Anacronismos, otro puto texto sobre Arte y Videojuegos

Arte y Videojuegos, videojuegos y arte, en este momento estás pensando ¿otro puto texto de Arte y Videojuegos? Venga, a tomar por culo, voy a seguir matando en Bloodborne, eso sí que es arte. Pues sí, otro texto de Arte y Videojuegos, pero te prometo, si has llegado leyendo hasta aquí, querido lector, que este va a ser diferente, lo juro, puedo cambiar, no voy a mentar ninguno ismo, no me dejes, sigue leyendo, por favor, porque lo que tengo que contarte es que el debate sobre si el Videojuego es Arte o no es una puta tontería, aunque hablando más sucintamente es un Anacronismo.

Journey va de Tio Gilito disfrazado de nómada en busca de la Montaña de Oro. ¿O qué pensabas?

Journey, de ThatGameCompany

¿Y qué es un Anacronismo? Un anacronismo es Marty McFly conduciendo un Delorean en pleno siglo XIX estadounidense, un anacronismo es ver a Alonso de Entrerríos conduciendo una moto en plena campiña castellana durante el duro siglo XVI, un anacronismo es ver a William Wallace morir por la libertad romántica en el siglo XIV ¿vamos captando el mensaje? Un anacronismo es hablar de Arte y Videojuegos utilizando el concepto de arte que se manejaba en el siglo XIX o más recientemente, en la primera mitad del siglo XX.

¿Y a qué viene que me cuentes estas historias ahora? Habla de Bloodborne, joder, y no te olvides de ponerle una nota, numérica a poder ser. Esta discusión o este conjunto de palabras mal ordenadas vienen a cuento de la estupenda entrevista que realizaron los compañeros de VaDeJuegos al historiador del arte y fotógrafo Ricardo Lázaro. La primera idea que vino a mi cabeza fue sencilla, por fin, señor, por fin, llaman a un historiador del arte para hablar del tema. En esa, recomendada desde ya, entrevista, que tampoco tiene nota, pero que no bajaría del notable alto, se habla del bien y del mal y de las babas del perro de Paulov y de paso, también se discute de manera superficial los conceptos de arte y museo, y es aquí, señores, donde, si me lo permiten, quiero meter baza, como dijo Alfonso XIII a una de sus mujercitas.

¿Son los videojuegos arte? Por supuesto que sí ¿Es una silla con una rueda encima arte? Joder, si, que le pregunten a Duchamp ¿Es una lata de sopa pintada arte? ¡Claro que sí! ¿Es la cabeza de una vaca muerta cubierta por gusanos arte? Y tanto que es arte, como que fue una de las obras principales que inauguraron la exposición “Sensation” en 1999 en el Brooklyn Museum de Nueva York junto a una Virgen María pintada con mierda de elefanta y rodeada de vulvas. Así que, valientes que han llegado aquí, si una Virgen María hecha con mierda es arte ¿Cómo no van a serlo los videojuegos, por Dios santo? Pero no por la suma de las piezas que lo componen, la literatura, el cine, la fotografía, etc., sino por sí mismo y sobre todo por el reconocimiento externo. Si muchos, todos, dicen que una pared blanca es azul, hasta tu, tontito, acabarás diciendo que esa pared es azul. Las modas, señores, son las que hacen el Arte, y si no que se lo digan al pobre Greco cuando se le ocurrió enseñarle la obra El Martirio de San Mauricio a Felipe II, exiliado, sin regreso, a Toledo, y no vuelvas nunca. Por tanto, antes de seguir digiriendo por dentro la palabra, tendremos que preguntarnos ¿qué coño es el Arte?

The Holy Virgin Mary por Chris Ofili

The Holy Virgin Mary, por Chris Ofili

Aquí viene el problema, el verdadero problema ¿qué entendemos por arte? Como no soy persona fiable en estas lides, haced caso a un hombre mucho más listo que yo, Vicente Verdú (Blog, Twitter):

“Lo que importa, en caso de pretenderse distinto, es traducirse en suceso mediático. Es decir, incorporarse, por la vía de la comunicación, al mundo de los media y a sus titulares. Las vanguardias, cuando provocaban, recibían castigo. Ahora se gana la primera página”

Por lo tanto, ¿qué es Arte? Aquello que es reconocido como tal por los integrantes de los media o el gremio, en definitiva, por el conjunto de la sociedad. Atrás, muy atrás, tan atrás que ya ni tan siquiera se ven, los conceptos de arte como belleza, imitación de la naturaleza, transmisión de mensaje o ir más allá de nuestra realidad han quedado por completo desfasados, ahora, únicamente, se busca transgredir y ser noticia. ¿Cuál es la obra española escultórica más conocida de la actualidad? Franco metido en una nevera de Coca-Cola ¿Cuál ha sido la obra más celebrada de la última edición de ARCO? Un vaso medio lleno encima de una tabla ¿Y si un vaso medio lleno encima de una tabla es arte, no va a ser Monkey Island? Que baje Dios y lo vea si me equivoco.

