PS Vita Pets: mascotas con aventuras en la PlayRoom de Sony

Creo que os podéis imaginar las dosis de escepticismo que tenía mientras me acercaba a la PlayRoom de Sony en Madrid a probar PlayStation Vita Pets, creado por Xdev y Spiral House.

Coger el concepto de cierto archiconocido simulador de mascotas que hizo explotar las ventas de Nintendo DS y meterlo en una portátil con las características de Playstation Vita para crear un nuevo juego que mezclaba este concepto con una aventura gráfica no daba buena espina.
Vita, ay, cuanto juego hardcore nos deberías dar y qué poco nos das efectivamente… Debo decir que me ha sorprendido para bien siendo su target los pequeños de la casa. ¿Queréis descubrir los misterios de la isla de Castlewood?

PlayStation Vita Pets Accesorios

Puestos a los mandos, podemos observar que todo se controla de manera táctil. Una consecuencia lógica para un juego que está enfocado a un público infantil que ha crecido con el iPad como principal dispositivo de juego. Lo primero que debemos hacer en el juego es adoptar a un perro entre cuatro razas: labrador, husky, dálmata y collie. A través del micrófono con el que cuenta la consola, pondremos nombre a nuestro compañero perruno. Además, nos haremos una foto para que nos reconozca como su amo y señor -cada vez que empecemos la partida, el perro nos debe reconocer a través de la camara-. Una vez bautizado y acogido en casa, es la hora de hacer caso a nuestro perro a través de sus indicaciones.

Sí. En este juego, los animales hablan para pedirnos e indicarnos cosas, teniendo una personalidad propia definida. Tenemos al macarra -husky- o a un más dulce labrador que no dudarán en pedirnos que nos demos la vuelta para que hagan sus necesidades -que después deberemos recoger con una bolsa-. Por norma general, las peticiones no serán tan escatológicas pidiéndonos comida, agua o que le limpiemos. Si le obligamos a hacer determinadas cosas, puede que el perro no quiera realizar las acciones porque ya esté satisfecho.

Una vez satisfechas las necesidades básicas, podremos empezar a entrenar a nuestro perro en todas las lides que necesitaremos en nuestra aventura. Para ello, necesitaremos juguetes que podrán ser comprados en la tienda con la que contábamos. Para comprar los objetos que necesitamos, tendremos que ganar «puntos de Compi» -a través de diversas acciones- que vienen acompañados de monedas que podremos gastar tanto en los juguetes mencionados como en accesorios para vestir a nuestro perro. La personalización es muy importante ya que posteriormente podremos hacer fotos a nuestro perro, compartir los objetos con nuestros amigos de PSN o simplemente combinarlos de mil y una maneras -nos desentendemos si hacéis atentados a la moda-.

Screenshot2

Nuestro chucho también podrá aprender diversos trucos a lo largo de la aventura como sentarse o tumbarse. Estos podrán ser realizados mediante órdenes de viva voz o con la pantalla táctil sin más utilidad que ver como tu mascota se revuelca por el suelo y hace algunas cabriolas.

Por otro lado, los juguetes son una parte muy importante. Sin ellos, el perro no conseguirá las habilidades necesarias para empezar a explorar la isla de Castlewood. Cada uno de estos divertimentos lleva aparejado un minijuego. Se podía probar el de la bola con el cual aprendíamos la habilidad de recoger lanzándosela al perro; la cuerda de tirar, donde debíamos seguir un recorrido en pantalla; y el olfateo, debiendo pulsar en la pantalla hasta encontrar el tesoro. Cuidado con usar estos juguetes en exceso ya que se pueden romper y tendremos que adquirir otro en la tienda del juego. El segundo de ellos, la cuerda de tirar, nos permitirá empezar a explorar la isla de Castlewood y los secretos que contiene. Pero, ¿cuáles son?

La historia del juego cuenta la historia del Rey Rufus y su perro Cosmo que debieron huir de la isla debido a una invasión que saqueó su reino. Pero antes, escondieron sus tesoros para que algún día, una persona y su perro los encontrarán. Nuestro principal objetivo será descubrir donde está oculta la túnica del perro del Rey Rufus en una especie de pseudo aventura gráfica que permite ampliar el abanico de posibilidades con las que cuenta este título.

