Un stick para el iPad

Una de las pegas más grandes que tiene el iPad como dispositivo de juego (la única a mi parecer) es la total ausencia de un mando de control. Eso de emular un stick sobre la pantalla puede parecer muy cómodo, pero la realidad es que nuestra mente necesita un estímulo táctil que le diga dónde comienza y acaba el recorrido del mando, amén de que los dedos grasosos dejan la pantalla hecha un asco y los dedos secos (como mi caso) tienden a hacer el efecto chumino en horizontal descendiendo por una escalera a horcajadas.

Afortunadamente colegas como los de Ten One Design han creado un dispositivo llamado Fling que se pega sobre la pantalla del iPad y simula ser un stick, a la par que transmite nuestras órdenes mediante una punta conductora. Sólo me escama que el sistema de sujección son ventosas, que como sabemos es el pegamento más cutre del mundo tras los mocos, pero hoy por hoy es la única solución en el mercado.

  1. De entrada la idea es orgásmica, pero habría que probarlo para dar un veredicto. Aparte, por supuesto habría que ver el precio. Y esperemos que saquen una versión reducida para iPhone/iTouch.

Deja un comentario