Heroes of the Storm: Tambores de Guerra suenan en el Nexo

Blizzard prepara para Heroes of the Storm uno de los eventos más solicitados por la comunidad en sus recién cumplidos 3 años de historia.

He superado el nivel 600 recientemente en el divertido, pero no menos caótico y espectacular, MOBA de Blizzard. El juego no es el más popular de la empresa californiana, sin duda, pero tiene la suficiente profundidad y actualización constante para haberme mantenido enganchado en mayor medida a lo largo de estos años. ¿La clave? Mantenernos a los fans siempre interesados en lo que el futuro depara al juego, y esta vez se han superado.

Ecos de Alterac

Ahora mismo está en marcha un evento temporal dentro del juego que nos permite tomar partido por un luchador al más puro estilo mexicano. Nuevos aspectos, retratos y comentaristas han hecho de Nexomanía (pues así se llama el evento actual) un poderoso incentivo bien para subir de nivel a los héroes y desbloquear cajas de botín, o bien comprarlas directamente. Los fans pensábamos: “Anda que no molaría un evento en el que, en vez de escoger apoyar a un luchador, escogiésemos entre la Alianza y la Horda” Blizzard ha escuchado.

Desde el lanzamiento del mapa de Hanamura junto a Genji hace ya un tiempo que no se lanzaba un evento así, y es que nos lo dan todo: Un evento en el que efectivamente tomas partido por la Horda o por la Alianza, un nuevo héroe que, sin ser de los más esperados, fue clave en una de las expansiones más recientes y tiene cierto carisma, un nuevo campo de batalla que es una maldita gozada verlo en acción, y una serie de nuevas recompensas y cosméticos.

Durante el evento tendremos disponible un 50% de experiencia extra en todo momento, y a lo largo de las varias semanas que durará se irá desbloqueando el contenido antes mentado. Efectivamente tomaremos bando por la Horda o por la Alianza, y en función de la cadena de misiones escogidas desbloquearemos un contenido u otro. Pese a ser exclusivos uno de otro, podremos desbloquear el resto en la tienda del juego cuando acabe el evento.

Tras la última misión desbloquearemos una montura icónica de la Alianza o de la Horda.

Personalmente, el comienzo de este evento me pillará prácticamente en vacaciones. Dado que ocupará gran parte del verano, las excusas para no jugar a tope serán bien escasas.

Las cabras espaciales llegan al Nexo.

El motivo del juego es y será los héroes, y el anuncio de uno nuevo siempre es motivo de alegría para la comunidad. Yrel, una draenei paladín que conocimos en la quinta expansión de World of Warcraft titulada Warlords of Draenor, llega al juego. Si bien su trasfondo no es especialmente extenso, sabemos que jugará un papel fuera de las cámaras en la próxima expansión del MMO: Battle for Azeroth, por lo que al tener el futuro abierto es más que bienvenida al elenco de personajes.

Es una tanque con cierta capacidad de curación, una mezcla entre el paladín protección y el sagrado del juego multijugador. Y parece ser bastante sencilla, con un balanceo de maza que expulsa a los enemigos, una curación que salta a los segundos de activarla, y un salto como habilidades básicas, será la delicia de algunos de los nuevos jugadores. Entre su árbol de talentos destaca la inclusión del mítico corcel divino, que al igual que sucede en WoW invoca al instante una montura con la que se puede desplazar por unos segundos. Y al nivel 20 podrá desbloquear la mítica burbuja del paladín, con la que volverá a base sin que nadie se lo impida. Ideal para escapar de una situación complicada.

Estará disponible desde el comienzo del evento, así que ya podemos ir ahorrando para comprárnosla. Su aspecto alternativo representa a la archiconocida Harley Quinn del universo de Batman, que podrá acompañar al aspecto del Joker que tiene Junkrat.

El Cañón de Alterac, una flecha de nostalgia directa al corazón del fan

En 2015 llegaron dos mapas del universo de Diablo al Nexo: Campos de Batalla de la Eternidad y los Santuarios Infernales. En 2016 dos de Starcraft: Resistencia en Braxis y la Estación Nuclear. Y en 2017 llegaron dos de Overwatch: el fallecido Hanamura, que fue eliminado del juego para volver en algún momento, y la Fundición de Volskaya. 2018 iba siendo el año del universo de Warcraft.

Y Blizzard ha pensado que recuperar uno de los Campos de Batalla más famosos era la forma ideal de introducir el mundillo en el Nexo. Y enorme acierto. El mapa es visualmente espectacular y guarda mecánicas y referencias a su versión original.

El detalle que más me ha gustado ha sido la sustitución de los núcleos tradicionales por alucinantes jefes finales que ya estaban en el Campo de Batalla original: Drek´Thar y Vanndar.
La guinda del pastel: los cosméticos

Y no podía ser un evento al uso sin la inclusión de cosméticos como estandartes, miniaturas o nuevos aspectos. Muchas de las novedades son reskins o cambios de colores, pero tanto la Horda como la Alianza obtienen nuevos aspectos temáticos para ciertos héroes.

Los de la Alianza no me han sorprendido especialmente, el de Muradin es parecido y el de Varian lo veo bastante sobrecargado, pero el de Auriel como Espíritu de Resurrección me ha hecho mucha gracia.

La Horda en cambio ha salido más favorecida bajo mi punto de vista. Las nuevas skins de Junkrat y de Garrosh son una barbaridad, e intentaré conseguirlas lo antes posible. En unos días dará comienzo el evento, y no puedo tener más largos los dientes de las ganas que tengo de que llegue. Buen trabajo, Blizzard.

Deja un comentario