FIFA 13 mantiene el liderato... por ahora

Llegamos a la batalla final. Después de probar tanto las demos de PES13 como de FIFA 13, y después de hacer una valoración final del juego de Konami (por cierto: todavía sigue sin funcionar el online de forma mínimamente bien en las versiones PC-Xbox360), ahora nos tiramos horas para probar la versión 2013 del juego deportivo de EA Sports.

FIFA ha sido la saga de fútbol que ha servido de modelo durante esta generación, muy por delante de Konami la mayoría de los años y con una clara ventaja en estos últimos, aunque ya con ciertos puntos fuertes que rivalizaban en el PES. FIFA13 se presenta como una continuación que pretende seguir innovando, aunque en esta ocasión las novedades van más hacia nuevos modos de juego y novedades en la física del balón que hacia cambios de mecánicas y sistemáticas de juego.

El año pasado se cambió la forma de jugar con dos aportaciones: la nueva defensa táctica y el motor de colisiones (Impact Engine), que pretendían dar más profundidad a las dinámicas de pases y de gestión de las defensas. El resultado no fue muy satisfactorio en ninguno de los dos planos. El sistema de colisiones de cuerpos actuaba de forma muy aleatoria, y además poseía gran cantidad de bugs que hacía que viéramos en muchos partidos saltos de 2 metros, giros y pérdidas de la vertical de forma totalmente irrisorias, y colisiones propias del tonto del pueblo, ya que la IA no se había trabajado lo suficiente para que rutas de desplazamientos y obstáculos tuviesen una relación que surtiera un causa-efecto. Por eso veíamos en muchas ocasiones jugadores que se dirigían hacia otro que estaba en el suelo y simplemente intentaban traspasarlo en vez de saltarlo. En esta ocasión se ha optimizado en cuanto a cantidad de bugs, de los que casi no veremos, y el volumen de los cuerpos a la hora de coger la posición funciona bastante mejor en general. Eso no quita que por momentos podamos ver un forcejeo muy raro o una pérdida del equilibrio surrealista, pero en este caso serán las menos. Otra cosa es cuando el juego decide que uno de los jugadores de nuestro equipo sí pierde la ventaja posicional y cuando el jugador de la CPU aguanta carros y carretas sin perder el balón… en esos momentos es cuando el juego pierde toda credibilidad, coherencia y diversión.

La defensa táctica no acabó de convencernos, ya que si bien en los partidos entre humanos requería de un buen manejo y habilidad entre los usuarios, que equilibraba las cosas, contra la CPU había un completo desequilibrio por la diferencia de tiempo de reacción entre uno y otro. Se había diseñado de forma correcta la orden de “brega” y las ayudas 2 contra 1, pero la CPU siempre llevaba ventaja a la hora de reaccionar. La defensa clásica no nos parecía un sistema desfasado (de hecho se podía activar en FIFA12 y se puede de nuevo en FIFA13 para jugar todos los partidos menos los online), simplemente con castigar más al defensor tipo “perro de presa” con un factor de cansancio más acusado, se conseguiría una relación efectividad-realismo totalmente coherente y que incitaría al usuario a defender más de forma racionalizada y gestionar menos las zonas. Este FIFA13 mantiene la nueva defensa táctica, en los partidos entre humanos vuelve a potenciarse con mejoras a la hora de cerrar espacios cuando se hace una presión en superioridad numérica y funciona bien, pero contra la CPU seguimos viendo cómo ésta saca partido de muchas ventajas que tiene a la hora de reaccionar tanto al atacar como al defendernos. Trampas que en EA Sports no han tenido a bien eliminar, y que le quita la gracia en gran medida al juego tradicional player vs. CPU…

Uno de los puntos más fuertes de FIFA en esta gen es su excelente sistema de animaciones y las transiciones entre ellas. En FIFA13 se ha seguido puliendo este motor consiguiendo una sensación de realismo muy conseguida. Los jugadores responden de forma muy efectiva, giran, esprintan, saltan, conducen la pelota y tiran con una naturalidad y suavidad envidiables. El problema en esta ocasión es la velocidad en la que se producen todas estas situaciones: los movimientos están acelerados, da la sensación de ser un poco “alocado” por la excesiva velocidad a la que se suceden todas las animaciones, dejando un aire “arcade” únicamente en las transiciones, demasiado rápidas. Siempre podremos rebajar la velocidad del juego desde el menú de opciones, lo que redundará en una experiencia más realista y más satisfactoria. Os recomiendo bajar la velocidad para disfrutar de un ritmo más pausado pero al mismo tiempo que favorece todas las características de nuestro amado deporte.

