Artículo: esta es la mejor época para ser un Jugador

Recuerdo con especial cariño la época en la que tenía diez, doce años. Más allá de las vivencias típicas de esa etapa de la vida de cada uno, viene a mi memoria una cosa que solía hacer habitualmente.

Press Play on Tape - Retro Action

Las noches antes de meterme a la cama, me ponía a leer las revistas de videojuegos que conseguía por ahí y al lado tenía una libreta en la cuál iba anotando los juegos que me molaban. Mi primera versión de lo que ahora se conoce como lista de deseados. Le invertía muchas horas a leer y, sobre todo, a ver la poca información que podía conseguir sobre los juegos en las revistas.

Tenía mi lista hecha, era el niño más ilusionado del mundo. Recuerdo que incluso planeaba como ahorraría, lo que dejaría de comprar y lo que haría para conseguir un par de monedas extras y así comprar los juegos. A la mañana siguiente me iba a la tienda para saber cuánto exactamente iba a necesitar ahorrar y venía el momento más duro, un baño de realidad, al darme cuenta de que, con mucho, muchísimo, esfuerzo sólo iba a poder comprar un juego cada X meses. Tenía listas muy largas, pero sabía que no iba a poder jugar todo lo que quería, ni siquiera iba a poder comprarlo.

Las rebajas del vicio

Cuando había alguna oferta puntual de algún juego, suplicaba y suplicaba para que lo comprasen mis padres, rara vez las súplicas funcionaban. Estos recuerdos han venido a mi mente justo ahora, cuando nos acercamos a los días del Black Friday, Cyber Monday y demás vísperas que buscan fomentar el consumismo. Pienso en eso ahora y me doy cuenta de una realidad: ¡Que barato es jugar ahora! Lo digo completamente en serio y completamente convencido de ello.

Jamás, al menos que yo recuerde, jugar había sido tan barato. Dejando de lado el tema de que los Videojuegos cuestan, más o menos, lo mismo ahora que hace 15 años, cosa que no ocurre con demasiados productos de otras industrias, lo cierto es que hoy día, los grandes lanzamientos de cada mes suelen encontrarse por la mitad del precio, o menos, a las pocas semanas dependiendo de que tan bien haya ido el flujo de ventas. Las plataformas de distribución digital tienen ofertas semanales altamente interesantes.

La fiebre de la novedad

Jugar el gran título el Día Uno tiene un coste sobre los 60€; si tenemos un poco de paciencia podemos pillarlo por menos y por ese mismo dinero, también comprar algún juego más. La apuesta por los modelos de suscripción también se va posicionando con mucha fuerza dentro del mundillo. Servicios como Origin Access, Xbox Game Pass o incluso los obligatorios para jugar online en consola incorporan una serie de juegos que podemos disfrutar a cambio de una cuota mensual que no es especialmente cara.

El Black Friday y las ofertas de navidad están a la vuelta de la esquina y seguro nos vamos a topar con múltiples ofertas realmente atractivas. Cada vez más el servicio de Humble Monthly toma más fuerza y eso se debe a qué es una iniciativa realmente interesante.

Mi Yo de doce años se moriría de contento si viese que por esos precios puede acceder a tantos y tantos juegos de gran calidad. La sonrisa con la que viviría al saber que por 12€ me dan 8, o más, juegos realmente interesantes cada mes es algo que está en mi memoria. Y para respetar a ese niño que habita dentro de mí, esa misma sonrisa y emoción siento yo actualmente al ver la accesibilidad económica que ha alcanzado este hobby, que está más cerca de ser un lujo innecesario que una actividad de primera necesidad.

¿Un exceso de oferta?

No obstante, al mismo tiempo no puedo evitar pensar en qué quizás no valoramos lo suficiente esta época en la que vivimos. Quizás pasamos más tiempo del que deberíamos quejándonos y perdiendo el tiempo en debates inertes sobre la industria. Quizás criticamos mucho, pero disfrutamos poco. Podría ser que estemos más pendientes de lo que viene en el futuro y no tanto de lo que ya está aquí.

Sí, en la Industria hay prácticas cuestionables. Hay ediciones ultra caras y hay pases de temporada que son un tanto excesivos. El debate de formato físico y digital sigue ahí, pero si lo que queremos es jugar, tenemos que admitir que estamos viviendo la mejor época para ser jugón. Es la época en la que más variedad y alternativas existen, también es cuando el medio ha alcanzado cotas que por mucho tiempo eran pura fantasía.

