Análisis High on Life. Que tus armas hablen por ti

Comenzamos el 2023 con un análisis bien interesante. Squanch Games nos presenta High on Life, un First Person Shooter donde las armas hablan, la irreverencia abunda y el destino del mundo se encuentra en manos de un caza recompensas sin experiencia.

high on life

En manos de un novato

Todo comienza con una invasión extraterrestre, los G3, que amenaza con llevarse a todos los humanos y usarlos como su droga. Durante la invasión conocemos a Kenny, una pistola que habla y que nos irá indicando lo que debemos hacer. Esta pertenece a una especie llamada los Gatling.

Una vez superada la primera parte de la invasión, de la cual escapamos como se pueda, el hogar del protagonista es teletransportado a otro planeta y allí comienza nuestra aventura como caza recompensas, el primer paso para derrotar al cartel del G3.

Mezclando géneros

Como ya es habitual, High on Life mezcla varios géneros. El primero de ellos es el FPS, que resulta siendo su base. Sin embargo, el título también se puede considerar un metroidvania. Varios sectores dentro del planeta solo se pueden acceder con ciertas habilidades o armas.

high on life

A eso se suma un poco de RPG, ya que las armas pueden ser modificadas, aunque no mucho, para mejorar la cantidad de munición, habilidades especiales o incluso el tipo de munición de disparan.

Creo que la mecánica más fuerte es la de los disparos, intentando asemejarse mucho a DOOM. Enfrentamientos caóticos, con múltiples enemigos al tiempo, pero también la posibilidad de contar con un arsenal variado y acceder al mismo rápidamente, mientras nos desplazamos por el lugar.

Lo que digan las armas

Desde su anuncio High on Life dejó ver que sería un juego irreverente. Más aún si tenemos en cuenta que Justin Roiland, co creador de Rick & Morty se encontraba detrás del proyecto. El juego no decepciona en ese apartado y tenemos cualquier cantidad de diálogos, chistes y/o comentarios que se burlan del mismo juego.

A lo largo de la aventura tenemos a nuestra disposición seis armas (Kenny, Sweezy, Knifey, Creature, Gus y Lezdoit). Cada una cuenta con un disparo básico, una habilidad secundaria y otra especial. Además cada uno cuenta con una voz diferente y sus correspondientes comentarios, basados en su personalidad.

high on life

A mi esa parte me gustó mucho. Siendo que High on Life va con ese humor que me gusta. Algo de humor negro, también doble sentido y ademas el no tomarse todo tan a pecho. El juego no tiene problema en criticarse a sí mismo y eso está bien.

Derrotando al cartel

Como lo comenté unos párrafos más arriba. Nuestra misión es terminar con el cartel G3 y para eso es necesario derrotar a sus líderes. Los enfrentamientos con dichos jefes no son tan retadores o espectaculares, pero el carisma de los mismos hacen que se vuelvan entretenidos.

A medida que se avanza en dichas misiones, se van consiguiendo nuevas armas, nuevas habilidades y se desbloquean otros jefes a derrotar. La historia resulta muy interesante al principio, pero creo que pierde fuerza y eso se nota mucho al final, con un desenlace que se siente muy apresurado.

high on life

Se le abona bastante que el juego toque temas adultos, con su toque de humor, pero adultos al fin y al cabo, haciendo una mezcla interesante con el toque caricaturesco que tiene el juego.

Muy por encima

High on Life sufre lo que muchos otros juegos han venido padeciendo. Agregar funcionalidades por agregarlas. Aquí tenemos la opción de tomar decisiones, devolvernos para acceder a otros lugares, personalizar las armas. Pero mucho de eso queda como una anécdota. El juego se puede terminar sin enfocarse totalmente a esos temas o respondiendo cualquier cosa durante los diálogos.

Insisto, sería mucho mejor que se enfoquen en pulir un par de mecánicas y que esas guíen el juego, más que insistir en tener muchas opciones dentro del juego, las cuales no se terminan de concretar.

high on life

Impacto visual

No quiero irme sin comentar acerca del apartado visual. High on Life luce muy bien y tiene claro su estilo. Las armas, los enemigos, los personajes y los diferentes entornos lucen geniales. Ese estilo propio, junto con la irreverencia de sus personajes son una mezcla perfecta.

Da gusto recorrer los diferentes lugares, hablar con los personajes o simplemente quedarse a detallar algunos elementos del lugar. A eso se suma un interesante apartado sonoro, no tanto por la música, sino por la voces. Todo muy bien adaptado a los lugares y personajes.

Conclusiones

High on Life no fue ni de cerca el mejor juego de 2022, pero sí resultó ser una experiencia divertida y diferente. Un FPS lleno de irreverencia, humor y un interesante apartado visual, donde ni siquiera sus mismos personajes se toman en serio.

high on life

El exceso de mecánicas, sumado a un final bastante flojo, le hacen perder varios puntos, pero eso no significa que el título se deba descartar. Todo lo contrario, ojalá pudiéramos tener más juegos con esta mezcla de humor y temas adultos mucho más seguido.

Yo quedé satisfecho con lo que jugué. Me divertí bastante, me reí aun más y supongo que para los fanáticos de Rick & Morty o que tengan gusto por un humor similar también van a pasar un buen rato.[75]

Deja un comentario