Otro de los factores que se han optimizado en este FIFA13 es la IA ofensiva de nuestro equipo. Aparte de poder modificar los factores estratégicos desde el menú pre-partido, también se nota la mano de los programadores en los movimientos de desmarque y de búsqueda de espacios que hace nuestro equipo. Tanto en vertical como a la hora de ayudar cuando estamos defendidos por varios contrincantes nuestros compañeros buscan la forma de darnos opciones de pase. Los extremos apuran la línea de banda y hacen desmarques hacia el interior si los laterales contrarios dejan sitio, mientras que el mediocampo busca situaciones favorables para la posesión abriéndose y ocupando sitios donde los defensores no llegan. En este sentido EA Sports ha hecho un gran trabajo a la hora de facilitarnos mantener la posesión y de variedad de situaciones de ataque, aunque todavía tiene margen de mejora con situaciones propias de un delantero centro, como no ir al rechace del portero o acompañar a un extremo cuando se va en un contraataque en superioridad numérica. Parece que la filosofía del tiqui-taca ha llegado a FIFA, y lo ha hecho de una forma muy efectiva y que todos los usuarios agradecerán.

Sin embargo, también hay que decir que a la hora de defender siguen siendo unos ineptos, con situaciones donde dan ganas de darles unas collejas tan grandes como un día sin pan. No van a los balones sueltos, cuando hay un encontronazo entre un atacante y un defensor (nuestro) éste se queda “en pausa”, sin coger el balón o hacer intención de ir a por él por mucho que lo tenga al lado. Son momentos donde se ve que todavía le falta optimizar estos movimientos y rutinas defensivas. Esperemos que el año próximo se consiga mejorar el juego defensivo de la misma forma brillante en que han mejorado este año el ofensivo… en cuanto a los porteros, encontraremos que se han mejorado en momento puntuales, con animaciones nuevas (alguna sobresaliente, como paradas de auténtico portero de balonmano) y movimientos de cierre de espacios en los 1 contra 1. Salen más a los centros y desde luego sacan con la mano mucho mejor que sus tocayos de PES13 (pero mucho mejor). Por el contrario, también se siguen comiendo algún balón suelto o rebotado que va muy lento hacia portería, y la jugada clásica en la saga, el pase de la muerte, sigue siendo igual de efectivo que siempre porque los porteros simplemente se dedican a seguir el balón con la mirada por mucho que pase a menos de un metro de su posición. Esto es especialmente molesto cuando se ve su buena respuesta en otras situaciones, como los centros, y no entendemos porqué no se ha mejorado esta situación.

El balón, ese ente que en pasadas ediciones de la anterior generación estaba irremediablemente atado al pie de los jugadores, en FIFA13 se muestra más independiente que nunca. Se notan todos los toques, cambios de dirección, acompañamientos y efectos que los jugadores le pueden dar. De hecho, está tan desligado de cualquier adherencia scriptada que será bastante fácil perder su posesión por un toque más fuerte de lo normal, un control que se va largo o una salida en velocidad mal llevada. Esta aleatoriedad se agradece muchísimo, aunque en ocasiones se torna molesta en situaciones donde jugadores de primer nivel como Xavi, Iniesta, Xabi Alonso o Messi pierden la posesión por un control que es IMPOSIBLE que se realice de la manera mostrada en pantalla. La mayor parte del tiempo de juego no hay quejas, el balón se mueve y reacciona de forma coherente y con mucho realismo, incluso cuando se pierde un balón. El jugador tendrá la mayor parte del tiempo la sensación de que ha tenido una pérdida de balón por un mal control o una salida en falso, pero notará “su” error. En ocasiones puntuales será la CPU la que decida cuándo controlamos mal el esférico, y puede ser fácil ver 4-5 pérdidas seguidas de posesión entre los dos equipos, lo que resulta un poco “cantoso”. Pero por norma general, el trato al esférico es realmente excelente. Su comportamiento gana mucho más en los balones rasos (conducción, pases rasos, pases al hueco,…) que en los balones aéreos (centros, pases elevados, cambios de banda,…) donde su trayectoria y representación todavía dista de ser realista. Aquí aún hay trabajo por hacer…