Siempre habrá cosas que no nos gusten, pero no estamos aquí por eso, estamos aquí para vivir historias increíbles, conocer mundos nuevos y dejarnos atrapar por personajes cautivadores. Llegamos aquí y decidimos quedarnos por amor al medio. Vivimos una época maravillosa, la cual queda de manifiesto al ver los precios y las facilidades para adquirir o para disfrutar de los muchísimos juegos disponibles es algo que le saca una enorme sonrisa a mi niño interior.

  1. Totalmente de acuerdo, nunca ha sido más barato jugar. Pero el exceso de oferta y de promociones hace que los juegos se amontonen y que juegues a un ínfimo porcentaje, y muchas veces los juegos que pruebas es a nivel superficial, para poder probar otros, anteponiendo cantidad a tiempo de juego.

  2. Juegos lanzados sin acabar, refritos, escasez de ideas, poquísimas apuestas arriesgadas, juegos sin modo campaña, todo enfocado al modo online y la gente quejándose de que no puede conectarse por problemas con los servidores, secuelas esperadas que no llegan ni llegarán, otras que necesitan vacuna zombie, cajas sin manual, juegos supuestos AAA por el nombre que luego no lo son, cierre de cantidad de compañías, absorción de otras para convertirlas en escombreras, títulos que salen a 70 euros para bajar de pronto o desaparecer y títulos que no se encuentran o te piden un pastizal, ediciones especiales que hay que vender un riñón para pillarlas y si no desaparecen, ediciones completas que salen al tiempo en plan sacaperras descarado y también desaparecen, consolas que salen a 500 euros y se planea una generación de 5 años, mandos cojonudos que cuestan lo que ya la consola, Nintendo empeñada en hardware frívolo, Sony llevándose de calle el mercado con poca leche exclusiva y perdiendo en los multiplayer, suscripciones para jugar online por 60 pavazos al año…

    Sï, sin duda es la mejor época de la historia para ser gamer.

    Estaréis de coña¿no?

    Bendita retrocompatibilidad.

    PD. Y como muy certeramente ha dicho el amigo Kristian, acceso a muchos juegos de calidad regalados… si pagas la suscripción, ejem, para luego tenerlos ahí muertos de risa por falta de tiempo (no es mi caso), recordando a la época del pirateo y el arsenal de tarrinas de juegos piratas que no disfrutabas nunca.

    • Entiendo que se refiere a cantidad y precio. Yo si comparto su opinión. El otro día me dio por entrar en la app de twitch y hay juegos que ni sabía que tenía. Generó indie, innovación por bandera, me acabe instalando un par y pasándomelos en un par de tardes, eso antes, como bien dice el texto, era impensable.

      ¿Hay mucha mierda en la industria a día de hoy? Pues sí, pero la moneda tiene dos caras y, por suerte, no es cuestión de azar con cuál te quedas.

      • Yo siempre digo en referencia a todo que “son lentejas”, ya que nadie te obliga a comprar nada, y que toda situación o persona es “una moneda”, porque hay que conocer en profundidad para poder opinar con fundamento.

        En el tema que nos ocupa, los videojuegos y su mundillo, es así exactamente igual: de “lentejas” y “monedas”.

        Pero mantengo todo lo que dije, aún entendiendo que quizá la entrada pudiera o debiera referirse más al momento Black Friday. Porque que este es el mejor momento de la historia consolera parece, repito, un chiste malo, por los diversos motivos que comenté.

  3. Coincido contigo ,es fácil caer en el exceso, yo compro poco, juego mucho en emuladores , no hay mucho tiempo para jugar, asi que me he vuelto selectivo, de entrada nunca jugué juegos de deportes asi que descartados, ni los veo, autos y RPGs genéricos descartados.

    Se reduce la lista pero no lo suficiente, mi guía son sitios como AB que me dan idea de que vale la pena jugar y asi me la llevo, comprando solo lo que de verdad me enganchará.

    • A mí lo que me parece alucinante es que hoy en día, con la ingente cantidad de información que hay y lo fácil que es acceder a ella, aún se lea por ahí a gente que dice que se equivocó al adquirir tal o cual juego/consola; cosa que sucede de forma habitual a poco que estés metido en el mundillo y rules por unos cuantos sitios.

