El libro de Sony esconde magia en su interior

Tras el chasco que sufrimos durante la conferencia de Sony en la anterior edición del E3 y cuando ya todo parecía perdido para Hirai y Cía, nos presentaron una apuesta la mar de arriesgada a la par que interesante denominada Wonderbook, un nuevo periférico que promete sumergir al jugador en el mágico mundo de la literatura para vivir mil y un aventuras fantásticas.

wonderbook

Wonderbook no es sólo el juego en sí, sino un libro físico que se asemeja a los típicos tomos infantiles, es decir, un libro amplio, con pocas páginas, gruesas y resistentes y una tapa acolchada. Al tocarlo se nota que es un producto muy cuidado, sin riesgo de poder romperlo sin querer o que se dañe si no es a conciencia. Es un periférico que pretende ser duradero, no sólo para disfrutarlo una y otra vez, sino también para acoger a muchas otras entregas que están por llegar.

El libro contiene hasta 12 páginas y cada una cuenta con una marca fiduciaria que sirve de conexión con el juego. A priori pueden parecer pocas páginas para tratarse de un juego tan largo y complejo, pero al poco tiempo verás que la idea ha sido perfecta, pues el título se divide en capítulos y cuando terminamos uno basta con cerrar el libro, darle la vuelta, volver a abrirlo y seleccionar el siguiente episodio.

wonderbook

En “El Libro de los Hechizos” nos metemos en el rol de un joven y prometedor estudiante de la escuela de magia y hechicería de Hogwarts. Antes de empezar, debemos seleccionar una de las cuatro casas a la que queremos pertenecer, como por ejemplo Griffindor o Slytherin, e ir aprendiendo hechizos para ganar puntos para nuestra casa y convertirnos en un gran mago. Todo el título está plagado de detalles pertenecientes al universo de Harry Potter e incluso tenemos la posibilidad de sincronizar nuestra cuenta de juego a la de Pottermore, la red social dedicada a los jóvenes magos.

wonderbook

Cada página nos irá contando las historias que se esconden tras cada hechizo y las instrucciones básicas para aprender a dominarlo. Tan sólo basta un leve toque de nuestra muñeca con la varita mágica o mando Move y decir alto y claro las palabras mágicas para activar el encantamiento. Una vez lo hayamos aprendido, se activará un breve minijuego situado en alguna de las estancias del castillo de Hogwarts donde nuestro instructor nos pondrá a prueba para comprobar si efectivamente hemos aprendido el hechizo correctamente. Una vez superado, nos otorgarán puntos extra para nuestra casa e iremos desbloqueando otros muchos secretos.

wonderbook

Las primeras pruebas son muy sencillitas pero la cosa se complica cuando llegamos al final del capítulo, pues nos enfrentaremos a un examen en el que tendremos que poner a prueba nuestros conocimientos y ejecutar todos los hechizos que anteriormente hemos aprendido. Básicamente la prueba final suele consistir en atrapar a una malvada criatura mágica que se ha escapado del libro y devolverla a sus páginas antes de que haga estragos en el mundo real.

En el juego no nos limitamos únicamente a ejecutar acciones con nuestra varita, sino que también habrá momentos en los que tendremos que interactuar con el libro directamente. Por ejemplo, hemos mojado el libro con algún hechizo y debemos sacudirlo para secarlo o le hemos prendido fuego y habrá que apagar el incendio usando nuestras manos rápidamente para que no se consuma. Prácticamente todo funciona como debería y el resultado es bastante satisfactorio. El título derrocha simpatía y carisma por los cuatro costados con un instructor doblado en perfecto castellano que nos guiará por la aventura.

wonderbook

Wonderbook es un producto dirigido a los más pequeños, aunque puede ser disfrutado por mayores también. Todos llevamos un pequeño niño en nuestro interior y he de reconocer que la idea del libro mágico me ha gustado mucho, sobre todo teniendo en cuenta que no esperaba gran cosa al verlo por primera vez funcionando en su presentación del E3. Puedo afirmar sin rodeos que si hubiera tenido este juguete cuando era sólo un crío habría alucinado con él, es más, si me lo regalaran seguramente lo disfrutaría mucho, quizá no tanto como un niño pero sí que me lo pasaría en grande.

Sony parece haber dado en el clavo con este libro mágico. Wonderbook puede suponer el regalo perfecto para muchos niños estas navidades, aunque lo va a tener muy difícil para competir contra Wii U. Sólo el tiempo dirá si el libro merece el éxito o no, pero hasta entonces podemos recuperar un pedacito de nuestra infancia ya olvidada y volver a soñar despiertos.

Deja un comentario