Ancestors The Humankind Odyssey: Antes de nosotros

Ya hemos probado lo nuevo de Patrice Desilets (Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo y Assassin’s Creed): Ancestors The Humankind Odyssey, una aventura que nos propone volver a los orígenes y evolucionar hasta —casi— lo que un día comenzamos a ser.

Ancestors The Humankind Odyssey

Antes de nosotros

Aunque estamos a punto de embarcarnos en el año 2020, durante unos días hemos viajado atrás en el tiempo. Concretamente, diez millones de años en el pasado. Hemos estado en África y por no saber, ni siquiera hemos sabido cómo caminar con solvencia o alimentarnos debidamente.

Ancestors The Humankind Odyssey es un sandbox con mecánicas de exploración, supervivencia y construcción, aunque todo ello de una manera en la que nunca habíamos visto al género. Una propuesta ambiciosa y muy original, que no siempre se ejecuta de la forma más acertada, pero que no dejará indiferente a nadie.

Inicialmente no sabemos defendernos; entramos en estado de pánico a poco que una amenaza nos acecha. Ni siquiera sabemos muy bien cómo o qué deberíamos comer. Todo lo que podemos hacer debe ser aprendido. O, mejor dicho, debe ser descubierto. Es por eso que contamos con la única ayuda de nuestros sentidos.

Podemos emplear la percepción para identificar elementos, olerlos o escucharlos en aras de conocer un poco mejor todo lo que nos rodea. En ese sentido, la sensación de supervivencia y aprendizaje está muy bien conseguida y nos incita a descubrir por nosotros mismos. Por supuesto, ingerir alimentos y dormir son aspectos fundamentales para poder avanzar sin llevarnos un susto. Pero no siempre es fácil, ya que a menudo hay amenazas que nos vigilan y no es una buena idea soltar el mando y pararnos a verlas venir.

Aunque las dificultades a las que las especies se enfrentaron durante su evolución se transmiten a los mandos a través de situaciones frustrantes y momentos de confusión, hay que decir que resulta tremendamente gratificante progresar y aprender a desarrollar nuevas aptitudes. Algunas de ellas pueden ser engorrosas durante los primeros compases, pero al igual que en la vida real, conforme las vamos dominando se convierten en una rutina que llevamos a cabo sin darnos cuenta.

Ancestors The Humankind Odyssey ofrece una propuesta atractiva que es capaz de funcionar muy bien durante las primeras horas, pero no a largo plago. Y el culpable no es otro que la monotonía: desarrollar inteligencia y aprender a construir o luchar es un auténtico placer, pero conforme progresamos nos damos cuenta de que todos esos elementos se repiten una y otra vez, haciendo que perdamos el interés por dar el siguiente paso. No habría estado de más una mayor variedad de objetivos y mecánicas, ni un mejor equilibrio a la hora de ensamblar las piezas que forman el puzle.

Algo que no nos ha convencido es la interfaz: aparece con la premisa de que no contará con demasiadas ayudas, pero acaba siendo excesivamente invasiva. Cuando usamos nuestros sentidos no son pocos los iconos —muchos de ellos relativamente confusos— que más que ayudarnos, acaban molestando en más ocasiones de las que nos gustaría. Los tutoriales, que pueden desactivarse, no terminan de ser lo suficientemente claros, haciendo de la experiencia un tedio en determinadas ocasiones.

En lo referente al apartado técnico, hay que decir que el juego luce bien y la dirección de arte acompaña perfectamente a la premisa. Sin embargo, el conjunto se ve lastrado por numerosos problemas técnicos: bugs gráficos, elementos que parecen flotar en mitad de la nada y algunas texturas que no cargan tan rápido como nos gustaría. A pesar de todo, el título es perfectamente disfrutable —si perdonamos esos fallos— y en la versión que hemos probado (Xbox One S). Eso sí, si hay un aspecto que no nos ha terminado de convencer es la banda sonora: muy bien en efectos sonoros, pero no tanto en las melodías que a veces nos sacan del ambiente (la que suena cuando entramos en pánico es bastante molesta).

Luces y sombras

Ancestors The Humankind Odyssey pone sobre la mesa una idea muy pero que muy original. Un título que presume de personalidad propia y que deja al jugador desprotegido. Tanto como los monos que protagonizan una odisea sin precedentes. El problema es que no siempre lo consigue, ya que por un lado tenemos la decisión de renunciar al exceso de tutoriales y hacer que el jugador experimente sin apenas ayudas adicionales.

Sin embargo, por otro vemos cómo lo poco que se muestra resulta invasivo y bastante confuso. Además, la apuesta por la muerte permanente es mucho más permisiva de lo que en principio plantea, reduciendo la sensación de fragilidad que sufrimos durante los primeros compases de la aventura. Y es una pena.

La experiencia resulta gratificante por momentos y, como decimos, merece una oportunidad por el mero hecho de resultar tan innovadora, pero, asimismo, nos deja el sabor amargo de lo que podría haber sido si varias de sus mecánicas se hubieran ejecutado con mayor acierto. En cualquier caso, os recomendamos probarlo para que podáis sacar conclusiones por vosotros mismos. Al fin y al cabo, Ancestors The Humankind Odyssey os recordará constantemente de dónde venís. De dónde venimos. [65]

  1. Veo que sufre el síndrome del quiero y no puedo. La premisa me mola muchísimo, pero padece de un desarrollo torpe y monótono del mismo… Es una autentica lastima, aunque si se mantiene fiel a su idea principal durante toda la partida, quizás me lo pille cuando pueda

Deja un comentario