Como en toda esta generación, el sistema de regates mediante gatillo+stick derecho se mantiene inalterable, de la misma forma que sigue sin ser el método perfecto y muchos menos el más intuitivo, pero funciona bien dentro de su mecánica. Ahora es más realista y sencillo realizar quiebros únicamente con el stick de control de dirección, aunque no será fácil realizarlos y saldrán la mayor parte de las veces con los jugadores que mayor potencia física tengan a la hora de salir en velocidad. El control de seguridad empleado el año pasado se mantiene, teniendo su efectividad si se utiliza con el stick derecho simultáneamente, pero todavía lo encuentro demasiado ralentizador y poco realista en su representación visual, mucho más conseguido en PES a la hora de “pisar” el balón y moverlo lateralmente. El resto de controles funciona de forma clásica, y no será difícil hacerse con él tanto en la configuración por defecto como en la alternativa (la típica de PES). No hay problemas en este sentido.

Visualmente, parece que FIFA se ha centrado más en otros aspectos, y hasta da la sensación de que ha “empeorado” algo en los partidos nocturnos a la hora de dar vistosidad a los jugadores y a los campos. Las proporciones de los jugadores siguen teniendo esa extraña sensación de ser algo deformes en el tren superior, y el trabajo de texturizado en las distintas y múltiples camisetas de cada club/selección es excelente… siempre y cuando no miremos la tipografía utilizada en los nombres de los jugadores que se encuentran encima del dorsal, donde es simplemente PATETICO que sigan teniendo ese tamaño y esas proporciones, ya denunciadas desde hace varios años por este servidor. En los partidos diurnos la representación lumínica es intachable, aunque los partidos con lluvia tienen unos efectos visuales muy pobres. El césped posee el mismo efecto: muy bien durante el día pero una sensación de falsedad abrumadora en los nocturnos. Las caras de los jugadores han ido algo a peor en general. Veremos cracks que se reconocerán casi a larga distancia, pero la mayoría de los jugadores se parecen a los reales únicamente en que unos y otros le dan patadas a un balón. Denunciar finalmente la gestión facial de las caras, que los hace parecer auténticos monstruos cuando gritan celebrando un gol o en cualquier lance donde la cámara se acerca lo suficiente.

En cuanto al audio, Manolo Lama y Paco González ya son una pareja clásica en esto del comentario deportivo virtual, y mantienen el mismo nivel de intensidad y de diversidad de comentarios que en los anteriores FIFA. Con algunos fallos a nivel de programación, como decir que vamos 2-1 cuando acabamos de empatar el partido a 3, pero que no es precisamente culpa de los locutores. Por lo demás, el ambiente de los estadios cumple perfectamente, es más interactivo que en temporadas anteriores, y además la BSO sigue manteniendo esa variedad de temas que pueden gustar a cualquiera… que tenga entre 14 y 20 años. Para los más talluditos –como un servidor- tiene menos valor que un episodio de una telenovela. Menos mal que se pueden cambiar los temas por unos propios, que si no… no son de mala calidad, pero la tan nombrada variedad se queda para los más jóvenes.

En cuanto al juego online, ése que tanto cuida Konami en sus juegos de fútbol (cof, cof…) hay que decir que FIFA le da un sopapo en toda la cara con su oferta. Variedad de opciones de juego desde los que sólo se quieren divertir en el momento (partidos amistosos, personalizadas, sólo con amigos, encuentros de hasta 22 jugadores simultáneos,…) hasta el modo Temporadas, donde tendremos una decena de divisiones e igual número de jornadas en cada temporada para intentar ascender (este modo de juego se puede jugar con un amigo, algo nuevo en este modo). Hay pequeñas novedades en cuanto a visualizaciones y opciones de configuración, pero nada destacable o que le dé un completo lavado de cara a este modo de juego. Tendremos también las ligas Ultimate, donde iremos fichando y potenciando jugadores a través de ítems que podemos comprar. En FIFA13 también se ha diseñado este modo de juego para que funcione con un sistema similar al de Temporadas.

Los ítems antes nombrados están presentes en la EA Shop, donde tendremos a nuestra disposición gran cantidad de elementos o acciones que podemos comprar cuando queramos gastando los créditos que vamos consiguiendo al jugar. Podremos comprar celebraciones nuevas (por cierto, las celebraciones que vienen en el juego tampoco se han mejorado nada con respecto a otros años, siendo muy sosas y poco agraciadas a la hora de mostrar la felicidad por el gol conseguido), la opción de repetir un partido que hemos perdido, conseguir una victoria directamente utilizando un ítem sin tener que jugar un partido y asegurar una permanencia o un título, etc… hay multitud de elementos que se pueden atribuir a los jugadores para subir sus stats, algo que seguramente sea lo que más se utilice y al que saquemos más provecho.