Pero si no os gusta este hombre, Verdú, que también es pintor, y no muy malo, os cito a otro, el señor marxista materialista genio de la historia contemporánea Eric Hobswam:

“La situación que viven las artes en el siglo XX es análoga. También han pasado a ser redundantes por efecto del progreso tecnológico, y la primera tarea de la crítica debería ser descubrir cómo ha podido pasar y qué ha sido exactamente lo que ha ocupado su lugar.”

Arte, para este hombre, comunista trasnochado, no es pintar a una mujer, u hombre, desnuda con el mejor de los detalles y la mayor exquisitez, sino que en la actualidad, el sinónimo de Arte vendría a ser el señor Andy Warhol, una máquina literal de hacer Arte, tan literal que a su taller lo llamó Libertad, no, eso era un barco, en realidad lo llamó Factory.

Resident Evil a lo Andy Warhol, por Roswell

Resident Evil a lo Andy Warhol, por Roswell

¿Más pruebas de que el Arte, en la actualidad, es todo aquello que nosotros llamemos arte? Por supuesto, claro que sí, vamos allá, un señor francés, de ralos cabellos pero brillantes ideas, tan brillantes que el solo ha inventado una nueva época histórica, el hipermodernismo, Gilles Lipovetsky, comentaba en una entrevista al periódico El Mundo “el Capitalismo ha permitido al Arte entrar en la vida cotidiana y liberarse de su encierro en museos” concluyendo que esto ha provocado que “el Arte haya perdido su identidad” y por tanto todo cabe ahora en ese saco tan gigantesco que es la palabra arte, que se nos lleva la boca nada más decirlo, arte, arte, arte. Por tanto, creemos que a través de estas poco inspiradas letras hemos dado una idea del Videojuego como Arte, claro que sí, igual que una Virgen hecha con mierda o una cabeza de vaca agusanada.

Una vez expuesta esa parte, pasemos a la siguiente, más breve ¿qué pintan los videojuegos en los museos? ¿Y tú me lo preguntas que estás harto de ir a museos y ver las cosas más inverosímiles en ellos como botellas de Anís El Mono? ¿Acaso nadie ha ido a un museo etnográfico? ¿Acaso nadie ha visto sillas, sombreros y hasta el pito de Rasputín en un museo? Y señores, seamos serios, si el pito de Rasputín está en un museo ¿por qué no van a estarlo los videojuegos? Pobrecillos, si no han hecho mal a nadie, no como el cabrón de Rasputín, que por su culpa, en una pequeña parte, la familia real rusa acabó como el rosario de la Aurora, mal, muy mal. Los museos, dentro de nuestra mentalidad colectiva de brillantes humanos son un sitio lleno de maravillas, sitios donde se alzan majestuosos los Velázquez, los Monet, los Goya y los Greco, pero también son sitios donde se alzan los monstruos más sádicos, como el Museo de Cera de Madrid.

El Pene de Rasputín, exhibido en el Museo del Erotismo de San Petersburgo

El Pene de Rasputín, exhibido en el Museo del Erotismo de San Petersburgo

El concepto Museo, al igual que el concepto de Arte, ha perdido su tradicional identidad y se ha convertido en mero receptor de turistas, es una lástima, si, pero al mando de los museos ya no se encuentran grandes intelectuales, sino gestores. Son imanes para el turismo y son, también, centros de distribución y consumo de merchandising. Por tanto ¿es raro que haya un videojuego dentro de un museo? ¿O por el contrario, es normal, ya que provoca que haya más visitas? Creo que la segunda opción es una opción más redonda.

Así pues, resumiendo, ¿es un Anacronismo hablar de Arte y Videojuegos? Por supuesto, si una Virgen María hecha de mierda y una cabeza de vaca llena de gusanos es Arte ¿Por qué no van a serlo los Videojuegos? ¿Y si el pito de Rasputín está en museo, por qué no van a estarlo los Videojuegos?

  1. ¡Muchas gracias Choroman! El artículo viene que ni pintado, gracias por enlazarlo, ilustra a la perfección la intención del texto que se resume en que el arte es una convención social con un interés económico y los museos focos de atracción de dinero, y ya está.

  2. Me ha gustado mucho el texto, pero no consideró los videojuegos como arte en sí ciñéndonos a la definición de arte, aunque sí estén compuestos por diferentes ramas artísticas.

    • Gracias, como siempre, por comentar. Como imaginas, no estoy de acuerdo con tu comentario. La definición de arte clásica se ha roto, no existe ya, porque el contexto que la cubre y le da sentido ha cambiado. Es como seguir utilizando las palabras negroide o mongoloide para definir las razas humanas, en pleno siglo XIX tenía sentido ¿pero ahora? sería una estupidez usarla. Por lo tanto, todo depende de lo que entendamos como arte y como esta palabra es una convención social y cultural, dependerá de nuestro momento histórico, que actualmente está dominado por la economía.

    • Mi opinión concuerda perfectamente con la tuya.

      PD: comparar muchos de los ramadazos de lo que se exponen hoy en galerías de arte o expos con los videojuegos, para darle el calificativo a estos últimos de “arte” precisamente los deja en muy muy mala posición.

