[E3 2018] Así fue el evento E3 de Playstation de Madrid

Un antiguo filósofo chino dijo una vez: “Si no puedes ir al E3. El E3 irá a ti”. Y así ha sucedido. Puede que las luces y las miradas estén centradas en Los Angeles, pero en la madrugada del 12 de junio, Playstation trajo la ilusión y la pasión por los videojuegos a través una fiesta por todo lo alto.

Days of Play es el evento de Playstation dirigido a que todos los jugadores celebren la gran fiesta de los videojuegos que supone el E3. Y se han tomado muy en serio lo de la celebración. Tanto, que la discoteca “Medias Puri” abrió sus puertas y llenó su sala de PS4 para celebrar la conferencia de Sony.

Hoy para mí es un día especial, hoy saldré por la noche

Entramos en la disco, como dirían los jóvenes, pero esta es una noche especial, no es una disco cualquiera. A lo largo de la sala destaca toda una fila de PS4 con juegos como God of War o Dragon Ball Fighterz. En una pantalla gigante se proyecta el famoso corto del God of War de Joaquin Reyes. Y al fondo, una banda toca sobre el escenario grandes temazos de rock. Se podía beber, bailar y jugar; lo mejor de salir de fiesta y quedarse en casa, todo a la vez.

Lamentablemente, ninguno de los videojuegos disponibles eran auténticas novedades. Todos ellos ya habían salido a la venta. Por lo que en ese aspecto, poca novedad os puedo aportar. Sin embargo, cumplían su cometido de amenizar el evento dotándolo del espíritu del E3.

Sorteos, torneos de Street Fighter clásicos, cosplayers. Todo eso podíamos encontrar en lo que fue una gran encuentro entre apasionados de los videojuegos deseosos de conocer las sorpresas que nos tenían preparadas desde Los Angeles. Solo faltaba una cosa.

La conferencia

Es fácil dejarse cegar por los focos de la noche. Pero aquí lo importante era una cosa. Habíamos ido a ver la conferencia de Sony.
Por ello, ya a las 2:30 de la noche la gente fue tomando sitio. Todos ellos expectantes, mientras yo les repetía que se anunciaría un nuevo Resistance (de ilusión también se vive, en fin, algún día).

A continuación os dejo una breve crónica de mis impresiones y las reacciones de los asistentes según veíamos la presentación.

Se apagan las luces, la gente aplaude, y empieza la fase previa de la conferencia.

Primera sorpresa, Gustavo Santaolalla, compositor de la banda sonora de The Last of Us, sale a tocar en una iglesia con Shawn Layden, CEO de Sony, haciendo las veces de párroco. Todo el mundo en la discoteca aplaude. No están allí en Los Angeles, aplauden a una pantalla, pero aún así se puede sentir la misma emoción que si estuviéramos en el mismo E3.
Aparece el logo de Naughty Dog y el local se viene abajo.

Ya aquí debo destacar la dirección artística de Sony. Es un gran detalle que el escenario del concierto en el que toca Santaolalla coincida con la misma iglesia que la del trailer de The Last of Us II.

Aparece el primer gameplay del título, y si algo quiere mostrar es su crudeza. Los golpes y disparos cuentan con un realismo visual y sonoro que hacen de esta segunda entrega un juego violento y crudo. La violencia humana no es algo bonito de ver y Naughty Dog está dispuesta a mostrárnosla sin contemplaciones.

El beso de Ellie fue más vitoreado que el de Casillas y Sara Carbonero.

Ahora sí, tras algunos momentos más parecidos a un programa matinal de antena 3. Comienza la conferencia. Sony se permite la libertad de introducirla de una forma bastante nipona, para así dejar la puerta abierta a la presentación de Ghost of Tusima, que a primera vista luce un apartado visual espectacular. La experiencia me dice que en los E3 estos gráficos hay que cogerlos con pinzas. Aún así el sistema de combate aparenta una calidad al nivel de los gráficos mostrados, y eso si es algo por lo que ilusionarse. Con unas estereotípicas animaciones muy cuidadas, Sucker Punch nos invita a encarnar un Samurai en el antiguo Japón feudal.
Por desgracia, no se presenta ninguna fecha de lanzamiento.