Tanto para los partidos offline como para jugar en línea tenemos que destacar la presencia de un nuevo factor que afectará a cada partido: el EA Match Day. Descargando cada vez que nos conectemos online las estadísticas del último partido jugado por los equipos que vamos a utilizar, los jugadores subirán o verán mermadas sus stats según les haya ido el partido. El rendimiento más o menos real del último partido jugado influirá en su rendimiento en el juego, así si por ejemplo tenemos el FC Barcelona no podremos alinear ni a Puyol ni a Alves por estar lesionados, y si manejamos al Espanyol tendrá un nivel bastante bajo por la mala racha actual en esta liga. Es un factor que aumenta el nivel de realismo global de los equipos, aunque volvemos a reiterar el nulo grado de diversión jugando contra la CPU… sin embargo, entre amigos puede servir además para fomentar unos piques más que divertidos.

El elemento más atractivo y que nos parece que puede dar lugar a más horas de adictividad es el nuevo modo de Juegos de Habilidad. Estos modos de juego han desplazado al modo Arena que aparecía antes de cada partido mientras se cargaban los datos, pero también se pueden jugar como modo de juego aparte. En este modo tendremos varias pruebas donde tendremos que demostrar nuestra habilidad a la hora de controlar el balón, velocidad, tiro, pases, vaselinas, faltas,… al más puro estilo Entrenamiento que tenían los mejores PES de PS2. Se hacen MUY divertidos, adictivos, y seguramente os paséis MUCHO tiempo intentando batir vuestro propio récord o el de vuestros amigos. Tendremos tres niveles de dificultad representados por medallas (bronce, plata,oro) y un nivel Maestro donde conseguir el más alto nivel requiere una concentración bastante elevada, pero la satisfacción final lo merece por su dificultad.

Para jugar en solitario, el modo más llamativo es el modo Carrera, en el que podemos jugar como Director Técnico del equipo o como el modo Conviértete en Profesional. El modo Manager es muy similar en estructura al de los últimos años, pero se han mejorado varios aspectos que dan una jugabilidad más depurada, con novedades que valen la pena, como ser el Seleccionador Nacional de tu país al mismo tiempo que entrenas a tu equipo, aunque para llegar a este nivel tienes que entrenar a un club del más alto nivel y conseguir varios títulos para que los de tu Federación se fijen en ti. El modo Conviértete en Profesional sigue la carrera individual del jugador que crees o que elijas entre los reales del juego, entre todas las licencias de las que hace gala FIFA13. Tendremos que cumplir unos objetivos tanto a nivel colectivo como individual, pero seguimos viendo en este modo de juego una torpe IA que no hace que tengamos ganas precisamente de jugar. Los equipos no tienen una estructura de juego definida, ves jugadas que tus compañeros hacen sin sentido, como pases hacia atrás cuando sólo estáis tú y él delante del portero en un 2 contra 1 clarísimo, o pérdidas del balón en las bandas de la forma más inexplicable posible. También podremos ser el Portero del equipo, con la misma mecánica vista el año pasado.

En definitiva, FIFA13 nos parece un pequeño paso atrás en juego, en la sensación de fútbol conseguida. Se nota demasiado “artificial” en muchos aspectos, la IA defensiva sigue siendo muy mejorable, y la sensación de jugar partidos muy similares una y otra vez se mantiene en los encuentros contra la CPU. El balón ha mejorado su representación y físicas, las sensaciones en el control son más realistas, y veremos animaciones cada vez más trabajadas. En cuanto a modos de juego y licencias, es directamente IMBATIBLE y además el online funciona muy bien (cof cof, Konami, cof cof…). No es el mejor juego de fútbol que hemos visto hacer a EA Sports, y desde luego es superior a PES a nivel global, pero ha dado un pequeño paso para atrás que no esperaba, haciendo que el juego de Konami esté cada vez más cerca por su mejoría.

  1. No puedo estar mas de acuerdo, sobre todo en lo referido a que cuando la CPU quiere si o si no le quitas el balón.

    Lo mejor es la variante online. Excelentemente explotada, me atrevería a decir que esto es lo mas parecido a tener un MMO de futbol.

