Kingdom Hearts 3 es luz

Empezamos fuerte el año con uno de los juegos más esperados siendo lanzado a finales de enero. Kingdom Hearts 3 es la culminación de una franquicia.

Kingdom Hearts era un sueño húmedo para un chaval. Si eras fan de Final Fantasy y. como el común de los mortales, habías disfrutado de las películas de Disney durante tu infancia, la saga te calaría especialmente. Efectivamente, muchos entramos por Disney, y nos acabamos quedando por la misma propuesta de la saga.

Y han pasado casi 14 años desde el lanzamiento de Kingdom Hearts 2 en PlayStation 2. Esos chavales ya están más que crecidos, y siguen soñando con jugar a la culminación de una saga que está más cerca que nunca.

No es que hayamos tenido tiempo para olvidarnos de Kingdom Hearts a lo largo de estos años. Los sucesivos lanzamientos de Spin-Offs y títulos no principales (aunque importantes para una trama cada vez más compleja) han obligado a los fans más acérimos a hacerse con consolas portátiles como la DS para 358/2 Days, o la PSP para Birth by Sleep. Todos títulos importantes para la trama pero desperdigados en diversas plataformas.

Menos mal que recientemente Square Enix hizo el esfuerzo de compilar todos los títulos en packs para PS4, mediante revisiones en HD de los más jugables o mediante adaptaciones en pequeñas películas para aquellos que difícilmente eran adaptables fuera del contexto en el que se habían lanzado (el juego de móviles Kingdom Hearts Union X, por ejemplo). Gracias a estos packs ha sido posible que muchos nos pongamos al día con la saga.

El último especialmente se las arregla para ponerte los dientes largos de cara a Kingdom Hearts 3 con tres títulos: Back Cover: Una película de 1 hora aproximadamente realizada con el Unreal Engine 4 y que nos permite atisbar lo bien que se van a ver las cinemáticas de la tercera entrega principal. Dream Drop Distance, que fue un juego de la 3DS que se ha remasterizado en HD, y que argumentalmente es previo a Kingdom Hearts 3. Y finalmente el capítulo 0.2, que enlaza argumentalmente el juego de PSP Birth by Sleep con Kingdom Hearts 1 y nos permite saber qué fue de uno de sus personajes.

Más allá de la cantidad de nombres o lo ecléctico de la historia, la idea es que muchos personajes pueden jugar un papel interesante en esta nueva entrega. Que se presume que al igual que Kingdom Hearts 1 y 2 cerrará tramas pero que no necesariamente ha de ser la última de la franquicia.

Y por hablar de esta entrega. Poco hay que decir más allá de las grandes expectativas con las que estamos esperando el juego. Un cambio de motor más que esperado tras 2 generaciones de consolas sin realizar uno, mundos de películas de Disney (y de Pixar como novedad) que se ven igual o mejor que las mismas películas. Y un hype desmedido por ver qué sucede con el enorme elenco de personajes que tienen algo que decir en esta edición.

Queda en duda, eso sí, la presencia de sagas o franquicias ajenas a lo que se ha visto. En concreto de Final Fantasy, de la que me gustaría especialmente ver un cameo de Noctis (aunque sus actores de voz ya dan vida a un personaje en Kingdom Hearts). O si habrá nuevos mundos que no se han anunciado, algo que también me gustaría. Finalmente, me hubiera gustado que Square Enix y Disney hubieran ido a por todas localizando al completo el juego en español, es decir, dotándole de un doblaje tan grandioso como el que tuvimos con Kingdom Hearts 2.

El listón está muy alto, solo está por ver si Kingdom Hearts 3 estará a la altura.

Deja un comentario