Análisis de Gears 5. Un nombre que recupera la grandeza

The Coalition tenía una difícil tarea, recuperar toda la grandeza de la serie Gears of War y adaptarla a los tiempos que corren. Gears 5 era esa oportunidad y vaya que la han aprovechada. Con un apartado gráfico de infarto, una historia interesante y modos de juego muy entretenidos, uno de los pilares dentro de Xbox Games Studios está de regreso.

gears 5

Sin guardarse nada

Gears 5 comienza pegando fuerte, en una misión en la isla de Azura, donde tendremos que activar un satélite del martillo del alba. Aquí lo menos importante es la misión, ya que de entrada, el juego nos deja ver su majestuoso apartado gráfico. Este entorno selvático, mezclado con la destrucción de las estructuras, luce fenomenal y eso que les hablo de la versión para Xbox One. No me alcanzo a imaginar como se puede ver en una Xbox One X.

Desde este momento Gears 5 da muestras de sus cambios, comenzando por Jack. El robot acompañante deja de ser un simple abridor de puertas y se convierte en todo un ayudante, con habilidades y la capacidad de traernos objetos, además de atacar los enemigos según nuestras órdenes, a menos que esté siendo controlado por otro jugador. En cuyo caso este es quien se encarga de realizar las acciones.

A medida que recorremos el lugar, se va notando como el juego ha cambiado en ciertos aspectos. Deja de ser tan pasillero y nos permite explorar habitaciones y explorar a lo largo del camino. Desde este momento ya se comienza a notar lo que nos espera. Este primer acto del juego es como una especie de despedida a lo que ya conocíamos de Gears of War y es una pequeña probadita de lo que nos espera.

Gears 5

Ve por ellos Kait

Una vez superado el primer acto, viene el momento donde se nota ese gran cambio que nos presenta Gears 5, porque tenemos mundo abierto. Bueno, es un mundo semi abierto, que vamos recorriendo con el esquife, una patineta adaptada a una especie de paracaídas que nos va a permitir recorrer el lugar en busca de respuestas a la situación que presenta Kait.

Recordemos que la integrante del nuevo equipo Delta recupera un collar que contiene el símbolo de los Locust. Pues bien, este elemento le ha complicado la existencia, a tal punto de llevarla a tener pesadillas y constantes dolores de cabeza. Ya cansada de la situación, ella decide buscar respuestas y junto a Del, emprende el viaje.

Es allí donde Gears 5 demuestra todo su potencial gráfico, jugable y narrativo. No se imaginan el gusto que me dió el poder recorrer con libertad ciertos lugares de Sera, realizar misiones secundarias y tener un mapa que es más que un simple adorno. En The Coalition entendieron la necesidad de adaptar este tipo de mecánicas al juego y lo hicieron de maravilla.

Gears 5

Evitando las coberturas

Si por algo es recordada la serie Gears of War, es por la inclusión de las coberturas. Desde que fue lanzado el primer título, este sistema ha sido utilizado por muchísimos juegos. Pues bien, Gears 5 las mantiene, pero por momentos quieren que no las usemos. Un nuevo enemigo, el alcaide, es una bestia con dos mazos, donde las coberturas son nuestro peor enemigo, así que lo mejor es correr.

Como esta, se presentan muchas situaciones más, donde las coberturas no son para nada provechosas y simplemente se convierten en espacio para recuperar salud o dar órdenes a Jack. Tranquilos, no es que las coberturas no se usen, pero ya no son la esencia de un juego que busca evolucionar. Esto se evidencia también en algunas armas o también en las habilidades de nuestro robot acompañante.

Conociendo otra cara de Sera

Una de mis quejas más grandes respecto a Gears of War 4 fue precisamente la falta de profundidad respecto al planeta Sera y sus habitantes. El título se dedicó a contar una plana historia acerca del rebele JD Fenix, pero poco más. Esta vez, gracias a las ventajas que otorga la exploración, podemos ir recorriendo lugares y recuperar objetos que nos cuentan algo de esa historia. Panfletos, cartas, documentos, son el insumo principal para conocer más de este importante lugar.

