Diciembre español con SuperEpic y Arise

Parece mentira que haya pasado un año desde el lanzamiento de Gris. Sí, ha pasado un año. Un año que nos deja maravillas patrias como Blasphemous, Yuppie Psycho, Koral, Blacksad… Podemos decir que ha sido un buen año y aún no ha acabado. Faltan joyitas como Arise (Piccolo Studio) y SuperEpic (UnderCoders).

¡CERDOS CAPITALISSSSTAS!

Primero, entre una llama y un hombre mayor, vamos con la llama que es más rápida a pata (aunque una carrera de karts entre ambos sería genial, ojalá un Spanish Kart, yo lo dejo ahí). En SuperEpic manejamos a un mapache y su fiel llama luchando contra el sistema. El sistema EA, ya sabéis, micropagos. En este metroidvania con un acabado pixelart pulidísimo, deberemos enfrentarnos a los cerdos capitalistas de RegnantCorp, mejorando los atributos de nuestro personaje al estilo Yakuza 0: invirtiendo en nosotros mismos en lo que más nos mole. Tú decides como avanzas. Además, uno de los añadidos que más me ha llamado la atención es el uso de unos QR que aparecen a lo largo del juego. Son pequeños minijuegos que nos ayudarán a comprender mejor la historia y entender como han llegado esos cerdos al poder (aunque me lo imagino).

 

Calma, mente, tiempo

Tras el frenesí de SuperEpic, toca bajar el ritmo. O acelerarlo, depende de la situación, porque en Arise, nuestra principal forma de avanzar es el tiempo. Este videojuego es un producto preciosista, con un acabado artístico que lo empuja a ser el Gris (odiosas comparaciones) del año. Puzles tridimensionales bajo el contexto de usar el timing a nuestro favor busca transmitirnos la historia de toda una vida. La historia de nuestro protagonista, ese anciano de aspecto fornido pese a la edad. Todas sus alegrías y penas en un ejercicio que busca la conexión mental con el jugador a fin de hacerle empatizar y sentir.

SuperEpic y Arise son juegos que merecen la pena, si no de comprar de salida, que para gustos colores, al menos para investigar sobre ellos y leer reviews. La ópera prima de Piccolo Studio ha salido hoy y ya podemos leer las impresiones de otros medios que han podido probarlo (como las de Ramon Varela en Vandal) y parece que ha gustado. Por otro lado, la obra del veterano estudio Undercoders con David Jaumandreu a la cabeza se lanzará el 5 de diciembre y, como fan absoluto de los metroidvania, no puedo si no decir que estoy ansioso de incarle el diente.

Deja un comentario