Tras las cámaras de L.A. Noire

Casualmente (o no), tras darse a conocer que L.A. Noire llegará a PC, IGN ha publicado hoy una extensa nota con declaraciones “tras las cámaras” del personal que ha estado en la realización del juego. Haciendo uso del refranero “no es oro todo lo que reluce”, Rockstar y Team Bondi son un buen ejemplo de qué hay tras algunos títulos.

Varios ex miembros del equipo desarrollador de L.A. Noire destapaban, de forma anónima por el miedo a represalias, las condiciones en las que habían trabajado para un título que ha tardado en salir más de seis años. El “peor” parado, en estas críticas, es Brendan McNamara, director y escritor del título. Sobre este señor, uno de los antiguos miembros comenta:

No se podría ir y decirle a Brendan que algo no era factible […] Simplemente, no atendía a razones.”

Entre tantas cosas de las que comentan citan también esa especie de tiránica hegemonía alrededor del personaje. Una persona que solo se escucha así misma y que saltaba a ciertos miembros para acceder directamente a otros sin respetar ciertos escalafones.

Uno de los artistas, con más de doce años de experiencia, comenta:

Crearon un puesto por debajo del junior / principiante, el graduado junior. Creo que para poder pagarles menos […]” Team Bondi fue la primera, y última, empresa de desarrollo para videojuegos para la que este hombre trabajaba. No quiero otro trabajo en la industria del videojuego debido a esta experiencia. La mayoría de los artistas que allí trabajan no quieren hacer videjuegos de nuevo.”

Dramatización

Otro programador, habla sobre la carga de trabajo que suponía el desarrollo del juego:

Cuando uno de los colegas abandonó, heredé todo su trabajo. Desde luego cuando esto pasaba, apenas producías. Por ejemplo, durante un mes, intentando sobrellevar todo y buscando de qué manera podías continuarlo. Esto me pasó hasta entre tres o cuatro ocasiones.”

El resto del artículo sigue encaminado a críticas sobre el vinagres de McNamara, las situaciones algo precarias en depende que cosas, ver desaparecer tus honorarios de horas extras si abandonabas el proyecto y un largo etcétera. Seriamente y siendo objetivos, si empiezas en el mundo del videojuego de esta manera es casi seguro que tu percepción sobre el mismo sea la de un averno poligonal en donde la tiranía se premia más que la comunicación interna.

Me quedo en especial con un fragmento del primer párrafo que abre la segunda página. Según mi forma de pensar, cuando un encargado, jefe o comechochos hace esto ya deja bien claro qué tipo de persona es:

Una cosa es ser un vinagres de puertas adentro, pero era de lo más habitual para él gritar y mearle en la boca a quien fuera, en mitad de la oficina”.

Merece la pena leer cómo no todo es un camino de rosas y que en este mundo no todo son nubes de algodón y unicornios robóticos, también hay cromañones.

Via | PS3P

Fuente | IGN

  1. Pingback: Rockstar y Team Bondi: ¡No aguanto más a tu madre!

Deja un comentario