Aunque aquí no acaba todo. Gears 5 nos lleva a conocer varios asentamientos de rebeldes y también las ciudades construidas por la CGO, que son protegidas por los muros y robots construidos por Deimon Baird. Allí podemos apreciar el nivel de detalle con el que este equipo de desarrollo ha trabajado para entregarnos esa calidad que se espera de un título de semejante calibre.

El enjambre aún es amenaza

Claro, aún existe una amenaza en el planeta Sera y es precisamente el enjambre, que en esta ocasión presenta enemigos bastante interesantes como el ya mencionado alcaide. También unas sanguijuelas que llegan en manada, por los aires, y que corrompen a los robots, convirtiéndolos en rechazados. Estos me hicieron recordar muchísimo a The Last of Us, porque existen secciones del juego donde los robots infectados están quietos y se activan al notar movimiento, por lo que es necesario eliminarlos con sigilo. Así es, tenemos mecánicas de sigilo en Gears 5.

Otro de estos nuevos enemigos lleva por nombre Stomp y por lo general son una mezcla entre elementos del enjambre y partes mecánicas con armamento de gran poder, como es el caso de la torreta de tres cañones. Muchos de estos nuevos enemigos, y también algunos de los viejos, los encontramos realizando las misiones secundarias, donde se tornan algo complicados de superar. Claro que a lo largo de la aventura principal nos iremos topando con algunos de ellos también.

Gears 5

Definitivamente el enjambre es una amenaza latente y no fue un enemigo esporádico que tuvo su fin en Gears of War 4. Estos enemigos amenazan constantemente los diferentes lugares donde habitan los sobrevivientes y sus diferentes habilidades obligan a adaptar nuestras armas y estilo de juego para poderlos vencer, lo que dista mucha del clásico dispara y cubre.

Una historia a la altura

Gears 5 recupera lo que la anterior entrega no tenía, una historia interesante. Comenzando por Kait y sus constantes pesadillas, pasando por Marcus y sus recuerdos de Anya, los secretos que revelan los documentos que vamos encontrando y personajes muchos más carismáticos, como los integrantes de la familia Carmine. No todo es acción y esto lo han sabido manejar muy bien, incluso tomando prestada una página de God of War y utilizando los momentos en el esquife para que Del y Kait ahonden más en la historia.

Obviamente no voy a dar ningún tipo de spoiler aquí. Lo que me interesa es dejar muy claro que Gears 5 no solo incorporó muchas de las novedades que tanto se le pedían, sino que también logró traer de vuelta esas emocionantes historias que la saga ha sabido contar; repletas de acción y mucha emoción. Lo que sí queda claro es que la historia aun no termina y la mesa queda servida para una sexta entrega.

Gears 5

Que el juego no termine

Gears 5 no es solo su modo historia, el juego también cuenta con un apartado multijugador bastante nutrido, que cuenta con los clásicos modos deathmatch por equipos, el modo arcade que probamos en su momento; escape, que es un modo donde ponemos una bomba de gas y junto a dos compañeros tenemos que escapar del lugar, lo interesante es que los mapas pueden ser creados por la comunidad y semanalmente se irán rotando.

También tenemos el clásico modo Horda, con muchas mejoras, especialmente los puntos de energía que nos invitan a cambiar la mecánica de mantener en un solo lugar y que por el contrario estemos en constante movimiento por el mapa. De igual manera los personajes cuentan con habilidades únicas, lo que le da un toque más de estrategia a este modo de juego.

Me gustó muchísimo la posibilidad de probar el online a pantalla dividida y que al mismo tiempo se puede seguir jugando en red. Le dediqué un par de horas junto a un amigo y de verdad que es genial, porque ya son pocos lo juegos que ofrecen la posibilidad de juego cooperativa desde la misma consola. Otro punto a resaltar es que estos modos de juego recibirán actualizaciones constantes y gratuitas, lo que extiende mucho más la vida del titulo.

Gears 5

Claro, aún hay cosas por mejorar

Llegados a este punto puede parecer que Gears 5 es un juego perfecto, pero no es así. Los principales problemas del título radican en detalles como los controles, que no responden correctamente por momentos, en especial en los casos donde tenemos que esquivar ataques enemigos. Es muy común que el personaje termine pegado a una cobertura y no esquivando, qué era lo que necesitábamos.

