Los Hunos invaden Europa en Total War ATTILA

Son las 11 de la noche. Mañana me levanto a las 7:30 para ir a trabajar. Me da tiempo a jugar media hora a Total War ATTILA antes de irme a dormir, que tengo el prólogo empezado… Un turno más y lo corto… ¡Mierda! Ya es la 1. Otra noche que duermo poco. Se me pasa el tiempo volando con este juego.

Total War Attila 01

Le dediqué unas cuantas horas hace algo más de un mes, cuando salió a la venta. Como en todos los juegos de la saga Total War, empecé por el prólogo/tutorial.

Comienza fácil, con la primera batalla de rigor en la que nos enseñan a jugar. Nada complicado. Y después llega la segunda parte del prólogo. Nos situamos en el este de Europa, en el año 370 d. C., al norte de Constantinopla. Tras la batalla anterior, con nuestra facción, los Visigodos, deberemos arreglar la ciudad de Olbia, que ha quedado dañada e intentar conquistar la provincia adyacente, que cuenta con tres ciudades. Todo ello para intentar resistir la acometida de los Hunos por el este.

Con esta premisa continúa esta fase de tutorial. Los primeros turnos son sencillos, todo muy bien explicado paso a paso. Recuerdo cuando jugué a Rome 2, que ya en esta fase me vi superado por tanta información. En este caso me ha resultado más sencillo entender todas las mecánicas. Probablemente porque recordaba muchas cosas del anterior, pero me ha parecido que se han simplificado otras.

Total War Attila 02
La parte de gestión política interna de la facción sigo encontrándola un poco confusa. No me aclaro demasiado bien con qué tengo que hacer en cada caso. Supongo que jugando unas cuantas horas más mis dudas se despejarán. De todas formas, durante el prólogo esta parte no requiere mucha atención. Contratar agentes (asesinos, espías, etc) ahora requiere construir ciertos tipos de edificios en nuestras ciudades. Puede que mi memoria falle, pero creo que en los juegos anteriores no era necesario, así ahora esta parte parece más complicada. Pero el resto de cosas, como he dicho antes, las he encontrado más sencillas.

Pero sigamos con el prólogo. Tras unos cuantos turnos y objetivos cumplidos se nos enseña una de las nuevas mecánicas del juego, la posibilidad de hacernos nómadas. Destruiremos nuestros asentamientos y podremos desplazarnos hacia el sur, montando campamentos para resguardar a nuestras tropas de la intemperie en cualquier lugar que queramos.

Aunque sea la introducción al juego, el prólogo ya es complicado, no un paseo como nos tienen acostumbrados la mayoría de los juegos actuales. Es largo, de unas 3 o 4 horas si simulamos todas las batallas que nos dejen en lugar de jugarlas. Son muy interesantes, pero a mi me gusta más la otra parte. Si tuviera más tiempo libre, las jugaría todas, pero para no alargar demasiado la partida, prefiero jugar sólo alguna de vez en cuando.

Total War Attila 03
En la batalla final de esta parte, que sí te obligan a jugar, me destrozaron. En parte por mi falta de práctica en este modo, en parte porque iba ya con las tropas muy mermadas. Pero con la derrota vi una estrategia ganadora para mi siguiente intento, tenía claro cómo debía jugarlo la próxima vez. Lamentablemente, por un error del juego, cuando volví a cargar la partida, el evento de esta última batalla no saltó y me quedé atascado en un sinfín de turnos en los que no tenía nada que hacer.

De todas formas, no es un problema que me preocupe demasiado. Si le ha ocurrido a más gente, probablemente ya lo hayan arreglado en alguna actualización (hace ya más de un mes que jugué el prólogo). Y si no lo han hecho, no creo que afecte a la campaña principial. El prólogo sigue un script. Todo ocurre siempre igual, para hacer las funciones de tutorial y porque narra unos hechos históricos, pero las acciones de los rivales en la campaña principal y lo que nos ocurre se va simulando en función de nuestros movimientos, no sigue un patrón prefijado que pueda fallar.

A parte de las batallas históricas y el modo multijugador, el juego se centra en la gran campaña. Tenemos varias facciones para elegir (bastantes menos que en el título anterior). Se puede escoger nivel de dificultad, pero dentro de cada uno, con unas facciones será más fácil que con otras, por su disposición inicial y sus objetivos finales.

Total War Attila 04
He probado un par de facciones. El Imperio Sasánida la primera de ellas, porque el juego me indicaba que era la más fácil de todas. Nada más empezar ya tenía en mi control tres provincias completas y parte de otra, al noreste de la Península Arábiga. Cuando jugué la gran campaña en Rome 2 elegí un pueblo británico. Comencé con una sola ciudad y sudé tinta para conquistar toda la isla. En esta ocasión, con tanto territorio dominado desde el principio, es más fácil empezar, pero también te obliga a estar pendiente de más cosas.

La otra facción que he probado es la de los Hunos. Aquí el sistema cambia un poco, puesto que se trata de una facción nómada. No tendremos ciudades conquistadas. Se comienza con dos generales y sus tropas y deberemos poner campamentos donde se encuentren esos generales e ir haciéndolos fuertes antes de desmontarlos para movernos a la conquista de otros territorios. Tonto de mi, nada más empezar me tiré a por la ciudad más próxima con uno de los generales. ¿Qué podría salir mal?, estaba manejando a los Hunos, que arrasaban con tondo. Pues la primera en la frente, perdí al general y me quedé sólo con el otro. Por suerte, acababa de empezar.

La gran campaña es muy larga y esta variedad en el tipo de facciones te invita a jugarla al menos dos veces (aunque a este tipo de juegos no le hacen falta incentivos extra para engancharte cientos de horas), una con una facción normal y otra con una nómada. Resulta un modo de juego muy entretenido y para tomárselo con calma. Como aprendí con los Hunos, no conveniente apurar las cosas, hay que pensar bien cada movimiento.

En cuanto a temas técnicos, gráficamente está muy bien. El mapa de Europa es bonito y está bien representado y los de las batallas tienen muy buen nivel de detalle. No es un portento gráfico, pero tampoco lo busca. Se ve mejor que el resto de juegos del género que he probado.

Tanto los textos como el doblaje están en castellano. La mayoría de los diálogos se corresponden con el consejero, que nos va ayudando durante la campaña. El que quiera saltarse el tutorial puede hacerlo sin miedo. Este consejero irá explicándole todo lo que necesite saber (aunque con menos detalle que en el otro modo).

Y poco más que contar de mis primeras impresiones con Total War ATTILA. Está más pulido que el título anterior y han mejorado bastantes cosas. Quizá el número y tipo de unidades es más reducido y las batallas algo más exigentes. Me ha costado un poco más ganar algunas de ellas, aunque quizá se debiera a que estaba algo oxidado, hacía bastante tiempo que no jugaba a un Total War. Es, por lo que he podido ver, un juego muy recomendable para los amantes de la estrategia.

  1. Estos juegos se me hacen MUY cuesta arriba, por complejidad. Seguro que son la bomba, pero si me tengo que tirar horas para cogerles el truco…

    Mil gracias por las impresiones, tio!

Deja un comentario