Super Meat Boy es tan adictivo como desquiciante

Si algo tenemos que agradecerle a la distribución digital (por mucho que la critiquemos después) es haber propiciado, a través de servicios como Xbox Live Arcade o la PSN Store, la aparición de multitud de nuevos títulos, muchos de ellos con ese toque indie que tanto nos gusta, que apuestan por las 2D, que en el formato físico han quedado mayormente olvidadas en favor de las 3D.

Con esto no quiero decir que unas sean mejores que otras, pero como se suele decir, en la variedad está el gusto, y un juego en 2D de vez en cuando se agradece. En este sector se encuentra Super Meat Boy, un juego que bebe directamente de un grande como es Mario Bros. , con el que tiene muchas similitudes, aparte de estar claramente influenciado por la esencia del típico juego de plataformas en flash similar a N+.

Nada más empezar se nos presenta la situación: Super Meat Boy, un cachito de carne con ojos al que es imposible no adorar, está tan tranquilo con su novia, Bandage Girl, cuando el Dr. Fetus, el malo malísimo, aparece en escena para secuestrar a Bandage Girl tras pegarnos una monumental paliza. A partir de este momento nuestro objetivo será rescatar a Bandage Girl superando varios mundos compuestos por su correspondiente número de niveles y su correspondiente jefe final. En cada nivel, tendremos que superar los peligros que se interponen entre nosotros y nuestra amada, que se encuentra al final del nivel, corriendo y saltando, pero justo cuando la alcanzamos, el Dr. Fetus aparece para llevársela de nuevo (¿os suena de algo?). La historia, que realmente no tiene demasiado peso (otra similitud con Super Mario, ¿no?), se nos narra en una serie de cutscenes que aparecen al principio y final de cada mundo, y es principalmente cómica.

Super Meat Boy

Pero ahí no acaba la cosa, ni mucho menos. Repartidas por los niveles encontraremos tiritas, en sitios difíles de alcanzar, que nos permitirán desbloquear nuevos personajes jugables si las recogemos. También podremos encontrar una serie de portales que nos llevarán a una zona “distorsionada” donde todo tiene un aspecto mucho más pixelizado, y donde podremos encontrar más tiritas o desbloquear directamente a algún personaje. Dichos personajes tienen habilidades exclusivas, que nos serán muy útiles en ciertos niveles, y son un homenaje a otros juegos. Por ejemplo podremos jugar con Tim de Braid y con The Kid de I Wanna Be The Guy (y os aseguro que el nivel que hay que superar para desbloquearlo es igual de jodidamente imposible que el juego del que proviene).

Super Meat Boy

Pero aún hay más: cada nivel del juego tiene una versión “oscura” que se desbloquea consiguiendo el tiempo objetivo en el nivel normal, y que es aún más difícil. Todo esto sumado a que la dificultad puede llegar a un punto en el que el mando, la consola, el televisor, y nuestra santa madre salgan volando por la ventana hace de la duración de Super Meat Boy uno de sus puntos fuertes. Para que os hagáis una idea, el juego cuenta con unos 250 niveles, sin contar zonas de distorsión, a los que habrá que sumar unos cuantos más que están confirmados como DLC gratuito y que irán apareciendo en un mundo llamado Teh Internets (sí, no estáis soñando: GRATUITO).

Super Meat Boy

En todos estos niveles veremos una amplia variedad de situaciones que nos harán comernos el coco y que pondrán a prueba nuestra habilidad (y nuestra paciencia), con un apartado gráfico y sonoro que deja muy poco que desear, al ser brillante.

Es muy cierto que Super Meat Boy no es innovador y bebe muchísimo de otros juegos, ya que incluso podemos interpretarlo como un grandísimo homenaje a las plataformas en 2D. Pero eso no impide que sea un grandísimo juego, muy adictivo y hecho con mucho mimo que nos ofrecerá incontables horas y horas de diversión a manos de un personaje muy carismático mientras nos muestra con una banda sonora y un apartado gráfico que difícilmente disgustarán a nadie. De lo mejor que hay en Xbox Live Arcade.

Para redondear aún más el conjunto, el juego incluye varias imágenes de jugador y prendas para el avatar desbloqueables, además de una lista de logros de los que merecen llamarse “logros”.

P.D. – Si tenéis pensado haceros con él, daros prisa, ya que ahora mismo está a 800 MS Points por oferta de lanzamiento (¿se puede pedir más?), pero el 21 de Noviembre sube a 1200 Ms Points.

  1. Totalmente desquiciante si… pero nunca te das cuenta que le vuelves a dar compulsivamente al botón una y otra vez para seguir intentando el nivel hasta el infinito…

    • Sí, en los niveles difícil suele ser normal entrar en un bucle de destrucción en el que morimos 6 veces por segundo hasta que lo dejamos por no reventar el mando contra el suelo xDD

  2. He de confesar que con la demo de este juego me ha pasado algo que nunca me había pasado, me da asco ver y escuchar moverse al personaje. El personajillo me parece una ida de olla excesiva.

  3. Pingback: Akihabara Blues

  4. Pingback: Crónica de las jornadas iDÉAME 2012

  5. Pingback: Trials Evolution hace honor a su nombre

  6. Pingback: Análisis de Fly´n para Pc/Steam

  7. Pingback: Análisis de 10 Second Ninja para PC

Deja un comentario