Otro elemento tiene que ver con la puntería. Se presentan situaciones en las cuales Jack ejecuta acciones en un lugar diferente al que se le indicó o algunas armas, como el lancer con granadas, que al apuntar, termina dirigiendo el ataque a otro lado. También se presentan momentos donde los enemigos no atacan a pesar de que nos encontremos enfrente de ellos.

Conclusión

Debo admitir que nunca tuve una expectativa muy alta respecto a Gears 5. Su cuarta entrega me dejó un sabor agridulce y nunca pensé que en tres años de desarrollo pudieran ajustar muchas de las cosas que el juego pedía. Sin embargo, me equivoqué. Este juego es todo un espectáculo de principio a fin, te deja con la boca abierta desde el primer momento que lo ves y te llena de alegría al presenciar las nuevas mecánicas como el mundo abierto, el sigilo y las misiones secundarias.

Gears 5

La historia vuelve a estar a la altura y a pesar de que JD tiene el protagonismo durante el primer acto del juego, es Kait la que termina liderando, en una historia con una duración de aproximadamente 10 horas, que deja con ganas de más y repleta de elementos clásicos de la serie. Sera esconde secretos que por fin podemos conocer y el juego sale de esos oscuros pasillos, para mostrarnos un mundo que luce genial y muy afectado por los hechos acontecidos en juegos anteriores.

Por mucho tiempo fue la serie Forza quien llevaba el peso de Xbox Game Studios sobre sus hombros, pero por fortuna Gears 5 ha logrado recuperar y renovar la grandeza de esta serie, lo que da un poco de impulso a los juegos exclusivos de Microsoft. The Coalition ha demostrado estar a la altura y no puedo estar más contento por el resultado que han presentado.[88]

  1. Cuanto te dan por una critica buena´? Porque a decir verdad, es un puto asco, la campaña es horrible, soy muy fan de gears, pero esta me decepciono completo. una campaña que ni siquiera tiene 5 actos a los cuales estaabamos acostumbrados, con un final horrible, que ni siquiera pense que era el final, cuando lo vi, termine decepcionado horrible, con una reina reyna (ridiculo nombre), que solo aparece menos de 10 minutos y que no tiene un gran impacto, es asquerosa, parece un simple dlc de gearsofwar2

    • Hola David, a Mau le dan lo mismo que por una crítica mala=0. Por suerte o por desgracia AKB es un medio amateur, de ya 14 años de existencia. Lo hacemos por puro amor. La única satisfacción es saber que se nos lee. Un abrazo y gracias por dejar tu opinión, tan respetable como cualquier otra.

  2. Mmmmmm, no sere tan agresivo como David, pero si me parece un analisis muy complaciente, de hecho, la gente es muy condescendiente con las IPs de Microsoft, no digo que lo hagan mal, de hecho, se ve el esfuerzo, pero es que es un sentimiento dificil de explicar, Gears of War es un producto hueco, vacio, sin sustancia, sin atisbo de genialidad, pero la gente se empeña en encumbrarlo, supongo que es el amor propio, ¿a que?, no lo se, pero me cuesta encontrar otra saga mas sobrevalorada (aunque HALO no se queda atras), cualquiera que haya leido un libro en su vida sabra que una historia como la de Gears of War es francamente mala, pesima, les compro el primer juego, todo un hito a nivel tecnico para su epoca y gran responsable de querer comprarme en su dia una xbox 360, cosa que nunca sucedio, dejen de ser condescendientes con Microsoft, a esa gente, a sus estudios, les falta chispa, les falta ese algo que en realidad los haga generar productos de calidad, y es que ese mal sabor de boca no me lo puedo quitar aun despues de jugar a algo como State of Decay 2, maldito juegazo, pero se queda corto tan pronto, es un quiero y no puedo como una catedral, como todo lo de Microsoft, y no, no soy sonyer, juego en PC, por eso hablo con conocimiento de causa, me queda la esperanza de ver ese State of Decay 3 con el equipo de OBSIDIAN, de ahi puede salir algo muy interesante, pero seguir poniendo en un pedestal a juegos como Gears of War solo para darle una palmadita en la espalda a Microsoft y sentirse bien como si estuvieran defendiendo una buena causa es francamente triste, es mi opinion personal, habra a quien le guste el juego, y a quien sea que lo compre, que lo disfrute, un saludo

Deja un comentario