Dark Souls 3: Vídeo comparativa entre PS4 y Xbox One

Algunos de vosotros seguro que ya habéis podido hincar el diente a Dark Souls 3 gracias a la posibilidad de comprar el juego, semanas antes de su lanzamiento en Europa, a través de la store japonesa de PS4 y Xbox One.

Dark Souls 3

Digital Foundry, los expertos en gráficos de Eurogamer, también han podido hacerlo y, gracias a ello, podemos tener ya una comparativa de rendimiento entre las versiones del juego de PS4 y Xbox One. Al parecer, la consola de Sony vuelve a ganar en esta ocasión la partida, con una resolución de 1080p por los 900p de One y una tasa de frames más estable, aunque también indican que hay en algunos sectores en los que la consola de Microsoft luce mejor.

Además, bajo mi experiencia personal (compré Dark Souls 3 ayer tras mucho pensarlo y después de pelearme con todo el proceso para comprar en Japón), os diré que pese a que el rendimiento sea superior en la consola de Sony, la versión para Xbox One también es una pasada a nivel técnico. Ni os daréis cuenta de que va a 900p y tampoco notaréis aquellas temidas bajadas de frames de otros Dark Souls.

Por aquí el vídeo:

  1. En lo personal creo que es más importante el concepto de comunidad y en qué plataforma encontraremos a los colegas con los que queremos jugar que 6 frames abajo o algún borde dentado.

    Al margen de esto, me resulta un poco decepcionante comprobar que tanto el DS3 en ambas consolas como el Bloodborne en PS4 no sean capaces de moverse por encima de 30fps de forma estable.

    • Eso díselo a los diseñadores del juego, que prefieren quitar fps para meter gráficos más tochos. Cosa totalmente comprensible en un juego de este estilo.

      • No, si en eso estoy de acuerdo. En este tipo de juego yo también prefiero mayor carga gráfica con un framerate estable, pero a lo que voy es que ni los Souls ni Bloodborne me parecen tan tochos y aún así petardean a 30fps cuando hay otros juegos como Forza 6, MGSV o Battlefront que se ven y se mueven de lujo en resoluciones altas.

        Por ejemplo, si ves Bloodborne en primeros planos te das cuenta de que ni el modelado ni las texturas son para tirar cohetes. DS3 parece ir por ahí también. Donde tienen un currazo es en los bosses y sus animaciones a mano; en el movimiento del pelaje, las transformaciones, morphing etc… ves detenidamente a Ebrietas y flipas de cómo está animada cada parte de sus tentáculos aunque luego tenga clipping.

        Visualmente son juegos que destacan más por su elaboración artística que por aprovechar el hardware donde corren.

Deja un comentario