Yo-kai Watch 2 es puro vicio

Hoy os vengo a hablar de una época más sencilla, en que todo tenía que hacer era decidir que juego le iba a pedir a los reyes magos, no era fácil, pero os puedo asegurar que si Yo-kai Watch hubiera existido en aquellos años la decisión hubiera estado clara.

Yo-kai Watch 2 Fantasqueletos/Carnánimas ha conseguido hacerme sentir algo que hacia años que no sentía. Probablemente si hubiera existido en esa época en la que frecuentaba el parque de debajo de mi casa con un bocadillo de Nocilla en una mano y mi fiel gameboy en la otra hubiera dedicado más horas a coleccionar yo-kai que a jugar al futbol.

Centenares de bichitos con su propia personalidad que puedes conocer, decenas de misiones secundarias, una historia y un mundo sólidos donde los yo-kai no son solo herramientas sino amigos, que se relacionan entre si, con las personas con las que conviven y que tienen sus propias cosas que contar.

Yo-kai Watch si te he visto no me acuerdo

Nos levantamos una mañana y nuestra vida se ha vuelto normal, el Yo-kai Watch ha desaparecido nuestros amigos yo-kai también y ninguno guarda recuerdos de lo sucedido. Bajo esta premisa vamos a tener que buscar a nuestros compañeros Jibayan y Whisper y a descubrir las intenciones de Argentea y Aurea.

Yo-kai Watch 2 Fantasqueletos/Carnánimas cuenta una historia que ya hemos visto mil y una veces en nuestras series y películas favoritas. Un niño o niña especial que se relaciona con unos seres mágicos que solo él puede ver y que se ayudan mutuamente para salvar el mundo.

Pero precisamente esa es su fortaleza, se sabe dirigido para los más pequeños de la casa e intenta transmitir cosas positivas a los jóvenes. Con ejemplos constantes como; el hecho de cruzar la calle, la importancia del dinero, lavarse las manos, intentar resolver los conflictos sin violencia o viajar en transporte publico para ir pueblo a ver a nuestra abuela.

Des de Nintendo han hecho hincapié en el contexto en que este juego salió en Japón, Yo-kai Watch 2: Fantasqueletos y Carnánimas llegó en 2014 pocos meses después de la popularización de la saga. Des de Level-5 creyeron en la posibilidad que muchos de los nuevos jugadores no conocieran las bases, lo que explica la necesidad de introducir un tutorial para los nuevos jugadores jóvenes que llegan.

Con Yo-kai Watch las apariencias engañan

El sistema de batalla sigue siendo especial. Contamos con una rueda con seis yo-kai con los que luchar en combates 3 contra 3. El control del jugador se limita a acciones en su gran mayoría de apoyo. Eliges que compañeros están en el frente, repartes objetos curativos, los purificas cuando tienen estados alterados, marcas objetivos y activas ataques especiales.

La mayoría de peleas que encontramos a lo largo de la historia son casi tramites para conseguir loot y niveles de experiencia, aunque como los combates los buscamos nosotros se pueden evitar sin problema. Pero os puedo asegurar que Yo-Kai Watch es muy japonés y algunos de los jefes van a hacer que lo pasaseis mal. Habría que hablar seriamente con los diseñadores de jefes orientales, no hace falta que los diseñéis para ser una pesadilla, por suerte no hay necesidad de grindear, con un poco de habilidad y suerte cualquier jefe puede ser derrotado.

Así pues los fundamentos jugables permanecen intactos excepto por la inclusión de unos nuevos ataques potenciados que gastan la energía de los tres yo-kai para potenciar una única habilidad.

A lo largo de mis 25 horas de juego no me he encontrado con muchos problemas, más allá de los jefes, para superar el juego aunque hay una capa subyacente con bastante profundidad, que se manifiesta por ejemplo en las naturalezas de los Yo-Kai. Todos tiene una actitud que ofrecen algunas características y beneficios en combate, pero este tipo de elementos casi pensados para un competitivo PVP permanecen más bien escondidos y no han hecho aparición en mi partida donde me he centrado en el juego individual.

Un mundo que me quiero creer

Otra de las virtudes de este Yo-kai Watch yace en su representación de las ciudades y su mundo. Por primera vez en un RPG japonés de estas características no me ha costado nada acostumbrarme a su mundo, el diseño de los pueblos, sus distintas zonas urbanísticas y rurales, el uso del transporte público. Todo está diseñado con tanto mimo que parece una recreación.

Yo-kai Watch se esfuerza mucho en crear una sensación de realidad y verosimilitud en sus ciudades y como te relacionas con ellas. Otros en su lugar las convierten en mapas cuadriculados que terminas recorriendo por obligación en busca del siguiente lugar donde comprar tus consumibles o curar a tu equipo.

La personalidad de cada escenario queda patente tras cada paso; la oficina de papa, el pueblo de la abuela, la tienda de relojes, la escuela, grandes urbes, zonas naturales o incluso la estación de tren de una gran ciudad y la de un pequeño pueblo todo tienen sentido en su contexto. Por ejemplo, des de la estación principal puedes coger trenes en todas direcciones y des de una más pequeña vas a tener que hacer transbordo e incluso combinar con autobuses.

Es una obviedad que el propio Yo-kai Watch y todo lo que le rodea está diseñado para los niños y niñas, pero des de Level-5 no han obviado a su publico más adulto. Me han sorprendido en gran medida algunas de las situaciones y referencias a la cultura popular que he encontrado.

Por ejemplo en cuando viajamos en el tren suceden eventos aleatorios, nos encontramos con combates y personajes, uno de ellos en particular me dejó bastante intrigado. Un señor con traje se nos acerca y nos regala un libro que se llama “Date Vida” que nos ayuda a cambiar la naturaleza de los Yo-kai. Ese señor es claramente un representante de alguna religión que está regalando uno de sus folletos y aunque nuestra protagonista lo recibe escepticismo lo acepta con educación.

Coger el transporte publico es un buen ejemplo de como han cuidado la ambientación, he de confesar que una de las veces que cogí el tren me confundí de línea. Tenía que coger el exprés para llegar antes y por no leer el cuadro de información cogí el que paraba en todas las estaciones. Que 3 minutos más buenos pasé sentado en mi vagón hablando con Jibayan y Whisper.

Este tipo de situaciones como la aparición de un gurú de la tecnología llamado Steve Jaws, que te quites las zapatillas al entrar a casa, lo convierten en un juego muy especial.

Un juego con opciones

Yo-kai Watch 2 Fantasqueletos/Carnánimas pueden convertirse con mucha facilidad en pozos insondables de horas, gran cantidad de misiones secundarias, multitud de modos multijugador, el simple placer del coleccionismo pero pese a todo puedes obviar todos esto y simplemente disfrutar del arco principal del juego.

Yo-kai Watch 2 es un juego al que apetece volver a grindear a buscar objetos precisamente porque no te obliga a ello. Si me tengo que quedar con un aspecto que me haya sorprendido ese va a ser sin duda su mundo y ambientación. Todas las zonas están muy cuidadas y llenas de encanto es un lugar por el que apetece pasear e incluso a veces de forma literal, perderse. [75]

    • realmente ha sido de esos juegos que he tenido que apartar de mi mirada porque si no me comia gran parte del tiempo que tengo para jugar, para los chiquillos y chiquillas super recomendable

Deja un comentario