      • Creo que me he expresado mal si has entendido así el artículo, no quiero decir que los videojuegos sean arte porque lo demás se ha rebajado, sino que los videojuegos son arte porque la palabra arte es un convencionalismo social y cultural, un convencionalismo que se ha roto y donde todo cabe en estos momentos, por lo que será arte todo lo que llamemos, y estemos de acuerdo, en llamarle arte.

  3. Yo me voy a poner puñetera 🙂 No creo que este texto solvente nada:

    1- Extraigo la idea, y corrígeme si me equivoco (pero creo que la condensas en los últimos párrafos) de que si hoy, a cualquier mierda se le llama arte, los videojuegos, por ende, lo pueden ser. ¿De dónde viene la reivindicación de que los videojuegos sean arte? ¿De mero interés por clasificarlos así? ¿Regalan chapas si conseguimos que todos los acepten como tal? ¿Subvenciones? ¿Son más cool? No, se trata de elevar el videojuego a la categoría de arte para que tengan un reconocimiento del que se supone que carecen, ya que normalmente quedan regelados a mero objeto de entretenimiento, y muchas veces, con el San Benito añadido de “jueguecito para niños”. De ahí es de donde surge la discusión. No veo qué reconocimiento aporta el decir “esto al menos es más valioso que una mierda de vaca”

    2- El conflicto de “qué es arte” y la principal idea que esgrimen los que tachan a los videojuegos fuera de esta disciplina, es por la pura definición artística: que ha de ser un fin en sí mismo, servicio puro a la creatividad y alejado de solventar necesidades y blablabla… Cosas que, el videojuego, a priori, no cumple si nos ponemos metafísicos, filosóficos y reducimos la obra artística a una expresión de las necesidades creativas y demás parafernalia. No viene por equiparar cosas por una calidad total y absolutamente subjetiva, porque estoy de acuerdo contigo en que una cabeza podrida es una tomadura de pelo y un intento desesperado de desbancarse y ser el chachiprogre gafapasta que explora la metafísica ecléctica de la madre que lo parió, pero habrá gente que considere eso arte (por la definición de la que hablaba antes) y que, por ende, no tiene por qué estar por encima o debajo de otra expresión de la misma.

    Tl;dr: creo que la cosa no va por meter al videojuego en el ámbito artístico “porque sí” y “como sea” esgrimiendo que, si hay mierdas que la gente tacha de obras de arte, estos también merecen serlo.

    • Se me ha olvidado añadir que aún así es una reflexión y un punto de vista que no había visto nunca, y está bien ver las cosas a través de otro prisma. Pero no me gusta que uses tantos tacos para intentar darle a texto un tono desenfadado, y lo dice una malhablada de manual :p

    • No he querido solventar nada con este texto, tan solo dar mi opinión sobre el asunto, siento los tacos, si has leído algún que otro texto mío, habrás notado que tengo un tono académico, muy relacionado con mi ocupación principal, la Historia, pero en este, he querido probar un estilo nuevo que no creo vuelva a repetirse.

      Contestando ya a los apuntes que mencionas, estoy de acuerdo con los aspectos que comentas, sin embargo disiento en la concepción de arte, que es precisamente la intención del texto, intentar dar otra visión sobre lo que significa ese concepto más allá de su acepción tradicional ligada a la belleza, la búsqueda de la realidad, la transmisión de mensajes, etc.

      Por otro lado, mi intención es completamente diferente a lo que mencionas en tu primer párrafo, no defino a los videojuegos como arte rebajando a todos los demás, intentado manifestar que la concepción de arte como tal sea roto, es una palabra que ya no tiene sentido como siempre la hemos entendido, sino que ahora, tiene un sentido nuevo, ligado irremediablemente al capitalismo, como lo demuestran Sennet, Verdú, Lipovetsky o Rifkin o Marina en muchas de sus obras. Entender el arte como la belleza, la creación de una obra de arte, como se entendía tradicionalmente, no tiene ningún sentido en la actualidad. Ya no sé busca ningún tipo de liberación ligada a la expresión artística, sino una obra rompedora de la que los medios de comunicación o la crítica se hagan eco, es entonces cuando por fin se crea arte y nace un artista. Así que llamar arte a los videojuegos es un anacronismo, porque la palabra arte se ha roto de tanto usarla.

      Y por último, con respecto al último párrafo, me remito al anterior mío, algo es arte porque se dice que es arte, porque hay un pacto entre una parte de la sociedad o un grupo muy escogida de esta que lo define como arte, sea lo que sea. Como he dicho en anteriores comentarios, perdón si no han aparecido pero mis comentarios parece que no le gustan al servidor, que tarda mucho en aprobarlos XD, la palabra arte es un convencialismo social y cultural, como todas las palabras, que pueden cambiar el significado en cuanto cambie el contexto que le da significado. Ahora mismo no entendemos el arte como se entendía a finales del siglo XIX y por tanto debemos ser honestos con nosotros mismos y entender el arte como una rama más del capitalismo cultural o de ficción en el que vivimos y no ligarlo a las expresiones artísticas tradicionales donde todas las concepciones artísticas si tenían cabida.

