Juicios en el siglo XIX - Análisis de The Great Ace Attorney Chronicles

Después de demasiado tiempo de sequía, vuelven a occidente las historias de abogados made in Capcom con The Great Ace Attorney Chronicles, un pack que contiene las dos precuelas de Ace Attorney ambientadas en el Japón de la Era Meiji y el Londres Victoriano de finales del siglo XIX.

Y esta vez protagonizadas en su mayor parte por Ryunosuke Naruhodo, el antepasado de nuestro querido abogado “pelopincho”, en el que tendrá que resolver diez casos acompañado de personajes de la cultura pop de la época. Todo con el sello caricaturesco que nos tienen acostumbrados en esta ya mítica saga.

Por fin salen de Japón…pero en inglés.

Ya sin ninguna esperanza de que alguna vez se lanzasen en nuestros lares estas últimas dos entregas de Ace Attorney, en Capcom por fin ha recapacitado y se han sacado de la manga estas conversiones localizadas que salieron originalmente en el mercado japonés para 3DS entre los años 2015 y 2017. Y consiguiendo muy buenas críticas en la prensa nipona.

Pero bueno, están localizados… pero solamente al inglés. Y no es que sea un inglés muy amigable a decir verdad. Y es que que veremos diferentes jergas debido a los numerosos personajes de diferentes estatus y nacionalidades que pueblan estas dos entregas. El caso es que en esta ocasión Capcom ni se ha molestado en traducirlo al francés o alemán. Lo que indica que la compañía japonesa sigue considerando a Ace Attorney como una propiedad intelectual menor. Una pena en ese sentido. Y más viendo como han salido en español títulos como 13 Sentinels: Aegis Rim o Sakura Wars.

Un pack que nos costará meses terminarlo

Quien haya jugado anteriormente a alguna entrega de la saga, sabrá que son títulos bastante largos. Y debo decir que, en este caso, posiblemente estamos ante los dos juegos más extensos de los Ace Attorney (o por lo menos eso me ha parecido). Eso tiene ventajas e inconvenientes. Por una parte, el precio del juego lo amortizaréis de sobras. Y lo cierto es que ambos títulos forman parte de un todo que no se entiende de manera individual, por lo que a priori suena bien que nos vayamos a encontrar mucho contenido. 

En cambio, esto hace que a veces se haga un juego muy pesado. Y no porque sea largo (que también, unas 50 horitas), sino porque hay momentos más interesantes que otros que se podrían haber ahorrado. Lo que quiero decir es que ambas entregas podrían haber formado un solo juego en su día, obviando ciertos casos que aportan poco. Porque sí, noto que hay “relleno”.

Mismamente la primera entrega me ha dado muchas veces la sensación de una falta de avance y ritmo muy alarmante. Esto también pasa en los juicios. Si en títulos anteriores tenía sentido que se alargaran porque aparecían nuevas pistas y testigos a última hora, en The Great Ace Attorney Chronicles el jugador, en más ocasiones de las que deberían, se hace a la idea muy pronto del culpable sin que suelan haber sorpresas finales. Y cuando ves que estos se alargan de manera “tramposa” (como diálogos que no acaban nunca), hacen que el ritmo e interés de la historia decaiga. Y esto es algo que no me había pasado antes en un Ace Attorney.

Como he dicho, ambos títulos no se entienden de manera individual. Y esto también tiene sus pros y contras. Vale que hay más historia que contar, pero también hace que hayan momentos en el que uno se sienta un poco perdido. Por ejemplo, en la segunda parte, hay partes en el que tendremos que hacer memoria de los hechos del primer juego para poder atar cabos. Lo que nos puede hacer pensar que quizá se ha intentado abarcar más de lo necesario al extender la historia más de lo debido.

