Ori and the Will of the Wisps confirma su grandeza

En el ya lejano 2015, Xbox presentaba un juego que sobresalía dentro de sus propuestas first party. Cinco años después y con una gran cantidad de compañías conformando Xbox Game Studios, Ori and the Will of the Wisps confirma su grandeza y se mantiene como un referente dentro de las exclusivas de esta consola.

Ori and the will of the wisps

Versión agrandada

Ori and the Will of the Wisps es una versión agrandada de lo que su primera entrega nos supo ofrecer. Más personajes, más misiones secundarias, más habilidades, muchos más enemigos, más escenarios y un reto mucho mayor en varios aspectos.

Pero no nos engañemos, este nuevo juego no solo tiene mayor tamaño, sino que demuestra la evolución de Moon Studios a la hora de desarrollar, con unos escenarios impresionantes, acertijos bastante interesantes y un score que se ajusta de manera magistral a cada escenario y situación.

Ori guardián de los bosques

En Ori and the Will of the Wisps nuestro protagonista y sus amigos se encuentran en labores de crianza. Un pequeño búho llamado Ku tiene una de sus alas dañadas, pero desea aprender a volar. Sus amigos logran brindarle esa oportunidad y en un desafortunado evento, Ori y Ku son separados durante una tormenta.

Ori and the will of the wisps

Esto los lleva a Niwen, un lugar olvidado por la luz, donde un pájaro (no se que tienen en Moon studios contra estos animales) llevado por la ira, busca evitar a toda costa que a luz regrese al lugar. Inicialmente Ori solo busca reencontrarse con Ku, sin embargo, a medida que recorremos el lugar, nos vamos dando cuenta que la misión de nuestro pequeño y luminoso amigo es más importante.

De una lado para otro

Afortunadamente Ori and the Will of the Wisps no pierde su estilo metroidvania y esto nos obliga a recorrer Niwen de una lado para otro a medida que conseguimos habilidades. Durante esos recorridos vamos conociendo personajes que nos ofrecen misiones secundarias, árboles luminosos que nos otorgan habilidades, objetos ocultos y retos de batalla y velocidad.

En Niwen no hay como aburrirse. Cada una de estas situaciones invitan a explorar más, conocer más personajes y desenredar todos los misterios de aquel lugar, sin dejar de lado el objetivo principal. Lo mejor de todo es que ningún rincón de este bosque tiene desperdicio, ya que visualmente el juego luce fantástico.

Ori and the will of the wisps

Los detalles a nivel artístico saltan a la vista, tanto en los escenarios, con su follaje y detalles particulares, como en nuestro personaje principal. Las animaciones de Ori son muy detalladas y tienen una para cada movimiento, que no son pocos.

Con el sombrero de pensar

Esta secuela nos tiene atentos a cada momento. La cantidad de acertijos es mucha y muy variada. Debo decir que muchos son bastante desconcertantes y nos obligan a utilizar todas nuestras capacidades, tanto las habilidades de Ori, como nuestra motricidad y nuestra capacidad de razonar.

Donde veo que le falta un poco a Ori and the Will of the Wisps es en los enfrentamientos. Ya les decía que los acertijos nos obligan a variar nuestra estrategia, pero los enemigos no, por momentos la combinación inicial de arco, espada y curación fueron suficientes para derrotarlos e incluso algunos no son muy inteligentes y terminaban directamente en las púas o el agua mientras intentaban alcanzarme.

ori and the will of the wisps

Creo que es necesario nivelar un poco ese aspecto, porque se nota mucho el enfoque hacia las plataformas y los acertijos (cosa de la que no me quejo), pero el tema del combate parece un poco descuidado. La cosa cambia un poco con los jefes, donde se tiene una combinación de plataformas y combate muy entretenidos, no son muchos los momentos de esta índole.

Pequeño guerrero

Ori tiene una importante misión y para esto cuenta con muchas herramientas que le permiten superarla. Dentro de las habilidades tenemos algunas que son pasivas y que las encontramos ocultas a lo largo de Niwen y que pueden ser asignadas a las ocho ranuras disponibles. Otras, las que obtenemos de los árboles, se deben asignar a las tres ranuras presentes y que corresponden a los botones X, Y y B.

