Ace Attorney: Apollo Justice Trilogy, una renovación a medio camino

Capcom sigue con la tendencia de reeditar sus alocadas aventuras de abogados, y de títulos medio relacionados como Ghost Trick, trayéndonos en esta ocasión este Ace Attorney: Apollo Justice Trilogy.

Si bien hace unos años relanzaron los juegos que empezaron todo para posteriormente por fin localizar aquellas entregas de la serie principal que se quedaron en Japón, ahora es el turno de la trilogía que venía a renovar la saga después de dar en principio por finiquitada la época de Phoenix Wright, el mítico letrado protagonista del primer arco de esta querida franquicia.

Abogados detectives

Ya sabéis cómo son los Ace Attorney ¿no? Juegos donde manejamos a unos abogados que siempre están envueltos en problemas, ya sea defendiendo a gente que a priori tiene todas las de perder o donde incluso en alguna ocasión han sido acusados de algún crimen de manera injusta. Jugablemente tienen una estructura diferenciada en dos: investigación y juicio. En la primera básicamente exploraremos escenarios y conversaremos con testigos, inspectores y acusados entre otros para recabar información que utilizaremos a nuestro favor en el posterior juicio.

En esta segunda parte estaremos cara a cara frente al fiscal de turno y el juez donde deberemos defender a nuestro cliente enseñando pruebas que hayamos recabado en el momento justo del juicio, que suele ser en la línea de diálogo pertinente.

Una trilogía que venía a renovar la saga…

Además de este tipo de loop, en esta trilogía que viene justo después de la original se añadieron novedades no solo en materia jugable, sino que fueron más allá. Mismamente Apollo Justice, la cuarta entrega de la serie que salió en 2007, sirvió como reboot, cambiando de protagonistas y añadiendo ya gimmicks típicos de NDS (recordad que la trilogía original salió primero en GBA, por lo que nos llegó a occidente fueron conversiones posteriores que apenas aprovechaban las capacidades de Nintendo DS).

Por ejemplo ahora teníamos la posibilidad de interactuar con evidencias como pasaba en el capítulo extra del primer Ace Attorney en la versión de NDS, una especial forma de encontrar pruebas gracias a diversos utensilios introducidos para la ocasión cuando explorábamos los escenarios y la utilización del poder del brazalete de Apollo en los juicios para intentar discernir si nos mentían al tener la oportunidad de señalar ciertos tics nerviosos de la parte declarante. Mención especial a su banda sonora, de las mejores de la saga a mi parecer a pesar de no estar compuesto por el compositor de la primera trilogía. La música en esta entrega tiene cierto protagonismo porque de hecho hay un caso que va sobre una canción concreta que ya en su día me pareció de lo mejor de esta cuarta parte y me ha gustado revisitarla en esta reedición.

…pero que se quedó a medio camino.

La historia y los pertinentes cambios aplicados en Apollo Justice personalmente siempre me gustaron (Apollo me cae bien y Trucy me gusta más que Maya), pero entiendo que después del mítico Trials & Tribulations y el cambio del reparto, el juego no cuajó del todo en su día. Realmente, a pesar de los esfuerzos del equipo y del propio Shu Takumi, que a su juicio ya no veía necesario seguir la historia de Phoenix (de ahí ese cambio de reparto), al final este tipo de mentalidad rupturista no salió del todo bien ya que en Dual Destinies, la quinta entrega que salió en 2013,  se le volvió a dar prácticamente todo el protagonismo al mítico abogado “pelopincho”.

Una entrega que ya salió en 3DS con un apartado gráfico renovado en 3D, con escenas de animación dobladas incluso y que nos permitía explorar algún escenario que otro cambiando de ángulo y con nuevas formas de analizar hechos, como analizar el habla de la gente a cargo de Athena Cykes, una de nuestras nuevas ayudantes a partir de dicha entrega, así como la reconstrucción de hechos mediante recapitulaciones ramificadas a cargo de Apollo. Y ojo, introdujo un capítulo vía dlc que también está disponible en esta nueva edición y que nos llevará unas cuantas horas acabarlo. 

Spirit of Justice, quizá la entrega más equilibrada de la trilogía

En 2016 su secuela, Spirit of Justice, también hizo lo propio con esto de añadir un caso extra que también se ha incluido en Ace Attorney: Apollo Justice Trilogy. Una entrega mucho más fantástica en cuanto a que gran parte de la historia se cuenta desde un reino imaginario de tintes budistas llamado Khura’in, donde en los juicios hacen caso de unos espiritistas que muestran los ultimos momentos de la victima en cuestión sin ir más allá, por lo que los abogados no existen. Craso error cuando nuestros protagonistas pasan por allí, ya que ver cómo se desmonta esa mentalidad es de esos puntos más gratificantes de toda la saga. 

