Impresiones Series X: Yakuza Like a Dragon, un mundo mas fluido

Seguimos aquí repasando los diferentes juegos que aprovechan las bondades de la Xbox Series X y en esta ocasión voy a contarles un poco acerca de los cambios que trae Yakuza Like a Dragon, un título que visualmente no cambia mucho, pero que a nivel de rendimiento es donde más se nota la diferencia.

yakuza like a dragon

Todo se mueve mejor

En su momento les conté un poco de qué va Yakuza Like a Dragon y como su protagonista Ichiban debe levantarse de su caída en desgracia. El iniciar la partida en Series X fue muy sencillo, simplemente descargar el juego, iniciar sesión y cargar la partida. El cambio más evidente es la fluidez del juego.

Les comentaba que en Xbox One se notaban mucho los tirones cuando corres, en el karaoke o en las carreras de karts. Aquí, todo va como la seda, los movimientos son supremamente fluidos, las mecanicas no se sienten forzados e incluso al momento de las batallas es mucho más fácil identificar cuándo se debe hacer un bloqueo.

Yakuza Like a Dragon

Otro elemento que se beneficia bastante son los quick time events. Muchas habilidades requieren que presionemos un botón una o en repetidas ocasiones, para mejorar el daño del ataque. El retraso en One complicaba un poco las cosas, pero ahora, no hay ningún problema.

La velocidad también mejora

Otro cambio notorio en Yakuza Like a Dragon son los tiempos de carga. La versión de Xbox One podría tardar entre dos y tres minutos para cargar después de una misión principal. De igual manera el inicio de cada enfrentamiento tenía su tiempo de espera, no prolongado, pero tampoco era instantáneo.

Yakuza Like a Dragon

Mientras que en Series X, nada de eso. Si, a veces tenemos pantallas de carga, pero esas no tardan más de dos segundos, a veces va tan rápido que incluso se superponen esas pantallas de carga con la tarea a realizar. Me ha pasado mucho al momento de hacer algún examen.

Claro que hay mejoras visuales

No quiero que haya mal entendidos. Yakuza Like a Dragon se ve muy diferente en su versión de Series X, claro que hay diferencias. Especialmente en elementos de la ciudad como los acabados de los edificios, el agua, el reflejo del sol y las luces. Sin embargo, donde se nota más el cambio es en temas de velocidad y fluidez.

No se si este sea el juego con el que todos deban estrenar su consola next-gen de Microsoft, pero para los seguidores de la saga es una buena opción. La historia es interesante, las mecánicas de lucha también son una novedad y nada mejor que disfrutarlo de esta manera tan suelta.

Deja un comentario