Final Fantasy VII Rebirth: Impresiones con la demo

Pocas veces te vas a encontrar con una demo, tan esperada a la vez que previsible, como la de Final Fantasy VII Rebirth. Tan solo por el hecho de ponerte encima de ella en el menú de la consola PS5, sin pulsar ningún botón para abrirla, ya merece la pena descargarla.

Tras lo mostrado en el State Of Play de la pasada semana nos quedaba en el tintero ver que se mostraba de Final Fantasy VII Rebirth y no pocos se sorprendieron al comprobar que no había nada, pero en su lugar se anunciaba uno exclusivo del juego de Square Enix. Esto auguraba que lo que se debía mostrar no iba a ser poco, y los rumores de que vendría acompañado de una demo cogían fuerza hasta convertirse en reales tras comprobar que justo al terminar los videos con los detalles del juego había una demo disponible para descargar en la Playstation Store.

La demo, exclusiva de PS5 obviamente, ocupa casi 50GB que no son pocos para tratarse de solo una demo, pero dejan claras las intenciones de Square Enix con esta continuación de Final Fantasy VII Remake. No solo es una parte de Final Fantasy VII Rebirth, sino que la demo consta del primer capítulo del juego final que se lanzará el 29 de febrero, es el inicio de la historia donde se nos muestra el flashback de Nibelheim donde Cloud y Sephirot son compañeros que trabajan para Shinra y acuden al pueblo natal de Cloud para investigar el primer reactor de Makro que se construyó. Está muy bien apuntado esta parte de la demo porque es excelente para los recién llegados para ponerse al día, a la vez que atrae a los fans que han exprimido el Remake y recuerdan los hechos allí acontecidos con un capítulo muy esencial en la trama de Cloud con Sephirot, directo al corazón. Además, está previsto que, a escasos días del lanzamiento del juego final, esta demo reciba un update que añadirá el mundo abierto con la región de Junon, pero esta parte la dejamos para entonces y hoy nos centramos en el capitulo inicial. Destacar que el juego especifica que si completas la demo te podrás saltar esta parte haciendo útil el archivo de guardado creado en la demo para la versión final, cosa que es de agradecer.

Final Fantasy VII Rebirth: Impresiones con la demo

Jugablemente Final Fantasy VII Rebirth es prácticamente igual que su predecesor. Digo prácticamente porque hay algún cambio. La exploración en la zona cerrada es igual a lo que conocemos marcando claramente por donde puedes pasar, por donde puedes subir, que puerta puedes abrir, etc. El cambio está en cuanto sales a lo que era el típico pasillo, que en esta ocasión sigue siendo así pero bastante más polivalente pudiendo subir por zonas en las que antes aparecían paredes invisibles, dándole al recorrido una amplitud que no tenía su predecesor. El combate es lo que se esperaba. El hack n’slahs conocido con elementos RPG en el que cada personaje es muy diferente a otro. En esta ocasión solo lo podemos comprobar con Cloud y Sephirot, pero con la «expansión» lo podremos probar con bastantes más.

Final Fantasy VII Rebirth: Impresiones con la demo

Gráficamente no vamos agarrar al pretexto de «se trata de una demo». Dispone de modo rendimiento en el que debería funciona con una tasa estable de fps y una resolución suficiente y no es así. He probado la demo en una TV 4k con HDMI 2.1 para el VRR y aun así el modo rendimiento tiene una resolución escasa por la falta de nitidez que se le aprecia. En el modo calidad, donde debería verse a 4K, pero con una tasa de fps más baja. Para mi es donde mejor luce esta demo de Final Fantasy VII Rebirth sin duda ya que, pese a el hándicap de los fps, la nitidez es mucho mejor y los fps bastante estables. Espero que esto se deba a que la demo está bloqueada así o que esta demo es de hace mucho tiempo, porque como el juego final llegue así le van a llover críticas. Os dejo con la comparación realizado por el canal analista de Bits donde se puede apreciar perfectamente lo que os digo.

La banda sonora de Final Fantasy VII Rebirth es un escándalo de lo maravillosa que es. Los temas de siempre como jamás los oímos. De siempre este aspecto es muy mimado y pulido, pero se nota ya desde la demo que se ha tenido hincapié aquí. Cuando estas con Sephirot, cuando te mueves por el pueblo, cuando entras en casa de Tifa, cuando avanzas por el mapa o cuando entras en combate. Todo momento tiene su acompañamiento musical y es una delicia comprobarlo. Solo con poner, en el menú de la consola antes de ejecutar cualquier juego, el cursor de la consola PS5 encima del icono de la demo se oyen las notas de la Original Soundtrack que te hacen esperar unos segundos antes de pulsar el botón para arrancar. Es maravilloso, aunque sea solo por el hecho de hacer esto ya merece la pena descargarla.

Square Enix me tiene muy dentro en su equipo con esta demo y con lo visto en el State of Play dedicado exclusivamente a Final Fantasy VII Rebirth. Tras el FF VII Remake no fueron pocas las críticas al estilo de juego que allí se mostró. Que todo se desarrollara en Midgar hacía sospechar que esta nueva trilogía se quedaría en algo más recogido, aunque luego se demostró que daba para una trama bien extensa la ciudad inicial del juego, nada más lejos de la realidad. Todo lo que se ha mostrado es totalmente reconocible por los seguidores de FF VII y la llegada del mundo abierto es lo que todos esperábamos. Seguramente hay que ver mucho más para entrar en profundidad la calidad del producto, pero pinta bien… pero que muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 11 =