En esta entrega la mecánica añadida en los juicios es justo la que se utiliza en dicho país mediante dichos mediums: analizar los últimos momentos de cada crimen, donde deberemos buscar inconsistencias en el relato pausando la secuencia en el momento justo y señalar el punto donde vemos lo que no encaja. A esto decir que me ha parecido poco intuitivo y muchas veces he tirado de seleccionar al tuntún sin pensar mucho, lo cual no es buena idea, pero es que ya digo que no me ha quedado claro qué hacer en más de una ocasión. Por lo menos podemos pedir consejo a nuestro ayudante si estamos atascados, esto era una de las novedades de las entregas de 3DS que siguen presentes en la recopilación.

Buena trilogía, pero quizá por debajo del resto de entregas

Lo cierto es que Spirit of Justice es una entrega con mucho fan service en cuanto a reencuentros con personajes anteriores de la saga y con ciertos parecidos con Trials & Tribulations debido a la importancia que se le da al tema espiritismo, algo que o amas u odias debido a que hay mucha manga ancha en cuanto a la verosimilitud de los hechos. En fin, es una entrega colofón de una trilogía, por lo que cumple aquello de ser un cúlmen emocional más acusado que en el resto de entregas de acompañamiento. Además por lo menos en Spirit of Justice se nota algo más de presencia de Apollo, no en vano se supone que es el protagonista de esta recopilación aunque no lo parezca en muchas ocasiones…

Aún con todo, y sin ser malos juegos en absoluto, cabe decir que algunas de estas secuelas son de lo más flojo de la franquicia. De hecho, como mencionaba, Shu Takumi no tenía pensado hacer más entregas después de Trials & Tribulations. Y es que aunque al final estuvo presente en Apollo Justice como guionista y supervisor, no volvería a retomar los Ace Attorney hasta The Great Ace Attorney (si obviamos aquel spin off con el Profesor Layton). En fin, que mientras jugaba notaba que fallaba algo en cuanto al interés de muchos de sus casos y es porque en parte esta trilogía corre a cargo de una especie de equipo B de Capcom.

Extras de estas versiones

Al igual que en anteriores recopilaciones y en la de Ghost Trick, en esta ocasión tenemos varios extras como un modo museo donde ver ilustraciones y diseños conceptuales varios de cada uno de los juegos, así como ver trailers y las secuencias animadas. También una sección donde escuchar la banda sonora que cuenta además con una selección de 14 temas con arreglos orquestados. Decir que en ese apartado el compositor original, Naoto Tanaka, tampoco trabajó en esta trilogía porque se fue de Capcom después de la tercera entrega, por lo que estar ante una serie de capítulos hecho por un equipo ajeno a la original que suelen considerarse superiores es evidente. 

De este tipo de añadidos es bastante curioso que hayan añadido un modo llamado “Animation Studio” donde podemos crear «escenas» a nuestro gusto con cualquier personaje de la trilogía asignándoles secuencias de animaciones varias, música de fondo y lugar. Está gracioso el añadido, pero está muy limitado y su uso la verdad es que no sirve de mucho más allá de ver las animaciones del personaje que queramos. Pero bueno, ahí está. Decir que podemos jugar de manera automática, donde la historia y juicios avanzarán sin que hagamos absolutamente nada. Ah, y si jugaste a alguna entrega anteriormente y quieres rememorar ciertas escenas, ahora podemos ir directamente a la sección del capítulo que deseemos sin empezar desde el principio y además poder seguir la historia desde ese punto.

Acabando con una de cal y otra de arena

Como es habitual en este tipo de recopilatorios de la serie de Capcom, el juego está en siete idiomas…pero no en español. Decir que la versión de NDS de Apollo Justice fue el último que estuvo traducido en su día, pero como pasaba en Ace Attorney Trilogy aquí incluso la entrega que estaba en nuestro idioma nos llega en inglés. Sigo sin entender que los juegos de esta saga hayan salido así recientemente en nuestro mercado, muy mal por Capcom sinceramente.

Por lo demás, estamos ante unos juegos que, aún con sus problemas, no dejan de ser interesantes para el jugador habituado en la serie o que tenga interés en su sistema de juego e historia. Hay que recordar que esta serie de reediciones vienen en gran parte para ponernos al día y prepararnos para una nueva entrega. 

Por otra parte es cierto que ya en su día el arco de Apollo perdió originalidad con respecto a episodios anteriores, pero se incorporaron ciertas novedades que no desentonan y que rompen un poco la monotonía de una serie que ya entraba en su madurez. También estamos hablando de tres juegos que son muy disfrutables y larguísimos ya que nos llevará unas 80 horas acabarlos (16 capítulos en total, además Dual Destinies y Spirit of Justice son especialmente extensos). Y por supuesto, aunque se hagan de esperar en ocasiones, esos momentos espectaculares y efectistas donde damos la vuelta a los casos sigue más que presente para nuestro regocijo. Buenos juegos los que hay en Ace Attorney: Apollo Justice Trilogy, quizá un escalón por debajo del resto de la serie, Investigations inclusive, pero muy recomendables al fin y al cabo. [70]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 13 =