      Perdón por extenderme tanto, no sé si habrá quedado clara mi postura, muchísimas gracias por comentar con tanta profunidad, es una alegría poder debatir en estos términos 😀

      • Sigo pensando que, por muy gastado y anacrónico que sea un vocablo, este no pierde su valor sin más.

        Aunque te concedo que casi todo lo que nos rodea es pura mercancía -a buen seguro que conoces La Sociedad del Espectáculo de Guy Debord-, que algo sea masivo o tenga un precio no le quita que no haya un mensaje, o que su naturaleza no resuene en nosotros en años venideros.

        Y no quiero reducir el arte a “todo aquello que me place estéticamente”. Sigo creyendo que, por encima de los gustos personales, hay hitos en la cultura de los videojuegos que redefinen no solo las reglas internas del sector, sino la sociedad entera a largo plazo.

        Que sigamos viviendo en la infancia de la era de los videojuegos -estamos hablando de una expresión cultural que no tiene ni 50 años de edad- no debe servir para ponernos una venda en los ojos y negar que, con casi toda certeza, la cultura de los videojuegos de ayer y hoy van a tener una enorme influencia al guiar los pasos de la humanidad en el mañana.

        ¿O acaso no se tildaba de “puro producto popular” y “mercancía para adolescentes” al comic de los años 30 hasta los 60s? Hasta escritores como Umberto Eco, nacido en Alejandria hace ya 80 años, reconoce la fuerte influencia que Superman tuvo en sus años mozos para formarse un paradigma del mundo en el que le iba a tocar vivir.

        Tengo por seguro que en 20 años habrá más gente sobre el planeta que haya jugado -y disfrutado- de un videojuego que aquellos que no. En cuanto una concepción distinta del arte como la perspectiva del S.XIII y XIV se impone a la concepción anterior, el arte cambia y, con él, la forma de ver el mundo. Estoy convencido que, para bien y para mal -no soy tan naif-, los videojuegos, expresión lúdica de la transmisión de gran cantidad de datos directamente a nuestro cortex cerebral, van camino de lograr lo mismo 🙂

        Ergo, son el arte del futuro. Así lo verán en 100 años – para entonces el template de AKB será una entidad siniente como Skynet y mandará a Roswells T-100 al pasado a matarnos a todos xD good luck!

        • Bueno, yo creo que si se pierde el sentido de las palabras, es algo cultural, te pongo un ejemplo, la palabra comunista surge para nombrar a una secta cristiana del siglo XV, sin embargo y actualmente nadie relaciona esa palabra con esa realidad histórica, se ha perdido ese sentido, las palabras se vacían de significado y adquieren otros nuevos porque somos nosotros, los seres humanos, las que las creamos y utilizamos, no tienen vida propia ni han estado siempre ahí, como las rocas, somos nosotros, utilizándolas, las que las dotamos de significado.

          Por supuesto que existen cosas que están dotas de significado, yo eso no lo cuestiono, hablo del arte como mercancia por el mero hecho que para realizarlo se necesita entrar dentro del sistema social y económico en el que vivimos, el capitalismo, necesitas de un capital y de unos de medios de producción y distribución para poder llevarlo a cabo, la estructura y la infraestructura domina con puño de hierro a la superestructura. Por que solo se extienden mensajes que el sistema quiere que escuchemos, o acaso vemos en televisión la lucha del Tibet por su indenpendencia, o la de los musulmanes chinos del sur del país, o aparece Boko Haram en la televisión todos los días en primera plana, no, nada de eso, no aparecen, los mensajes que captamos están controlados y el sistema les ha dado el visto bueno. porque son rentables. Hasta Postal es rentable, porque la brutalidad también vende.

          La edad de los videojuegos no tiene nada que ver, el cine con cincuenta años de historia y entró y se consolidó como forma cultural reianante de una época, como también la radio o la televisión. La estrucutra, como digo, está ahí, de ahora en adelante solo habrá cambios superficiales. Y bueno, conocer el futuro, es imposible.

          Y con lo que comentas del cómic, la influencia que este tiene sobre la sociedad en nada se le parece al del videojuego, que ha entrado con fuerza en todos los sectores demográficos y es la industria del entretenimiento más importante en términos económicos.

          Y sobre que son o no el futuro, pues no lo sabemos, porque el futuro, no se puede conocer, a menos que tengamos un Delorean tuneado 😀

  4. Por otro lado, simplemente porque el videojuego tiene una concepción grupal o empresarial detrás, no por ello deberíamos obviar sus cualidades “artísticas” (diseño de personajes y niveles, background, sprites, animaciones, guión, etc) y desdeñar el conjunto sin más.

    Lo que ya no existe -en el sentido de que carece ya de sentido o contenido relevante para la historia del ser humano- es el “arte tradicional”. Ahí te doy la razón, y los museos, a fuerza de congelar el momento y exponer las culturas que se fueron, se han vuelto mausoleos de todo aquello que una vez fue artístico.

    Al igual que los mecenas del pre-renacentismo exortaron a los pintores a traspasar al lienzo aquello que antaño pertenecía al muro y los techos de los edificios para poder llevarse la experiencia -¡el producto!- a su casa bajo el brazo, tachar a la Mona Lisa de “simple constructo comercial de su momento” o “entretenimiento visual” sin más me parece reduccionista.

