The Centennial Case - resolviendo el misterio de la vida eterna

Lejos queda aquella época en el que los juegos basados en Full Motion Video llegaron a ser el principal reclamo de los arcades de principios de los 80, con títulos como Dragon´s Lair, y posteriormente en consolas como CD-i, MegaCD e incluso PlayStation 2 en el mercado japonés, cuando estaba de moda el anime interactivo. Si bien es cierto que en occidente y en Japón este tipo de títulos aparecen muy de vez en cuando con propuestas más interesantes que otras, es claramente perceptible que nunca han llegado a cuajar en exceso. Sobre todo las que se basan en imagen real.

Y es que una de tantas razones que se le podrían achacar a este tipo de producciones siempre ha sido la falta de presupuesto en la mayoría de los casos, lo cual era inevitable notar que estábamos ante películas interactivas de serie B, que además dejaban casi siempre de lado la parte jugable. Pues bien, en The Centennial Case: A Shijima Story se intenta remediar esas dos carencias históricas del género para intentar ir más allá de ser considerado uno de tantos FMV.

El misterio de la familia maldita

Pero antes de hablar de estos temas, hay que empezar resaltando otro aspecto en el que destaca sobre todo lo demás. Por supuesto, me refiero a la historia que se nos va narrando. Realmente por motivos obvios no podemos destripar en el análisis prácticamente nada de lo que se cuenta, más allá de poder comentar que a Haruka Kagami, una escritora exitosa de novela negra (y la protagonista de la historia) se le insta a investigar a una misteriosa familia con la excusa de documentarse. La petición viene por parte de Eiji Shijima, el experto científico al que esta acude para ayudar en sus publicaciones y que resulta que pertenece a dicha estirpe.

Os preguntaréis ¿Qué tiene de especial dicha familia? Pues que se cree que tienen el secreto de la eterna juventud…además de que cada cierto tiempo no es raro que les ocurra una tragedia. Por supuesto, todo esto se convierte en un asunto mucho más turbio e intrincado de lo que se esperaba, ya que nos veremos resolviendo asesinatos sin resolver que han ido ocurriendo durante el último siglo.

Toda una serie de televisión japonesa…

Como ya digo, poco más podemos comentar del argumento. Solo decir que si sois amantes de las visual novels, la temática japonesa, o directamente del audiovisual nipón (por lo que quizá conozcáis a alguna que otra cara en las capturas gracias a live actions como el de «Shingeki no Kyojin«), The Centennial Case: A Shijima Story os satisfará de manera notoria en ese sentido.

De hecho me he llevado una grata sorpresa en lo relativo a los personajes que abundan en la trama, ya que el numeroso reparto hace un gran papel dentro de lo que estamos acostumbrados en los estándares de este medio y con ciertas dosis de humor que no esperaba y que, salvando las distancias, me han recordado a lo que veíamos en 428: Shibuya Scramble. Además se nota cierto presupuesto, y no solo por el notable lenguaje audiovisual (del que viendo la fotografía, montaje y demás valores, el juego podría pasar por un buen TV Drama japonés de prime time), sino también en lo relativo al cuidado de un vestuario y decoración que abarca las diferentes modas de las eras japonesas del último siglo.

…con partes interactivas

Por supuesto, a raíz de los hechos que se nos van narrando terminaremos involucrándonos en los aspectos jugables de The Centennial Case: A Shijima Story. Básicamente la estructura es prácticamente la misma en todos los casos. Primero se nos hará saber qué misterio ha ocurrido, recolectaremos las posibles pistas que nos harán falta (no todas tienen una función válida, por cierto) y se nos presentarán a los personajes implicados con los que tendremos que interactuar. 

La parte jugable del que os hablaba al principio es el segundo paso de los casos, del que tengo que confesar que a mí personalmente me ha gustado esta propuesta, ya que implica bastante al jugador. Pero entiendo que pueda romper bastante el ritmo del juego, además de que tampoco es que sea un desafío en el que tengamos que darle muchas vueltas y en general puede parecer un poco tosco en su ejecución. Básicamente se trata de una especie de puzle light donde hay que encajar las pistas que hemos recolectado hasta ese momento (que están en forma de hexágonos) en una cuadrícula para conectarlas entre sí y así responder a la hipótesis que estamos razonando.

Cuando lo hayamos hecho bien empezaremos con el tercer paso que simplemente, después de tener bastante de cara nuestra hipótesis, se trata de ir aclarando el misterio y desenmascarar a los posibles sospechosos haciendo saber a los presentes las conclusiones a las que hemos llegado, de los cuales no es raro que se nos rebatan nuestros argumentos e incluso que sean erróneos (lo que nos haría volver a hacer el minijuego del paso dos).

En definitiva

Realmente poco más podemos contar de The Centennial Case: A Shijima Story. En un juego de este tipo, con encontrarnos buenos personajes, una trama emocionante llena de giros y unos valores de producción competentes, poco más se puede pedir. Quizá como puntos malos, tan solo decir que las decisiones que podemos tomar apenas afectan a la historia y que el juego es más corto de lo que pensaba, ya que en poco más de 10 horas se puede completar la trama. No es que sea una duración que penalice al conjunto, pero por alguna razón pensaba que superaría con holgura dicha marca.

Pero ya digo, es muy interesante ver una producción tan del audiovisual japonés en este formato, quizá algo limitado, y que haya llegado a occidente. Por lo demás, tan solo alabar a Square Enix por traérnoslo sorprendentemente traducido al castellano, con la posibilidad de optar por el doblaje inglés y japonés. Por supuesto, esta última opción es la recomendada para experimentar una apuesta bastante peculiar dentro de la juegoteca de la compañía del que hay que celebrar que se salga de vez en cuando de la tangente de los Final Fantasy y compañía. [80]

Deja un comentario