Screenshot1

Con este pretexto, saldremos fuera de la casa para explorar todos los rincones de Castlewood y encontrar todos los acertijos dejados por el Rey Rufus. El avance será a través de la pantalla táctil encontrándonos por el camino con caminos secretos, emblemas que deberemos fotografiar hasta conseguir los 30 que desbloquearán un objeto especial, tesoros que pueden ser vendidos en la tienda del juego para conseguir monedas y obstáculos que tendremos que superar mediante el entrenamiento de habilidades o la resolución de pruebas y puzles. Como podéis ver, una nota de variedad en un título que si no fuera así, se quedaría muy corto.

Por último, debemos destacar el uso de la Realidad Aumentada que hará las delicias de los más pequeños de la casa. Con esta aplicación -y con mucha luz en el ambiente-, podremos ver como la mascota virtual se materializa en el mundo real pudiendo jugar con nosotros o acariciarla. Al no contar con una superficie lisa y suficiente luz en la prueba, no pudimos ver con detenimiento como funcionaba correctamente pero tiene visos de ser sólo una mera distracción que abandonaremos rápido.

En definitiva, PlayStation Vita Pets no será el revulsivo que necesita PlayStation Vita pero para aquellos que la tengan abandonada en un cajón y tengan hijos, puede ser una compra que le quite el polvo y haga disfrutar a las nuevas generaciones. PlayStation Vita Pets está claramente enfocado a los pequeños de la casa que verán en él un producto accesible y fácil, sin profundidad jugable pero con muchas tareas por hacer y llevar día a día. Aún así, es cansino por momentos debido a la necesidad de estar entrenando a través de tareas repetitivas a tu perro para avanzar en la aventura. No sabemos si la versión final permitirá superar el tedio de repetir el mismo minijuego varias veces a través de mayor variedad de situaciones o nos veremos abocados a un ciclo continuo.

Podéis adquirir PlayStation Vita Pets a partir del día 5 de junio por un precio recomendado de 29,99€ en su versión física y de 24,99€ en su versión digital. Además, si todavía no contáis con PlayStation Vita, no os preocupéis ya que Sony presentará un pack del juego más la nueva versión del sistema junto a una tarjeta de memoria de 1GB por 199,99€.

Pack PS Vita PCH-2000 + PS Vita Pets

El nuevo modelo de PlayStation Vita, que será vendido con el juego, lleva consigo un rediseño completo de su arquitectura interna, con un 20% más de delgadez y un 15% más de ligereza aunque la pantalla de 5 pulgadas pasa a ser LCD frente a la OLED original. Parece ser que el nuevo modelo aguantará más horas de juego -de 4 a 6- y aproximadamente 7 horas de reproducción de vídeo.

¿Preparados para olisquear el rastro del Rey Rufus y el perro Cosmo?

  1. EjemCopiaEjemEjemBarataEjem

    Los desarrolladores de este por alguna casualidad no tendrán algún pasado con Nintendog? es que es lo mismo sumándole que hay una historia -Cosa bastante interesante y atrayente- y el reconocimiento del dueño esta bastante guapo (ya tienen otra forma de espiarnos XD y nos quejaremos cuando estemos comprándolo)

    Por lo demas decir que es basante parecido por no decir identicamente al juego de nintendo, por un lado me alegro ya que fue una formula revolucionaria y añadido a la realidad virtual puede dar mucho juego a los niños.

    Pero PADRES si me leéis compradle un perro de verdad a vuestros hijos, sí es mas caro a largo plazo y da mas jaleo, pero la diversión con el de carne y hueso es mas y lo puede compartir toda la familia. Se le coge mucho cariño y enseña a los chavales a tener responsabilidades. Y no esperéis que aprenda los trucos u os obedezca como en el juego, llevo 8 años con el mio y aun sigue pasando de mi.

    Y ya para finalizar Muchas gracias por el texto 🙂 un placer leerte.

Deja un comentario