    Ergo, los videojuegos son, como dices, un arte. No el arte de siglos pasados, sino el arte que ha de venir.

    A mi modo de ver, lo que hace Messi con sus compis del Barça encima del terreno de juego es arte. Arte corporal, si quieres. Lo que hacen los desarrolladores de videojuegos, sean equipos indies de pocos miembros o centenares de profesionales bajo la dirección de un game producer, no difiere en demasía: es arte secuencial -como el cine y el teatre, adquiere su significado a lo largo del tiempo en que se muestra a los ojos del usuario/visitante-, y conlleva un mensaje y un significado que excede los límites de su propio contenido mediante la asociación de ideas, conceptos y discurso.

    Que no sea un cuadro o una escultura o un happening como el retrete de Duchamp no lo convierte en menos artístico. Al contrario, que precisamente el videojuego, como retrato de nuestra cultura y momento, no pudiera darse en épocas pasadas por no disponer de los hallazgos científicos -electricidad, electromagnetismo, computación binaria- o técnicos -microsoldaduras, arquitectura de silice, etc-, lo define, más incluso que el cine o la música, como el ARTE de nuestro tiempo. Y es que, ¿acaso los Medici no le encargaban a Leonardo que pintase para ellos obras que, una vez en sus casas, les proporcionase una experiencia placentera cada vez que dirigiesen sus sentidos hacia ellas? No creo que hayamos cambiado tanto como seres humanos, o que nuestro sentido del gozo estético se haya diferenciado tanto del de nuestros antepasados. Algo bonito y bien hecho siempre será una pieza de artesanía notable. Cuando ese algo, además, sea capaz de hablar a generaciones venideras de lo que representa estar vivo aquí, en este instante, entonces el Arte ocurre, y no hay nada de malo en disfrutar de ello mientras dure.

    • Como siempre, muchas gracias por comentar. Precisamente la Mona Lisa fue exactamente eso, un producto, un objeto comercial. Durante esa época, el Renacimiento, pero sobre todo el siglo XV y XVI, la pintura estaba considerada un oficio manual más, como la fabricación de zapatos o sillas. De hecho, los talleres pagaban el impuesto de las artes manuales en lugar de las liberales. De hecho se conservan pleitos del Greco defendiendo esto mismo, que los pintores debían pagar los impuestos relacionados con las artes liberales, y no con las manuales. Y no fue hasta muy poco tiempo atrás cuando los cuadros comenzaron a pintarse y dejar de ser anónimos. Los cuadros, el arte, eran objetos de prestigio, para diferenciarse socialmente, y esa era su función esencial, amén también de la devoción, más allá de las concepciones románticas que luego les hemos añadido al arte en el siglo XIX y sobre todo en nuestros días.

      Con esto lo que quiero decir y es lo que vengo defendiendo en todos los comentarios y el texto es que la palabra arte es un convencionalismo que se apoya en un momento histórico concreto, cuando este cambia, el concepto también, por tanto, creo que es más correcto hablar de manifestaciones culturales, más que artísticas, y dentro de estas manifestaciones culturales los videojuegos son las más importantes de nuestros días, completamente de acuerdo en eso, pero hablar de si los videojuegs son arte o no es una equivocación, porque el concepto arte se ha roto y ya entra dentro todo lo que se le llame arte, incluido, si se prefiere, los videojuegos.

      Como siempre, muchas gracias por comentar 😀

      • “Manifestación cultural”… no sé, me parece que el bombardeo de la franja de Gaza por parte del gobierno de Israel, una corrida de toros o las audiencias de la final de GH VIP en Telecinco también se engloba en esa categoría.

        Sigo pensando que los videojuegos son el nuevo arte -un arte distinto al los anteriores, un ars ludicum, si me apuras, cuyo origen y fin es la experiencia del mismo dentro de unas coordenadas espaciales y temporales definidas-, y que una “manifestación cultural” es lo que esperan los organizadores de mitines en plena campaña electoral o los directores de marketing cuando ponen a un graciosete de turno a cargo del CM de una cuenta de Twitter, geez…. T____T

        • Jeje, manifestación cultural es toda aquella producción del hombre, desde la más prestigiosa obra hasta la herramienta más simple. Aparte vienen las percepciones culturales y los pactos sociales de que es mejor o peor que van cambiando con el tiempo, de acuerdo a los tiempos históricos.

    • “los museos, a fuerza de congelar el momento y exponer las culturas que se fueron, se han vuelto mausoleos de todo aquello que una vez fue artístico”… eso es un piropo que lo sepas xDD

      “No creo que hayamos cambiado tanto como seres humanos, o que nuestro sentido del gozo estético se haya diferenciado tanto del de nuestros antepasados.” Si que ha cambiado sí, y lo sabes… y mucho más si ponemos la misma etiqueta a según que cosas.