Bajo sorpresa de todos, Remedy sale a escena, y lo que parece ser Quantum Break, termina siendo un nuevo juego llamado Control. ¿Será una continuación de Quantum Break? ¿Y de ser así, será exclusivo de Playstation?

Sin descanso por medio, entra un nuevo trailer. De primeras tiene pinta de ser un juego de Ratatoutille de terror en primera persona, pero por prometedora que pudiera parecer la propuesta, el anuncio corresponde al remake de Resident Evil 2. Fecha de lanzamiento, 25 de enero de 2019. De nuevo, el local estalla en un gran estruendo.

Otra sorpresa para los amantes de Kingdom Hearts (que no se podrán quejar de no ver su título favorito en el E3) es que Piratas del Caribe será uno de los mundos a visitar en su tercera entrega. Y por lo visto, esta vez han conseguido integrar el estilo colorido de Kingdom Hearts con el mundo real de los piratas sin que parezca forzado.

Esto era como comer un bocata de nocilla con jamón

Pero ahora sí, llega el momento. El bebe de Kojima asoma su cabecita y vemos Death Stranding en acción. Unas escenas que recuerdan a películas como Interestelar o Alien Covenant tratan de dar pistas del contexto del mundo en el que nos sumergirá la nueva historia de Kojima. El trailer muestra una mezcla de sigilo y terror, en el que un dispositivo que emite un constante sonido perturbador nos advierte de la presencia de oscuros espíritus con muy malas intenciones.
De nuevo, nos quedamos sin fecha. Y no se vosotros pero sigo con tantas dudas como antes, pero las mismas ganas de verlo acabado eso sí.

Poco podemos ver de él , pero un fugaz logo de Ni Oh 2 sirve para alegrar a más de uno en la sala.

Acto seguido, entra en juego una de las grandes apuestas de Playstation. Hay quien gritaba Vengadores. Casi, era el turno de Spider-Man. La opinión entre el público es unánime, el combate recuerda a Batman, pero no por ello el interés por el nuevo título decae. En mi opinión, Sony ha hecho muy bien mostrando un trailer que comienza en una prisión; un interior alejado de la libertad de la ciudad. Así han demostrado que el nuevo Spider Man es mucho más que un buen juego de balanceo. Quiero creer que este Spider Man supondrá en el mundo de los videojuegos lo que Iron Man fue para el cine.

Y con esto termina la conferencia. Y no. No hubo Resistance…

Un momento. Como si de una peli de Marvel se tratase quedaba una escena postcréditos. La gente empezaba a irse cuando el anuncio de From Software aparece en escena, anunciando un misterioso título de nombre Déraciné. Seguiremos investigando.

Ahora sí, la conferencia llegó a su fin y era hora de irse a descansar. Echando la vista atrás, considero que ha sido una conferencia con pocas sorpresas. Por debajo del nivel de espectacularidad de ocasiones anteriores.Y me ha sorprendido el hecho de que no saliera nadie a hablar, algo a lo que nos tenían bastante acostumbrados.

Es cierto que han presentado novedades, pero Sony ha ido a jugar sobre seguro, expandiendo lo ya presentado en eventos anteriores. Personalmente prefiero las presentaciones que vienen a soltar bombazos inesperados como la misma Sony hizo en 2015.

A falta de Nintendo, considero que Bethesda va ganando el E3. ¿Cuál es tu opinión? ¿Qué es lo que más te ha gustado de la conferencia de Sony?

Puedes seguir toda la cobertura del E3 de AKB por Twitter

  1. Brutal crónica, gracias tio!

    PD: yo también flipé con la conferencia de Bethesda, me gustó mucho lo que presentaron, aunque el flow de los presentadores no me gustó nada.

Deja un comentario