  2. Yo lo que llevo jugado hasta ahora -todo partidas 2vs2 – me pone de los nervios el nuevo sistema de “descontrol” de balón, porque ocurre en demasiadas ocasiones si lo comparamos con la vida real, por muy malo que fuese el jugador. Y en serio que hay ocasiones en las que desespera.

    Entre lo más espectacular, algunas de las nuevas animaciones de los porteros te harán parar el juego para ver como demonios han sacado una mano para parar un gol cantado.

    Por lo demás, muy continuista y también lo he notado algo acelerado en su juego normal. Pero vamos, está clara de nuevo la opción ganadora si comparamos “tet a tet” a ambos contendientes…

  3. Los PES de Play 2 deberian de ser intocables , porque jugablemente siguen siendo lo mejor de la historia. Y Fifa es solo un juego oportunista que esta de lider , porque NO tiene competencia fuerte y dura. Porque no seamos hipocritas , trabajar ” sin competencia” estos años atras , es mucho mas facil.

    • Estoy de acuerdo, Pistone, pero hay que tener en cuenta también que FIFA ha introducido cosas muy buenas, como el juego físico. Eso no me importaría que se añadiera a la base de los PES de PS2 😉

      • FIFA a hecho grandes cosas por el futbol virtual en esta generacion y NO te lo discuto. Pero si tu eres una empresa y sabes que la competencia no te hace no cosquillas…….trabajas SIN presion , trabajas mas facil y todo sale bien. No se puede discutir que Konami a colaborado en la tranquilidad que tiene EA para trabajar. Y somos muchos que estamos deseando , que es FIFA con competencia? que es EA con presion ? todo eso estamos deseando verlo y comprobar si FIFA es bueno porque lo es o es bueno porque Konami se a rascado los huevos. Quiero ver a EA con competencia asfixiante.

      • Todos estamos deseando verlo, pero no por fastidiar a EA que menos que han estado ahí esta gen para subir el nivel, si no porque Konami tiene que volver a ser lo que era.

  4. Juantxi los de EA no son tontos y antes de sacar el FIFA 10 por ejemplo , ellos sabian de sobras en aquel año que serian los ganadores antes de sacar el FIFA 10. Hacen sus ajustes y mejoras al juego , porque sabe como esta la competencia. Si tu trabajas sabiendo que te estan presionando , ya no es lo mismo. NO discuto con nadie , que FIFA es el mejor de esta generacion de consolas , pero en todos los sitios suben al Fifa a un pedestal. Eurogamer por ejemplo le a cascado un 10 a FFA 13…… sera para marcar diferencias con el 8 que le han puesto a PES 2013. Porque FIFA 13 NO es perfecto. Puede que no estes deacuerdo conmigo , pero pienso que la Play 3 NO sera recordada por loe juegos de futbol , los juegos de futbol estan un poco lejos…….de otros generos de videojuegos que han dado MUCHO mas potencial grafico y jugable. Asi que volvemos a lo mismo , EA a trabajado lo justo y necesario …porque sabian que la competencia no les pillara nunca. Saludos

  5. FIFA es indiscutiblemente el mejor de la generación PS3 / XBOX por la tecnologia y el motor de animaciones que posee. Pero no se que coño ( con perdon ) pasa en este juego , porque de la misma manera que reconozco que es el “referente” , tambien me acuerdo de los PES de Play 2……y no soy el unico que piensa asi , hay muchas personas que piensan como yo .. con la diferencia que no tragan los PES de PS3.

    • xD recuerdo especialmente el Sensible soccer y aunque soy jugador de cientos de horas de los PES de Ps2 tengo muy buenos recuerdos del primer Fifa en Megadrive.

  6. el pes es mucho mejor para ps2 o psp antes que el fifa
    depues el fifa para las grandes consolas(playstation 3 o xbox 360) no hacen muy vien las caras de los jugadores por lo demas yo creo que el fifa supera al pro pero un poco.
    alguien me podria decir por que el fifa nop tiene la uefa champions league y el pro?
    es mi primer comentario en toda mi vida diganme que tal lo echo comen tandome

  7. Pingback: Artículo de opinión sobre el modo de juego individual

  8. Pingback: NBA 2K13 sigue reinando entre los juegos deportivos

  9. Pingback: Impresiones con New Star Soccer para iOS y Android

Deja un comentario