      Pd: e independientemente de esto… tio que no puedes intercalar seriedad y cachondeo con esa ligereza xDD

      • Un pequeño apunte a tu comentario, Sendoh, el gozo estético no es un hecho o una idea que haya acompañado al ser humano durante toda su historia, sino que durante siglos se ha reservado a una pequeña élite y es en la actualidad cuando se ha democratizado y universalizado, pero en la actualidad, y no ahora, y con un propósito consumista, todo el mundo en la actualidad hace fotos, escribe o pinta, una gran fuente de negocio para la venta de conexiones a internet, teléfonos móviles, ordenadores, materiales, etc, etc.

  5. @AlbertoVenegas Escribo a parte porque ya hay muchos mensajes por el medio.
    No creo que se deba considerar arte o no los videojuegos por interpretar o reinterpretar la palabra ‘arte’ a nuestra conveniencia. Hay algo muy de moda hoy en día que se resumen en algo tan simple como: ‘por mis cojones’. A mi modo de verlo, dentro de su significado, los videojuegos de considerarse arte deberían serlo por lo que nos aportan. Quién sabe, quizás los videojuegos no se consideren una rama artistica propia nunca pero sí un movimiento artistico diferenciado por la interactividad…

    En el tema de los videojuegos hay mucho complejo, nunca fue un ‘hobby’ serio, bien considerado o de adultos y cuanto más crezcamos los que de niños empezamos con él, y haya más ‘viejos’ practicándolo, mayor será el complejo. Y ni que decir tiene sobre los jovenes de hoy en día, aficionados a los videojuegos y que no hacentan adoctrinamiento alguno. No entiendo la necesidad de esa busqueda de filosofar, teorizar, buscar la aprobación social para que por narices todo el mundo los consideren algo serio (esto último en realidad es de lo que va todo esto de si los videojuegos son arte) si lo único que hay que hacer es dejar que pase el tiempo y dejar que se asiente.

    Sobre lo último que pones, ese ‘goce estético’ que dices hay hoy por haberse universalizado a través de cámaras, internet, etc… hummmm… que la tecnología avance y hoy se viva mejor que hace 50 años y podamos imitar muchas cosas con un clic es una cosa, que cualquiera pueda hacer una foto y aplicarle un filtro y se crea fotogrado o se haga el enésimo selfie en la misma postura o con los mismos morritos… sinceramente, esto no es ni estética ni buen gusto ni ser artista en ninguna de sus ramas (lo siento por medio internet si está leyendo esto y sus pretensiones).

    Se empobrece y devalua mucho el arte (y muchas profesiones) si consideramos arte cualquier cosa, aunque alguien decida ponerlo en un museo. Se tiene que considerar arte un objeto cualquiera y común porque un galerista decida ponerlo en una de sus salas y no porque alguien de mantenimiento haya puesto un estintor en una pared cualquiera o la señora de la limpieza una papelera en un rincón? Entonces arte se limita simplemente a la etiqueta que alguien le otorgue? El arte es mucho más que eso.

    • Jeje, a ver, nunca he dicho que aceptemos a los videojuegos como arte por que hemos transformado esa palabra hasta que han podido entrar los videojuegos, no es eso, es, simplemente, que la palabra arte se ha roto en la actualidad, no significa nada, hay y existen manifestaciones culturales y dentro de estas manifestaciones culturales (todas las creaciones no innatas del ser humano) existen las manifestaciones culturales artísticas y es aquí, en este cajón, donde entran todas las creaciones que se han creado con un fin secundario, de aplacar nuestras secundarias inciendo en cualquier faceta que conozcamos, soprendernos, entreternos, maravillarnos estéticamente, etc. La palabra arte es una entelequia, no existe, porque ha cambiado durante el paso de la historia y por tanto hablar de si el videojuego es o no arte no es una discusión baladí, yerma, que no llega a ningún lado, porque la acepción de arte se ha roto y ahora todo el mundo tiene la suya propia, (el perfecto ejemplo de ello son los comentarios de esta entrada). Al romperse, al perder su identidad definida de búsqueda de la belleza, de la naturaleza, de la transmisión de una idea, etc. todo cabe dentro de la palabra arte, desde los ejemplos que he comentado hasta los videojuegos, por supuesto.

      Creo, también, que otro debate que no debería existir es sobre si los videojuegos son para niños, un hobby, o buscan ser arte para que se tomen en serio, etc., esta discusión en los años noventa me parecía adecuada porque era una actividad marginal, pero no ahora, cuando la mayor parte de la población disfruta de una manera o de otra en los videojuegos, además de que es un sector al alza con unos beneficios económicos espectaculares, por lo tanto, ese debate, en mi opinión, debería borrarse del ámbito del videojuego. El debate sobre si el videojuego es arte o no es más una discusión acerca de la naturaleza misma del videojuego, pero no de su estatus, el estatus está más que consolidado gracias a las cifras de venta, tristemente, lo que determina el éxito o no de un producto cultural

      Ahora bien, las fotos, los selfies, y todo lo que comentas ¿por qué no va a ser arte? de nuevo caemos en el error de definir las manifestaciones artísticas como algo elevado, refinado, etc., no siempre es así, de hecho, ahora mismo, nunca es así, gracias al posmoderniso la cultura popular ha llegado para quedarse, gracias, en parte, al sistema cultural norteamericano, extendido gracias a la globalización. Todo eso son manifestaciones culturales artísticas por su propia esencia, otra cosa muy diferente es que no entren dentro de la idea de arte que tu te has formado.

