Análisis: Destiny 2 Bastión de Sombras es una expansión mediocre

Tras la separación de Activision Blizzard y Bungie se inicia una nueva etapa para los creadores de Destiny. En este inicio de un camino en solitario su primer paso ha sido situar el juego en Steam, plataforma en la que se ha convertido en un Free to Play.

Su nuevo contenido descargable se llama Destiny 2 Bastión de Sombras (o Shadowkeep en inglés) y por desgracia no está al listón de Los Renegados.

Bastión de Grises

Voy a ir directo al grano: Destiny 2 Bastión de Sombras es una expansión mediocre que, gracias a todos los elementos nucleares del juego y a las mejoras gratuitas que se han introducido, no termina de afear al producto en su conjunto. Destiny 2 sigue siendo una de las mejores experiencias MMOFPS del mercado pese a este Destiny 2 Bastión de Sombras, algo sin duda tranquilizador.

La historia nos plantea regresar a la Luna. Una localización que ya estuvo en el primer Destiny y que ha sido reciclada y ampliada para esta ocasión. Al estilo del juego, la zona está llena de actividades que hacer, con sus dificultades desbloqueables, zonas secretas, cofres y enemigos que derrotar. Es una zona enorme en la que dar vueltas, perderse y volverse más poderoso. Sin embargo, no ofrece nada que no hallamos visto previamente por lo que una vez hayamos completado la campaña, será una zona más.

Buena parte de la falta de identidad de esta zona es ese mismo reciclaje que no era malo per sé, pero que ha terminado por crear una zona desalmada y sin nada distinto que ver. Un jugador de Destiny 1 no encontrará muchas razones por las que adquirir este contenido, ya que los enemigos que la habitan ya los ha derrotado centenares de veces y la zona en sí ha sido ampliada, pero los asset son similares y no deja de ser una extensión.

Pesadillas sin carisma

La Campaña nos plantea regresar a una Luna en la que ha pasado algo de tiempo desde nuestras incursiones en Destiny 1. Se han dado ciertos sucesos en nuestra ausencia y debemos investigar unas apariciones y ayudar a Eris Morn, nuestra guía en este contenido descargable.

Conforme vayamos realizando misiones veremos una gran cantidad de cosas que ya hicimos en Destiny 1, de la mano de una narrativa descafeinada y con una actuación de voz forzada que queda algo falsa. Sin embargo hay sorpresas (¡nuestro personaje habla!). Aunque es alargada de manera artificial con alguna misión ridícula que nos hace pensar que este DLC no ha tenido todo el tiempo para desarrollarse como hubiera necesitado.

En definitiva: la campaña no es el motivo por el que vamos a querer jugar a Destiny 2 Bastión de Sombras. Es artificial, desganada y alargada de forma innecesaria. Supongo que el factor nostálgico de regresar a la Luna y todo el contenido a nivel de lore que ha incluido y lo que puede significar para la comunidad más fervorosa compensarán las graves fallas de la parte narrativa de Destiny 2 Bastión de Sombras.

Un Destiny 2 que sigue brillando

Y la suerte que tiene Destiny 2 Bastión de Sombras es que es un añadido mediocre sobre un juego sobresaliente. Por lo que por muy regular que sea este descargable, el resto del juego sigue estando a un gran nivel. El gunplay es una delicia, el hacer patrullas, asaltos de vanguardia y raids con amigos sigue siendo divertidísimo. Además, se han hecho varios cambios gratuitos (e introducción de nuevos elementos de pago) que por descontado van a alargar la vida del juego durante el próximo año.

Uno de los mejores es el PvP, o el Crisol, que cuenta con más mapas que nunca y con nuevos ajustes de equilibrio que lo han convertido en una gozada de modo en el que matar el tiempo. De forma similar el modo gámbito, que se reinicia con cada nueva temporada y que ha recibido ciertos cambios para convertirlo en un modo en el que sea más sencillo remontar y plantar cara a los rivales.

También ha llegado, al más puro estilo Fortnite, una especie de Pase de Batalla que nos ofrecerá contenido conforme vayamos subiendo (atención al giro de guión) 99 niveles, hasta el 100. Con una recompensa por nivel. El pase de esta temporada, llamada de lo Imperecedero, viene incluido con Bastión de Sombras, pero en el futuro serán de pago. Eso sí, también hay un pase gratuito con recompensas más humildes pero igualmente bien recibidas.

Conclusión

Destiny 2 Bastión de Sombras es un DLC que ha llegado porque había que tener un DLC. Falto de carisma y de motivos reales por los que existir, termina por ser un añadido mediocre sobre una experiencia sobresaliente que no afea el producto final. La versión gratuita de Destiny 2 tiene una enorme cantidad de contenido nada despreciable y que merece la pena jugar.

Además, el futuro del juego es prometedor, con la inclusión de la última raid «Jardín de Salvación» como un ejemplo de todo lo que está por venir en un shooter que ha transicionado a un modelo de negocio muy similar al de Fortnite. Que anima a los jugadores a seguir conectándose cada semana y tratar de superar contenido cada vez más difícil. [61]

  1. Gracias ! Pienso igual que tu, y creo que para alguien que se aburrio de jugar por haberlo hecho mas de 3/4 h diarias desd Destiny 1, esto no es mas que alargar lo que ya habia. No vuelvo al reciclaje de la luna a matar otra vez lo que ya mate durante 2 años

Deja un comentario