¿Fotos instantáneas a color a finales del siglo XIX? Pues esto no es nada…

Otra cosa que no sé cómo tomármela es que se haya optado por meter en la narración ciertos dispositivos electrónicos que no tienen lugar en una historia ambientada hace más de 120 años. Por ejemplo, hay momentos en el que dependemos de lo captado por una “cámara de seguridad” que hace muy irreal el juicio en el que la susodicha es una de las pruebas importantes. Y eso no es nada, porque si os digo que hay hologramas y máquinas que permiten el teletransporte…

Vale que en anteriores entregas era normal que hubiesen elementos paranormales, que incluso servían para resolver casos. Pero siento que en estas nuevas entregas sobra lo que he mencionado. Por lo menos si apareciesen en forma de curiosidad lo podría tolerar mejor. Pero cuando el avance de la historia depende de algunos de estos artefactos…hay un problema.

¡Protesto!

Dejando de lado la parte de conversación/investigación, que posiblemente es de las más básicas de la saga, está claro que el elemento más importante de un Ace Attorney siguen siendo sus juicios. Esto es, básicamente, interrogar a testigos y presionarlos o enseñarles pruebas para que cuenten toda la verdad y que el caso de turno vaya avanzando. 

En estas dos entregas hay una novedad bastante interesante, que es simplemente interrogar a más de un testigo a la vez y que podremos presionar de manera individual. Lo cierto es que tampoco me ha parecido una novedad que cambie mucho la estructura del juego, pero está bien tener estas pequeñas novedades. En estos juicios, además, tenemos trabajo extra, ya que nos tocará convencer a seis miembros del jurado (muy influenciables, todo sea dicho) para salir airosos del tramo en el que estemos. Ahí es cuando en estas ocasiones nos tocará revelar las contradicciones de los miembros del jurado.

Eso sí, debo decir que aún a día de hoy todavía no acabo de entender que en esta saga haya un número de fallos máximos que podemos tener al declarar o aportar una prueba a la acusación o testigos, ya que podemos guardar y cargar en cualquier momento de la aventura. Esto hace que se pueda optar muchas veces por el ensayo y error cuando nos quedamos atascados. Y esto último nos puede pasar con mucha facilidad, porque hay veces que no tenemos claro cómo avanzar en la defensa/acusación de turno. 

Curiosamente hay algún que otro capítulo en el que el juzgado no hace acto de presencia. En estos casos, y aprovechando que la figura de Sherlock Holmes (bueno, Herlock Sholmes) está presente en casi todas estas situaciones, la mecánica principal constará en resolver casos mediante “el baile de la deducción” después de haber recogido todas las pistas posibles de nuestro entorno. Básicamente esta mecánica se basa en corregir las declaraciones de Sholmes de manera más exacta, ya que el Sherlock de estos juegos no deja de ser una parodia que tira más hacia la parodia humorística. Pero bueno, esto no deja de ser marca de la casa, porque ojito también como han retratado a Natsume Soseki…

Restos de Nintendo 3DS

Hay momentos en el que se nos insta a simular el efecto 3D de Nintendo 3DS de manera «natural». O sea, cruzando nuestros ojos.

En Akihabara Blues hemos tenido acceso a la versión PS4, pero The Great Ace Attorney Chronicles seguramente se ajusta mucho mejor a una consola portátil. De hecho se nota que estas entregas son de Nintendo 3DS, ya que hay partes de la historia que se juega mucho con el gimmick 3d de la ya descontinuada consola. Esto hace que esos momentos se noten muy descafeinados o no vengan a cuento. Y, como ya digo, el ritmo narrativo de The Great Ace Attorney Chronicles no es que necesite más “relleno” del que ya hay.

Por cierto, este pack contiene algún que otro extra que originalmente eran de pago (trajes para tres personajes principales) que salieron en las versiones de 3DS. Además se han incluido las pequeñas mini historias que se desbloqueaban si se jugaba a la primera entrega. Y hay alguna que otra cosa nueva, como menús con ilustraciones o la banda sonora. Vamos, que se agradecen estos añadidos. 

Terminando

A pesar de que ambos juegos son muy buenos exponentes de las aventuras de texto del mercado, The Great Ace Attorney Chronicles es difícil de recomendar más allá de su público objetivo. Y este no deja de ser su “fandom”. Que salga en inglés está claro que no dice mucho a su favor. Pero que buena parte de los hechos que se cuentan hagan que el ritmo se haga tedioso en más momentos de los necesarios, es un problema. Eso sí, si sois fans de la saga está claro que estas entregas no se deben pasar por alto.[70]

Deja un comentario