      Y no, se considera arte si se paga como arte y aparece en los medios de comunicación como arte, tan sencillo como eso, por que, como decían los de la Hora Chanante, el arte moderno, ese mundo de sinvergüenzas 😀 (esto último es una broma, que por aquí se entienden muy mal XD)

      • No caigo ni de lejos en el error de definir las manifestaciones artísticas como algo elevado, refinado, etc. digo que nunca la enésima foto que alguien haga de su hamburguesa podrá sustituir a un bodegón, igual que el enésimo selfie de una adolescente poniendo morritos podrá hacerlo con un auto retrato de Annie Leibovitz o Peder Severin Kroyer.

        El arte no puede ser algo hecho en masa sin talento, o con el banal interés al alcance de un “clic” de cualquiera… eso es olvidarse de los artistas y sus dones o trabajo. Hablas de esencia, estas manifestaciones culturales actuales (que a cualquier cosa también se le llama cultura hoy) son simples “reproducciones”, copias masificadas como quien tiene una foto digital de un cuadro de Van Gogh, le mete un filtro con Photoshop, lo imprime y a ese trozo de papel lo quiere llamar arte y a sí mismo se define como “artista”.

        A todo el mundo le gusta considerarse artista por hacer uso de photoshop, instagram o hasta por posar, pero ser artista y crear arte son “otras cosas”.

        Pd: Los videojuegos por mucho que se hayan normalizado y por mucho que vendan, siguen teniendo un aura marginal e infantil que aún le va a costar años en quitarse de encima. Supongo que el tiempo que sus consumidores tarden en madurar. Ojo, no digo crezcan, sino maduren que es diferente.

        • Equivocas los conceptos de cultura, cultura es, por definición, todo aquello no innato del hombre, todo lo que crea, desde la foto más tonta hasta el premio nacional de fotografía.

          Esas fotos no podrán sustituir a un bodegón nunca porque desde nuestra percepción social y cultural, desde nuestra cultura, y nuestro punto de vista, único y subjetivo, nunca general y definitorio, entendemos que el bodegón es mejor, pero eso no quiere decir que sea mejor. Actualmente Van Gogh es mucho más conocido que Alma Tadema, sin embargo en vida el primer no vendió ni un cuadro y el segundo se convirtió en una persona inmensamente rica. En aquella época se entendía la obra de Alma Tadema como la sublimación del arte y la obra de Van Gogh como la de un loco, pero ahora ha cambiado la percepción social y cultural del arte, ha cambiado la palabra en sí misma, y se le da más valor al Van Gogh que al Alma Tadema. Las palabras, los conceptos, los prejucios, las escalas cambian, nunca permanecen.

          Por lo tanto, vivimos en una época que no podemos decir que es arte y que no es de manera general, simplemente tenemos que manifestar nuestra conformidad o disconformidad con el mundo que nos rodea de la única manera que nos han dejado, no consumiendo o no participando de determinados aspectos con los que no estamos de acuerdo.

          Si los videojuegos son marginales, algo relacionado con la niñez y el pasatiempo de unos friquis ¿qué hacían hoy, una mujer de sesenta años a mi lado en el mentro jugando a Candy Crush o qué hace, entonces, la ludificación (o gamificación) en grandes empresas? Otra cosa es que los que hemos disfrutado en la intimidad de los videojuegos durante años nos resistamos a perder algo tan nuestro como los videojuegos, que nos neguemos a compartir nuestro secreto, nuestro pasatiempo favorito, porque nosotros ya jugábamos antes de que fuera popular 😀 Esto último es una opinión pura y dura.

  6. Yo pienso que es el tiempo el que define el concepto del arte.

    Tenemos una historia que nos enseña que movimientos cambiaron la sociedad, su forma de pensar y entender, y al final, de como conocer que somos ahora y porque. En esto tiene el arte siempre ha tenido una funcion indisociable.

    Quizas sea temprano para definir al videojuego como arte, pero tengo la seguridad (y esto ya es personal) de que sera un elemento esencial en su definición.

    • Muy de acuerdo Roswell, pero el tiempo no es un agente histórico como si lo son los hombres, por tanto el que definirá el concepto de arte serán los hombres de un tiempo futuro.

      Pero existen movimientos artísticos, como las vanguardias, el impresionismo, etc., que no se consideraban arte, de hecho estaban muy mal reconocidos y se concentraban en un Salón de los Rechazados, y ahora fíjate, pintos famosos de la época ahora son completos desconocidos, así que a saber que nos deparará el futuro 😀

      Y si, quizás sea temprano, pero el artículo no iba por ese camino, era simplemente que la discusión sobre si el videojuego es arte o no realmente no es importante, que el ojo se asienta sobre un tema que realmente no es fundamental para el desarrollo de la industria, porque donde hay que situarla, en mi opinión, es en el videojuego como manifestación cultural y como esta incide o se relaciona con la sociedad presente, que es lo que estoy intentando realizar en mis textos en AKB.