Sin embargo, existen otras habilidades otorgadas por los árboles, que también son pasivas, como la capacidad de colgarse o sumergirse en la arena. Las combinaciones son muchas y muy divertidas y allí es donde está uno de los puntos fuertes que tiene Ori and the Will of the Wisps, ya que sus controles son tan pulidos, que las combinaciones se pueden realizar de manera muy precisa.

Un cúmulo de emociones

Ya les he mencionado los bellos escenarios que nos ofrece este juego. Pero estos se disfrutan mucho más gracias a su música. Cada escenario y situación cuenta con una ambientación de lujo. Eso, sumado a varios momentos dentro de la trama, cargados de muchísima emoción, nos entregan una fórmula explosiva.

La historia de Ori and the Will of the Wisps gira mucho entorno a la familia, la unidad y la espiritualidad. Todos estos elementos se ven reflejados de manera puntual en los diferentes escenarios, personajes y cinemáticas. Elementos que juntos pueden llegar a generar una interesante carga emocional.

El problema del rendimiento

Cuando los primeros análisis de Ori and the Will of the Wisps comenzar a circular en la red, algunos hacían eco de sus fallas de rendimiento en Xbox One, cosa que pude confirmar. Por momento el juego se cuelga, el menú tarda eternidades en abrir o incluso la aplicación se cierra de manera inesperada.

Ori and the will of the wisps

Algunos elementos adicionales, como logros que se disparan solos o algunos que nunca se entregan (terminé el juego no me otorgaron un par de logros) también hacen parte de los problemas. Uno que llamó mucho mi atención tuvo que ver con el tiempo de juego. Según eso le he dedicado casi 100 horas al título, cosa que no es cierta.

Son detalles que en algunos casos pueden ser mínimos, como el de los logros, pero en otros desesperantes, como los cierres inesperados o incluso la pérdida de los archivos de guardado, cosa que por fortuna no me sucedió.

Conclusión

Ori and the Will of the Wisps se consolida como otro de los grandes juegos que Xbox Game Studios nos ha podido ofrecer. Su calidad visual, jugable y musical son innegables, además su historia, personajes y especialmente sus acertijos, son motivo para estar frente a los mandos el tiempo que sea necesario.

ori and the will of the wisps

Lastimosamente los problemas de rendimiento pueden hacer que muchos se bajen del barco. Es desesperante ver el juego quieto por 1 minuto sin explicación alguna o incluso ver cerrar la aplicación por el solo hecho de entrar al menú y ver el mapa. Esto hace que le reduzca un poco la nota.

Esta secuela tiene más luces que sombras y pienso que hay muchos más motivos para jugarlo que para dejarlo a un lado. Los metroidvania han regresado con fuerza y este título es una muestra más de ello, donde todos los elementos se juntan para entregarnos una experiencia cargada de adrenalina y emoción.

El final deja ciertas dudas en el aire respecto a una continuación, pero eso ya será decisión de Moon Studios y Xbox, lo que sí les puede decir es que Ori and the Will of the Wisps vale muchísimo la pena y es un título que no puedes dejar de jugar.[83]

  1. El juego en si es excelente, pero para mi gusto hay muy poca innovación respecto al anterior, la historia es un calco prácticamente del primero hay que restaurar el bosque (otra vez con la luz del árbol sagrado) las mismas zonas prácticamente agua,hielo,fuego…
    Una cosa que no me ha gustado demasiado es el tema de las habilidades, por ejemplo en el primer juego el doble/triple salto no te lo tienes que equipar en ningún sitio, porque ya es una habilidad que ya posees y solo vas ampliando el numero de saltos consecutivos.
    Solo espero que el próximo juego (aunque este me ha gustado mucho) no sea un mas de lo mismo e innoven hacia algo nuevo.
    Yo le pondría un 88. Versión PC.

  2. Me encantó ,agradezco la adición de personajes en la historia,lograr el %100 es un buen reto sin ninguna ayuda externa ,incluida también cierto mapa de piedra que debe ser lo último en completar para no caer en tentación y saber en dónde se encuentran ítems .40 horas me duró así,paciencia y observación.Se puede morir muchas veces y sin seguir avanzando,aquí uno debe asumir el reto de hacer todo con más cuidado y no terminar una partida con mil muertes.La historia es más de lo mismo con un desenlace diferente .Zelda y Mario básicamente repiten una y otra vez la historia ,la grandeza está en su jugabilidad y aquí Ori 2 ,también lo logra.

Deja un comentario