      Frecuento habitualmente varias tiendas online de segunda mano (os recomiendo encarecidamente todoconsolas.com, por precios y facilidad para encontrar cosas difíciles de ver) y a menudo me encuentro con juegos que acaban de salir y la gente ya los ha vendido.

      El último caso que me ha llamado la atención es el del COD Black Ops IV, un juego sin modo campaña y enfocado por completo al modo multijugador. ¿Cómo es posible que al poco de salir ya se lo vea en venta de segunda mano? pues seguramente porque quien lo ha comprado se ha llevado una decepción, cosa que es difícil en lo que va enfocado el juego porque es muy bueno, aunque gustos hay para todo.

      Desinformación en la era de la información.
      Acojonante.

  4. Yo estoy mas de acuerdo con nuestro amigo choroman en este caso. Si solo miramos por el tema de ofertas y precios, pues sí, está muy bien y nunca había sido tan barato jugar.

    Pero seamos justos, las empresas de videojuegos solo buscan el método de sacarnos el dinero, inventan cada vez peores sistemas de negocio para el jugador y el tema del online permanente me parece cuanto menos una jugarreta. Las empresas solo te quieren cobrar por lo mismo una y otra vez, y la mayoría de veces solo los indies ofrecen cosas distintas y arriesgadas dada su naturaleza y el hecho de no tener acreedores a los que contentar.

    Los videojuegos han pasado de ser un tema digamos mas “underground” a ser un filón de dinero y negocio turbio en muchos casos.

    El futuro yo creo que es algo como lo que hace xbox con su game pass, pagar una cuota anual o mensual y poder acceder a todo en cualquier lado y cualquier máquina.

    • Coincidimos bastante, amigo, el tema de los mamoneos de las compañías es evidente, como comenté arriba, y el modelo de negocio, como bien comentas, ha llegado a un punto que si no da asquito directamente, produce cuando menos rechazo… y de ahí las críticas que reciben y las bajadas de precio rápidas.

      Sobre el tema de los indies, es cierto que son el único soplo de aire fresco en un mundillo cada vez más cuadriculado en el que casi nadie se arriesga… y demasiadas veces, cuando lo hacen, se pegan el batacazo en ventas.

      La gente se queja de que no hay nuevas propuestas, IP’s nuevas, apuestas arriesgadas y demás, pero luego se limitan a pillar de salida su eterno FIFA/PES/COD.

      Personalmente, ya lo he comentado muchas veces, hace tiempo que compro muy pocos títulos de salida; porque además del gasto insoportable si no eres rico, es absurdo viendo cómo bajan de precio en poco tiempo. Tiempo que además mucha gente no tiene para dedicar a nuestro hobby favorito en esta época de prisas.

      Yo no tengo problema en esperar a que bajen bastante de precio títulos que tengo claro voy a comprar. Y hago excepciones sólo con un puñado y muchas veces por miedo a que desaparezcan, como sucede con algunos juegos como las aventuras gráficas, y luego haya que volverse loco buscándolos por la red y encima pagar el precio abusivo que ponen algunos porque los juegos han desaparecido.

      Todo esto naturalmente desde la perspectiva de un viejo coleccionista, que el día que consigan matar el formato físico yo me bajaré del carro.

      • El tema del formato físico es una putada y bien grande, pero como he comentado antes, creo que es hacía donde se va directamente en esta industria.

        A mi me gusta tener los juegos físicos, pero admito que el formato digital es mucho mas accesible, no ocupa sitio, tiene ofertas muy variadas y en algunos casos compartirlo para que el precio sea la mitad (como es el caso de las cuentas de PS4 compartidas o de steam familiares). Tienes sus ventajas, hay que admitirlo, pero es una lástima que el formato físico pierda fuelle.

        Yo ahora mismo compro de salida muuuuuuuy pocos títulos, la verdad. Es más por falta de tiempo que por el dinero realmente, he de pensarme muy bien que voy a comprar y si realmente lo voy a jugar, he madurado mucho en ese aspecto y he perdido ese Diogenes digital que tenía xD
        Pero es cierto que si sabes esperar, en apenas 2 meses puedes encontrarte con una oferta suculenta.

        • Y lo que nos excita ver la estantería llena de joyas, que todo hay que decirlo. 😀

          Además de que si eres selectivo y tienes una buena colección en fisico, es como una inversión, porque siempre valdrán un dinero.

Deja un comentario