      Como siempre, gracias por comentar, y sobre todo por esa cabecera tan alucinante del artículo.

  7. Alberto, aunque ya haya comentado anteriormente, te lo tengo que reafirmar ahora: tus entradas, con tu particular enfoque, es una de las características que le dá más vidilla a este sitio, sobre todo vidilla de la de pensar, no de la de “clic and consume”.

    Y con respecto al tema que nos atañe, a parte de ser la página que más propoción de comentarios críticos bien desarrollados he leído sobre este mismo asunto, diré que ayer, tras haber leído vuestros comentarios, no pude evitar preguntarle a mi novia, Licenciada en Historia del Arte, por el significado, definición o acepción universal.
    Sus palabras tal como esperaban fueron un. “mmmmmm” seguido de “que pregunta más difícil”, “no sabría responderte, el concepto de arte actual es como el de la filosofía”.

    Tras debatir sobre que el arte clásico sí se fijaba por unas normas, pautas, reglas y dogmas, surgió la siguiente pregunta: “¿tú dirías que los videojuegos son arte?”; y esta vez su respuesta fué casi instantánea “no gordi, no lo son”. A mí, que el tema este me importa más bien poco, siendo mis 2 principales motivos para jugar a un videojuego PRIMERO su jugabilidad y SEGUNDO su dirección artística, tampoco incurrí mucho en ese seguro “NO”.

    Pero ahora aquí el verdadero motivo de este comentario: mientras hablaba con ella, surgieron varios motivos de porque el arte va más allá que un cuadro o una catedral en su sentido físico, académico o útil. El patrimonio artístico de un país, cuenta la historia misma del país, su cultura y sociedad.
    Y esto Alberto, es un tema cojonudo del que creo que se podría hablar en una de tus nuevas entradas (si te place por supuesto): la historia, no de los videojuegos, sino de las personas involucradas en ella, desde desarrolladores hasta usuarios, desde hace 20 años hasta ahora, desde aquellos que apenas recibian información procedente de Japón en sus cuartos-zulos de 3 metros cuadrados hasta la explosión pública de niños y niñas indeseables (su mayoría) en forma de youtubers.

    • Muchas gracias, para mi es un placer intentar crear este tipo de debates, porque sinceramente los disfruto.

      Respecto a lo que comentas, en otra página, ZehnGames, he escrito algo que quizás te interese: http://www.zehngames.com/tag/condicionantes-historicos-del-nacimiento-del-videojuego/ son siete partes donde intento reflexionar sobre como ha cambiado el videojuego a la sociedad y viceversa a lo largo de su Historia. Espero que te guste 😀

      • Muy interesanet Alberto. Me lo leeré en cuanto tengo tiempo (ahora mismo está dificil). Aún así, y para aclarar aun más el tema al que me quería referir es a lo que dijo @Sendoh en un comentario de más arriba: el mundo del videojuego siempre a sido un “hobby” no muy bien considerado, de personas muy inmaduras o con ciertos tildes infantiloides, con un caracter más bien apático o apartado del resto de la sociedad. Vamos, de gente con mucho complejo y “rara”, para no andarnos con rodeos o tecnicismos.

        Y lo que más me preocupa, y he aquí por lo que he nombrado a youtubers y demás, es que, han pasado 20 y pico años desde la aparición del videojuego y, sus consumidores son, en su mayoría, gente que sigue teniendo estas carencias, complejos y taras sociales, aunque ahora les parezca que no es malo o peor, que está de moda y mostrarlo por un canal de video a millones de personas, es “guay”.

        Pedimos que los videojuegos sean un deporte y un arte, cuando en 20 años esta “cultura” solo ha evolucionado a nivel de empresa, no ha nivel de colectivo. Están en alza los software, no la gente que los consume.
        Incluso en aquellos que se consideran más serios, maduros y con la cabeza más fría se siguen dejando llevar por cosas como la publicidad, la siguiente saga de juego favorita, EL HYPE… colandole en la prensa notazas a juegos con millones en publicidad (eso lo he visto en esta santa página y en otras como en 3djuegos, ya es ridícula la cuota de veces) y luego a los meses decimos “creo que me dejé llevar por el hype”….

        Y mejor no hablo de lo del “deporte virtual”.
        Esto es más o menos de lo que creo que deberíamos de hablar, de nosotros y nuestra evolución, en la siguiente entrada.

        Gracias

  8. Si una mayoria dice que una pared blanca es azul,sere necio pero sigue tan blanca como siempre .Que la gente viva su estupidez avanzada a gusto ,que no pienso seguirlos.Que los museos se llenen de tantos y diversos objetos tiene explicacion ,todo tiene un lugar en la historia,luego entonces tambien en un Museo.Esta concepción del arte que es lo que quiera la gente como arte ,es la maxima expresion de un relativismo totalmente desmedido.Que os pareceria que la mayoria de la gente dijera que el pito de rasputin es un videojuego,Eso no ¿verdad?.Simplemente no hay quien se trague semejante …(mentira).

Deja un comentario