como nos vamos a encontrar caminando una y otra vez terrenos conocidos en busca de todos esos elementos, que a lo mejor nos dejamos en una primera pasada o que pudimos ubicar durante alguno de los recorridos. El juego se presenta de manera sencilla y asequible, pero luego va aumentando la dificultad, especialmente a la hora de encontrar los coleccionables. Eso si, no es nada que no se pueda superar.

Todas las palmas para los niveles

Si por algo destaca Yoshi’s Crafted World es por sus escenarios. Es increíble la cantidad de figuras y materiales que vemos a lo largo de nuestra aventura, papel, alambre, cartón, icopor, cinta, virutas, cualquier material que sirva para hacer manualidades lo vamos a ver allí, siendo utilizado de forma magistral a la hora de crear los escenarios y los enemigos. Da gusto recorrer esos niveles las veces que sea necesario.

Me sucedió muchas veces, que cuando pensaba que no podía sorprenderme más, aparecía otro espectacular nivel lleno de detalles y recursos impresionantes. Me quedo mucho con los niveles de hielo, que no era tal, solo era icopor haciéndose pasar por dicho material, pero que es utilizado de una manera que nos hace sentir que es hielo y nieve.

Yoshi's crafted world

El superar estos niveles de Yoshi’s Crafted World es una verdadera maravilla. Podemos interactuar con casi todos los elementos del escenario, casi siempre lanzando huevos para conseguir monedas, flores o coleccionables, no importa el lugar donde se encuentren ubicados. De igual manera tenemos varios caminos a seguir y uno que otro puzzle, para darle variedad al recorrido.

Un gran mundo

El nombre lo dice todo, Yoshi’s Crafted World. Al principio todo es muy lineal y no lo parece tanto, solo es ir superando niveles para abrir nuevos caminos, pero una vez conseguida la primer gema, se nos presenta todo el mundo a recorrer y conseguir las restantes. Allí si es a nuestra manera y es donde se puede apreciar muchísimo más esa variedad de niveles.

Ese recorrido también cuenta con trajes para Yoshi. A traves de maquinas tragamonedas podemos conseguir atuendos que nos otorgan protección contra los enemigos, cada uno de ellos inspirado en alguno de los niveles que hemos superado. Cupcakes, carros, topos, flores, varios de los elementos del escenario pueden ser utilizados por el dinosaurio durante su recorrido y de hecho son un coleccionable más.

El sello de Nintendo

Es claro que este título tiene el sello de la Gran N. Un juego de una duración considerable, bastante rejugable, con muchos coleccionables y sobretodo con una calidad sensacional. Definitivamente los detalles son los que hacen la diferencia entre un buen juego y un gran juego. Los movimientos de los personajes, la forma como se comportan los materiales y el fondo musical, todo encaja de maravilla.

Los únicos peros que le veo son los jefes finales, que los tiene pero son bastante sencillos, al igual que la presencia de Baby Bowser, solo lo vemos donde hay gemas y de resto su presencia es nula. A eso le sumamos el hecho que no tiene una historia fuerte y el motivo de conseguir las gemas es para terminar la aventura.

Conclusión

Desde su anuncio Yoshi’s Crafted World se convirtió en un juego que quería probar y lo he disfrutado bastante. Puede parecer infantil y sencillo, pero es solo su apariencia, porque terminarlo al 100% supone mucha dedicación. Es claro que los niveles se llevan todas las palmas, parece mentira la manera como lograron representar tantos objetos y animales con materiales cotidianos.

Yoshi's crafted world

Lo único que le baja la nota es el tema de la historia, casi inexistente y la baja dificultad de los jefes finales, pero esto no opaca todo lo que en general tiene este título, que gracias a la portabilidad de la Switch, puede ser disfrutado en cualquier momento y lugar. Nintendo tiene una manera de hacer las cosas y dentro de Yoshi’s Crafted World eso ha encajado de maravilla.[85]

Deja un comentario