De Xbox One a Series X. Un cambio justo y necesario

Soy de los que piensa que las generaciones de consolas deben tener un tiempo prolongado de duración para exprimirlas al máximo. En mi caso, la Xbox One que poseo ya estaba dando señales de haber alcanzado el límite y lo noté con la llegada de Series X. En mi caso, un cambio que era justo y necesario.

xbox series x

Más allá de un capricho

Tengo una Xbox One de la primera generación, de esas fat que buscaban ser un centro de entretenimiento y la cual me acompaña desde 2014. No soy de los que cambia de consola inmediatamente, porque siempre tengo cosas pendientes por jugar y si invertí en un juego, pues quiero disfrutarlo, de ahí esa falta de costumbre.

Con la llegada de la retrocompatibilidad sentí que era posible cambiar de consola pronto y decidí dar el salto, en su momento, a Xbox One X, pero viendo la llegada de la nueva generación decidí esperar a la Series X. Siento que tomé la decisión correcta y también siento que la industria avanza en esa misma dirección, la correcta.

Yakuza, el detonante

No pensé que mi consola estuviera tan desactualizada. Tuve la fortuna de jugar Gears 5 o Forza Horizon 4, por ejemplo, y quedar maravillado por lo bien que se veían. Hace unos días comencé a jugar Yakuza Like a Dragon y sentí que el juego no iba muy bien. No se notaba tan fluido, era evidente el esfuerzo de la consola.

Instalé el juego en Series X y vaya diferencia. No se cuelga, todo fluye y a pesar de no verse muy diferente en cuanto a calidad, el cambio se nota en cuanto a movimiento y mecánicas. Se evidencia de inmediato que esta nueva consola tiene mucho potencial, solo faltan juegos para exprimirla.

Yakuza Like a Dragon

Warzone para confirmar

En los últimos meses he dedicado un tiempo considerable a Warzone. El battle royale de Activision ha resultado ser entretenido y nunca he tenido queja de como luce en PS4 pro, que es donde normalmente lo juego. Pero vaya si me sorprendió cuando lo vi en Series X, es como cuando cambias de gafas, para los que sufrimos de ese mal, todo se ve como un mundo nuevo.

Lo mejor de todo esto es que pude trasladar mi progreso de una plataforma a otra sin ningún problema. No he invertido mucho dinero, pero sí tiempo, que se ve reflejado en operadores, armamento y demás elementos que se consiguen después de jugar y jugar, eso terminó de confirmar que mi decisión, por muy apresurada que me pudiera parecer, fue acertada.

Warzone

Una interesante evolución

Hace años me hubiera parecido imposible poder realizar esa transición que hice a Series X. Tener un juego en una consola y retomarlo en otra con mínimo esfuerzo, me parece increible. Lo de Warzone me terminó de volar la cabeza. Era ver mi contenido de Playstation en una Xbox sin ningún tipo de inconveniente (aunque creo que me faltan unas monedas).

Lo se, esto no es solo algo de Microsoft, sino de Activision y otras compañías que tienen intención de permitir a los jugadores llevar su progreso a la plataforma de su preferencia, pero lo quiero destacar porque se siente supremamente bien, es una transición sin dolor que cada vez toma más forma en esta industria y que a lo mejor en otras es algo común.

Recordé cuando en mis épocas formatear un ordenador era un dolor de cabeza. Disquetes, cds, dvds, seriales. Ahora simplemente es formatear, los drivers se descargan solos, inicias sesión en el navegador y tienes tu información, instalas un par de programas y listo. Lo que más me ha alegrado de esa transición a Series X es precisamente eso, sentir esa evolución.

xbox series s

Nada nuevo que contar

Respecto a la consola en sí, pocas cosas que no se hayan dicho ya. Tiene un diseño genial que se adapta a cualquier entorno. Su potencia es impresionante además de ser supremamente silenciosa. No importa de que generación sea el juego, solo es ingresar a la librería e instalarlo, eso si, la cantidad de opciones a la fecha, gracias al Game Pass, es abrumadora.

Como lo decía al inicio, no suelo hacer este tipo de cosas, pero me siento satisfecho con el cambio, así sea tan rápido. La Xbox One me permitió dar mis primeros pasos en esta santa casa y espero que con Series X sean muchos más los años que los pueda acompañar.

  1. A mi me está pareciendo también un maquinón, lástima que no tenga ningún juego nuevo potente con el que babear con sus prestaciones. Es un poco efecto PC cuando te compras una gráfica nueva, los juegos que ya tenías se ven mejor.

Deja un comentario